miércoles 03 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Usuarios piden a Metrolínea seguridad y más buses

Seguridad en las estaciones y puentes peatonales, más puntos para personalizar la tarjeta inteligente, horarios reales de las salidas y llegadas de los buses y más rutas alimentadoras, son algunas de las peticiones que los usuarios le hacen a Metrolínea.

Aunque algunos pasajeros expresan estar conformes con la agilidad, rapidez y modernidad del sistema, otros piden una pronta solución para mejorar el Sitm.

De esta forma, Metrolínea comienza a ser evaluado por los usuarios de la capital santandereana.

Por considerarlo de interés para nuestros lectores y la comunidad en general, Vanguardia Liberal presenta las respuestas de las autoridades encargadas de la operación del Sitm, sobre las quejas que han hecho llegar los usuarios del mismo.


Horarios de salida y llegada de buses

Algunos pasajeros que desean movilizarse en buses alimentadores desde Limoncito, en Floridablanca, el barrio Porvenir, aseguran haber salido a las paradas a las 10:00 p.m. y no encontrar servicio.

Otros llegan el domingo a las estaciones del centro y esperan hasta 15 minutos la llegada de un bus articulado ¿Cuál es el horario real del cierre de la operación y hasta qué horas se pueden esperar los buses?

Responde Metrolínea: 'El servicio es hasta las 11:00 p.m. El primer bus alimentador sale en el día a las 4:30 a.m. desde una parada en Floridablanca. En la noche, el último sale a las 9:45 p.m. y llega a la estación de Lagos sobre las 10:25 p.m. En cuanto a los alimentadores que recorren Cañaveral, el último inicia su recorrido a las 10:50 p.m. y finaliza a las 11:30 p.m', explica Forero.

'El bus articulado comienza su recorrido desde la estación de Lagos hacía el centro a las 10:30 p.m., llega hasta el centro y finaliza en su punto de partida a las 11:00 p.m.', añade el gerente del Sitm.

El último bus padrón que va desde Bucarica hasta la UIS, sale a las 9:45 p.m. y pasa a las 10:00 p.m. por la estación de Cañaveral. Debe estar en la UIS a las 10:25 p.m., y regresa a la estación de Cañaveral a las 11:00 p.m.


Más rutas alimentadoras

Los usuarios de sectores como Provenza, Porvenir, El Diamante y la transversal oriental piden más buses.  Uno de los puntos de mayor congestión por la falta de buses alimentadores es la estación de Provenza, donde los usuarios aseguran haber esperado hasta 15 minutos la salida de un bus hacía Porvenir y Dangond.

Responde Metrolínea: 'En Porvenir se están despachando buses alimentadores cada 5 minutos. Lo mismo se está haciendo desde la estación de Provenza hacía los barrios. Por ahora estamos estudiando la entrada de más buses al sector del Reposo, el Terminal de Transportes, Zapamanga y San Bernardo. Con el Área Metropolitana y la Dirección de Tránsito vamos a realizar operativos para sacar buses convencionales de las vías por donde ya transita Metrolínea', expresa el gerente del Sitm.


Limpieza en las estaciones

Dentro de las estaciones no existen canecas para arrojar las basuras por cuestiones de seguridad. Sin embargo, los pasajeros aseguran que esto es indispensable para no arrojar papeles y recipientes al piso.

Responde Metrolínea: 'Estamos diseñando canastas para la basura. Son un tipo de bolsa colgante para evitar el riesgo de que metan algún elemento y se ubicarán antes de entrar al validador para que las use', explicó Rueda Forero de Metrolínea.


Soledad en los puentes peatonales y estaciones

Los habitantes del sector de la autopista a Floridablanca que utilizan Metrolínea, aseguran que se sienten inseguros dentro de las estaciones, especialmente después de las ocho de la noche.  Tres lugares especialmente generan desconfianza: las estaciones y puentes de Cañaveral, Hormigueros y Payador.

La comunidad pide mayor presencia de la policía a lo largo de los puentes peatonales y que el personal de Metrolínea esté atento a la llegada, entrada y salida de usuarios del sistema.

Responde Metrolínea: 'La seguridad en cada una de las estaciones del Sitm es de 24 horas. A las 10:00 p.m. llega un vigilante y está hasta las 6:00 a.m., cuando entran los efectivos de la Policía, dos en cada estación, y se apoyan con el personal de Metrolínea, que siempre está para ayudar a los pasajeros. Además, existen cámaras de seguridad', asegura Félix Francisco Rueda, gerente del Sitm.

Responden las autoridades: 'Un grupo de 70 efectivos está dispuesto a apoyar la operación de Metrolínea. Algunos están en las estaciones, otros patrullando las vías y otros sobre la carrera 15. Están desde las 5:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. Antes de finalizar marzo entra un grupo de policías bachilleres con la misión de apoyar la seguridad en los puentes peatonales', aseguró el general Yesid Vásquez Prada, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.


Personalización y venta de tarjetas

Largas filas y congestión tienen que enfrentar los usuarios que desean personalizar y comprar la tarjeta inteligente. El servicio que los pasajeros ven como necesario en caso de pérdida del plástico recargado, se está volviendo una tarea dispendiosa y una pérdida de tiempo.

Responde Transporte Inteligentes S.A., Tisa: 'La recarga de las tarjetas entre semana es desde las 5:00 a.m. hasta las 11:00 p.m. Los fines de semana es hasta las 10:00 p.m.', explica Carlos Arenas, gerente de la empresa de recaudo.

La venta de tarjetas también está relacionada con la programación de buses que tenga Metrolínea; es decir, 'algunas estaciones cerrarán antes porque el bus ya no vuelve a circular y ha terminado el recorrido. Lo mejor es mantener el plástico recargado', agrega Arenas.

Sobre la personalización de la tarjeta, 'habilitamos dos puntos más dentro del sistema de estaciones. Ahora contamos con ocho puntos y vamos a reducir el número de casillas en el formulario para que la diligencia sea más rápida. Sin embargo, pedimos paciencia, pues estamos trabajando para mejorar'.


Falta de cultura ciudadana

La principal queja: hombres y adolescentes no respetan el uso exclusivo de las sillas azules de los buses para mujeres embarazadas o con niños en brazos, así como personas de la tercera edad.

Igualmente, motociclistas y conductores invaden el carril exclusivo del Sitm, especialmente sobre el carril del viaducto García Cadena, y algunos pasajeros intrépidos, que no quieren subir por los puentes peatonales, cruzan la autopista y se montan por las barandas de las estaciones.

Responde Metrolínea: En todos estos temas apoya la Policía Metropolitana, la Dirección de Tránsito y el personal de Metrolínea.

Sin embargo, dice el gerente Rueda Forero, 'muchos pasajeros no respetan y por más que se les dice que se levanten de los asientos, no les interesa y no se levantan'.

Sobre las personas que atraviesan la vía, dijo que 'los agentes están atentos sobre esto, especialmente en la estación de Provenza, pero a la gente no le gusta usar los puentes peatonales y esto sí es falta de cultura ciudadana', expresa el gerente de Metrolínea'.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad