jueves 06 de febrero de 2020 - 12:00 AM

“Vamos mal en salud”, santandereanos están insatisfechos con el sistema

¡Rajados! Así le fue a Santander en el primer análisis del Índice Departamental en Salud, InDes, realizado por el centro de pensamiento ‘Así Vamos en Salud’. El estudio reveló que el Departamento ocupó el puesto 26 entre los 32 departamentos y el Distrito Capital.
Escuchar este artículo

Con una media de 56 puntos, en una escala de cero a 100, Santander ocupó el puesto número 26 entre los 32 departamentos del país, en el Índice Departamental en Salud, InDes 2019.

Tal medición, realizada por el Centro de Pensamiento ‘Así Vamos en Salud’, busca hacer seguimiento a los indicadores oficiales de salud, así como rastreo a las políticas públicas del sector con el propósito de contribuir a mejorarlas.

Augusto Galán Sarmiento, director de la institución, explicó que los resultados no buscan acusar o juzgar a alguien en particular, sino presentar áreas de oportunidades para el mejoramiento.

“Santander tiene grandes desarrollos en materia de salud, competitivos en el ámbito nacional e internacional. Sin embargo, en la región se necesita trabajar más en la eficiencia, en la integración entre lo público y lo privado, en el mejoramiento de las condiciones de talento humano y en una formación más pertinente para la atención primaria en salud”, dijo.

María Eugenia Triana Vargas, secretaria de Salud de Santander, señaló que la situación de salud en el departamento es inquietante y supone grandes retos.

“Nos vamos con una gran preocupación, un puesto 26 es bastante deshonroso. Una de esas grandes falencias es la percepción en el servicio de salud. Solo el 1% corresponde a una apreciación positiva de parte de los usuarios. Esto ocurre por la falta de oportunidad en la prestación del servicio, la falta de accesibilidad de manera efectiva, la demora en las consultas, entre otros aspectos. En conclusión, la atención en salud en el departamento registra muchas dificultades que tenemos que mejorar. Ese será el reto...”, aseguró la funcionaria.

Lea también: Estudiantes en Santander pierden hasta 18 horas de clase cada semana por falta de pupitres.

Las dimensiones del InDes que se tuvieron en cuenta en esta evaluación corresponden a la triple meta del sector: obtener los mejores resultados en salud, con la mayor satisfacción para los ciudadanos y contribuyendo a que los recursos sean sostenibles. Este es el panorama:

Opiniones de los usuarios

Esta dimensión, que mide la satisfacción de los usuarios frente a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y las Empresas Promotoras de Salud (EPS) es el más bajo en Santander. Se registra un acumulado de 34 puntos.

Según explicó Augusto Galán Sarmiento, hay una gran insatisfacción en el acceso a los servicios por cuenta de la oportunidad en la distribución de medicamentos y en la atención de consulta interna.

“El tema general es el acceso a la prestación de los servicios. Aquí hay una queja generalizada de la población santandereana, un área que se puede y se debe mejorar”, mencionó.

Al respecto, María Eugenia Triana, secretaria de Salud de Santander, señaló que mejorar la red de atención del departamento es una prioridad. Agregó que se debe determinar cuál es la ruta efectiva con el paciente, desde su atención inicial hasta el nivel de alta complejidad que necesite.

“Tenemos que enfocarnos en la atención primaria en salud, en atender la promoción y prevención de la enfermedad, evitando que los pacientes lleguen a los hospitales a ser atendidos por enfermedades de alta complejidad, sino al contrario, que desde la atención primaria detectemos y prevengamos la enfermedad, de manera que tengamos una población mucho más sana, y que esto nos permita brindar una mejor calidad de vida a los ciudadanos”.

Transparencia y anticorrupción

El Eje Gobernanza está compuesto por una sola dimensión que sintetiza el análisis de las políticas, planes de transparencia y acciones anticorrupción, así como los sistemas de seguimiento a actores del sistema de salud a nivel territorial.

En Santander este eje alcanzó un promedio de 40 puntos, ocupando el puesto número 30 superándolo solo a Chocó, Magdalena y Vichada.

Le puede interesar: Control a parrilleros y carril exclusivo, propuestas de transportadores.

Frente al tema, la Secretaria de Salud de Santander indicó que se llevará a cabo la construcción de algunos hospitales y se sacarán adelante las obras que no han avanzado. La dotación efectiva de los hospitales, telemedicina y atención primaria en salud serán prioridad.

“Tenemos que mirar qué es lo que requerimos en el departamento, que Entidades Sociales del Estado deben mantenerse, cuáles se deben fortalecer para salir de la crisis”, mencionó.

Desempeño institucional

El desempeño institucional fue la calificación más alta del InDes en Santander. Una calificación de 82, lo ubicó en el tercer lugar después de Bogotá y Antioquia.

Según ‘Así Vamos en Salud’, este eje midió el comportamiento de dos dimensiones: la efectividad en la atención en salud y las experiencias y desenlaces de la atención en salud.

En efectividad se lograron 68 puntos, mientras que en experiencias y desenlaces de la atención se logró 95.

Pese al resultado, la Secretaria de Salud reveló que el modelo de atención santandereano está desactualizado, se quedó en el 2013.

“Es un modelo de red que no se acopla a buscar solución en la calidad de la prestación, no sabemos el direccionamiento del paciente, debemos trabajar en la actualización de ese modelo de red”.

Además, señaló que se debe fortalecer la red pública, desde el Hospital Universitario hasta los hospitales ubicados en los rincones más alejados de la región.

Rendición de cuentas y participación

Respecto a la rendición de cuentas y participación, el puntaje obtenido por el Departamento fue de 66, ocupando el puesto 10, después de Bogotá, Valle del Cauca, Tolima, Antioquia, Huila, Risaralda, Cesar, Boyacá y Putumayo.

Aquí se tuvieron en cuenta aspectos como los mecanismos de participación de la sociedad civil, el acceso y la disponibilidad de la información, así como los informes de rendición de cuentas.

Galán Sarmiento señaló que hay debilidades en la participación ciudadana, en la decisión de los Planes Territoriales de Salud y en la participación en el Plan de Desarrollo.

Lea además: “El coronavirus no se puede frenar con fronteras”.

“La gente no se siente involucrada en las decisiones que se toman y se quejan de ello. Ahora que está entrando una nueva administración es tiempo para que estas falencias se corrijan”, dijo.

Financiamiento

En relación al financiamiento de la salud, la calificación obtenida por Santander también fue regular con 59 puntos. En esta dimensión se tuvieron en cuenta aspectos como los gastos en salud y el saneamiento de las cuentas.

El director de ‘Así Vamos en Salud’ explicó que la calificación más baja se da por las coincidencias en los saldos de las facturas, tanto de clínicas como hospitales y la antigüedad de la cartera.

Ante este panorama, la Secretaria de Salud departamental reconoció que hay deudas grandísimas con la red de servicios de Santander, tanto pública como privada, y que 36 hospitales están en riesgo.

“Cerca de $200 mil millones se adeudan por la atención a población pobre no asegurada y por tratamientos o procedimientos no POS. El Ministerio de Salud le debe aproximadamente $25 mil millones a la red pública por atención a población migrante, de los cuales hoy solo se han recibido $2.800 millones y la liquidación de las EPS, que han dejado unos saldos prácticamente incobrables en los hospitales también nos ha afectado”, mencionó Triana Vargas.

“Todo esto lo tiene que soportar la red, que termina afectando la atención y la calidad en la prestación del servicio”, agregó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad