lunes 04 de enero de 2010 - 10:00 AM

Usted se sube a Metrolínea sólo con esta tarjeta

Los usuarios del Sistema Integrado de Transporte Masivo, SITM, más conocido como Metrolínea, se moverán con dinero de plástico.

Es decir, la espera de los ‘vueltos’ o el cambio durante el cruce de la registradora de los buses pasará a la historia con este nuevo dispositivo. Se trata de la tarjeta inteligente, que desde hoy hasta el 31 de enero, según Metrolínea, será entregada a los usuarios en distintos puntos de la ciudad de manera gratuita.

La estrategia hace parte de la campaña de socialización para que los futuros usuarios del sistema conozcan cómo deben hacer uso de esta ficha.

Son 140 mil dispositivos los que entregará el personal del SITM durante caravanas, en los buses de transporte urbano convencional y por medio de un juego interactivo que será lanzado en los próximos días en la página web de Metrolínea.

Los usuarios también pueden adquirirlas en las taquillas de las estaciones del sistema, mostrando una factura de servicios públicos correspondientes a los estratos 2 y/ó 3.

De igual forma, por un valor de $3.000, los pasajeros pueden comprarlas en las tiendas de los barrios y los puntos de venta de Campollo y Apuestas La Perla.

Según Félix Francisco Rueda Forero, gerente de Metrolínea, las personas que ingresen al sistema y no tengan la tarjeta inteligente no pueden movilizarse en la flota verde durante este mes.


Mayor tecnología

Un chip inteligente dentro del dispositivo es el encargado de almacenar y enviar información a todo el sistema operativo de Metrolínea.

'Cuando el usuario acerca la tarjeta al ‘validador’ o verificador dispuesto dentro de los buses, ésta manda una señal al sistema y transfiere los datos. De esta forma se activan los accesos a la flota, se verifica el crédito con el que cuenta el usuario y si puede hacer uso del servicio', explicó el funcionario.

La misma tecnología que se va a implementar en Bucaramanga es utilizada en el sistema de transporte masivo de Pereira, Megabus.


Viaje a crédito en el SITM

Una de las ventajas de la tarjeta inteligente para el usuario es el sistema de viaje a crédito.

Los pasajeros que no tengan dinero en el dispositivo y necesiten movilizarse, pueden hacerlo.

Luego, en el momento en que vuelvan a utilizar el servicio de transporte y la tarjeta sea recargada, el sistema automáticamente descuenta el valor que éste le debe a Metrolínea.

El viaje a crédito será implementado cuando se termine el periodo de prueba y el montaje tecnológico y operativo del sistema.

Además, los pasajeros deben registrar la tarjeta ante Metrolínea y Tisa, empresa encargada del sistema de recaudo en el SITM.

'Hasta ahora hemos definido 7 puntos para personalizar la tarjeta. En el momento que sea necesario informaremos a la comunidad para que acuda y personalice el dispositivo', aseguró Carlos Arenas, gerente de Transporte Inteligente S.A., Tisa.

No existen varios modelos de tarjetas inteligentes, aseguró Óscar Caselles, director operativo Metrolínea. El usuario siempre va a encontrar la misma.

'Si uno observa dos tarjetas son iguales. Pero luego de la personalización, internamente el dispositivo cambia, pues se graban los datos y la información que entregue el pasajero al sistema. Esto es conocido como identificación personal del usuario con la tarjeta', dijo Caselles.


LISTA

Ventajas de personalizar la tarjeta inteligente

1.En caso de pérdida el usuario puede bloquear el dispositivo.

2.El pasajero puede hacer transferencia del saldo que le quedaba en la tarjeta perdida comprando otra.

3. Quien no tenga crédito en el dispositivo puede hacer uso del sistema de viaje a crédito.

4. La tarjeta puede ser recargada por el valor que el pasajero desee. No tiene un límite.

5. En el futuro, teniendo en cuenta los convenios que Metrolínea haga con algunas entidades, los usuarios pueden obtener descuentos en el valor del viaje.

6.Monedero electrónico. Dentro de unos años, el dispositivo puede ser utilizado como una tarjeta débito para hacer compras en supermercados, almacenes de cadena o centros comerciales. Eso está contemplado dentro de los alcances de Tisa y Metrolínea.

 

Desde el bus alimentador hasta llegar a la estación

Al abordar el bus alimentador en el barrio, el usuario debe deslizar la tarjeta por el ‘validador’ o lector del dispositivo. Este sistema le informará al pasajero si tiene o no crédito para movilizarse en el sistema.

Allí se hace la transacción y el valor del pasaje es descontado. A partir de ese momento, el molinete, una especie de registradora que impide o permite el paso del pasajero en el bus alimentador, se desactiva para que se dé el ingreso.

El bus alimentador lleva a los pasajeros hasta una estación para hacer el trasbordo a un bus articulado o padrón. Antes de ingresar al lugar, el usuario debe volver a deslizar la tarjeta por el ‘validador’, situado en la entrada del lugar.

En aquel lugar no se descuenta nada, pues el usuario se encuentra dentro del SITM.

Ya dentro de los buses, no es necesario usar la tarjeta inteligente. Sólo se debe esperar a que llegue el vehículo, se abra la puerta y el pasajero aborde.

Tenga en cuenta que si usted está dentro del SITM y se equivoca de recorrido, puede bajarse en una estación, volver a mirar el recorrido y montarse nuevamente hacia su destino.

En el momento en que el pasajero sale del sistema y si quiere volver a ser uso de servicio transporte, debe volver a cancelar el valor del recorrido. Es decir, $1.400.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad