domingo 26 de febrero de 2017 - 12:01 AM

UTS, primera entidad en contar con un espacio cardioprotegido

Un paro cardiaco le puede ocurrir a cualquiera en el lugar menos esperado. De hecho, en Santander se estima que cada año se producen más de 20.000 episodios de este tipo, ocasionando cuatro veces más muertes que los accidentes viales.

¿A qué viene el dato?

A que muchas veces no estamos preparados para enfrentar este tipo de emergencias.

Pensando en ello, las Unidades Tecnológicas de Santander, UTS, diseñaron una zona ‘cardioprotegida’, convirtiéndose así en la primera institución de educación superior en contar con ese servicio de asistencia médica.

Se trata de un lugar que dispone de los elementos necesarios para asistir a una persona durante los primeros minutos tras un paro cardíaco.

El próximo 8 de marzo, las directivas de las UTS en cabeza del rector Omar Lengerke Pérez, inaugurarán este servicio que, entre otras cosas, beneficiará a los más de 20 mil miembros de la comunidad académica, entre estudiantes, docentes y personal administrativo de dicha institución.

Le puede interesar: Alcaldía reportó que superó el impase de las becas con las UTS

Talento local

Lo mejor de este proyecto es que es una iniciativa de un estudiante del programa de Tecnología en Electromecánica. Hablamos de Leonardo Efrén Suárez Ballesteros.

Él, con el apoyo de las directivas de las UTS, diseñó este sitio en pro de la prevención, la capacitación y la atención en primeros auxilios en caso de un eventual paro cardiorrespiratorio a un integrante de la comunidad educativa.

De esta forma, las Unidades darán cumplimiento a la Ordenanza No. 061 del 2014 de la Asamblea de Santander, que establece la obligatoriedad de desfibriladores externos automáticos en lugares con afluencia mayor a cien personas.

“Esta ordenanza fue sancionada y firmada por nuestro Rector, cuando cumplía funciones de gobernador encargado”, recordó el joven diseñador.

“Como estudiante encontré su apoyo para adoptarla en las UTS. Lo que buscamos es reducir las muertes por paros cardiorrespiratorios”, señaló el estudiante.

Leonardo Suárez es el coordinador del Proyecto Santander Cardioprotegido, de la Fundación Proyecto Salvavidas.

Según él, utilizando un desfibrilador en los primeros minutos, las posibilidades de sobrevivir de un paciente afectado superan el 75 por ciento.

La atención con el desfibrilador también estará a disposición de toda la comunidad de la Calle de Los Estudiantes.

“Con esta iniciativa, vamos a salvar muchas vidas de todos los miembros de las instituciones educativas de la Ciudadela Real de Minas”, puntualizó el alumno.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad