domingo 05 de febrero de 2017 - 12:01 AM

Van 412 ‘comparendos’ por infringir el Código de Policía en Bucaramanga

El consumo de bebidas embriagantes o sustancias psicoactivas en vía pública o espacio público, el porte de armas blancas y las riñas son las infracciones más comunes que se han registrado en el área metropolitana de Bucaramanga, según la Policía Nacional.
Escuchar este artículo

Desde que se comenzó a implementar el nuevo Código Nacional de Policía el 30 de enero de este año, se han impuesto 412 ‘comparendos’ pedagógicos en el área metropolitana de Bucaramanga.

Esto implica que en promedio se han dado 80 ‘amonestaciones’ diarias en la ciudad por infringir las normas del código.

Lea también: En 17 horas imponen 36 sanciones con el nuevo Código de Policía en Bucaramanga

Según la teniente Laura Amado, asesora jurídica en seguridad y convivencia de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, la mayoría de infracciones correspondieron al consumo de sustancias psicoactivas o bebidas embriagantes en vía pública o espacio público, el porte de armas de fuego o armas blancas, y por protagonizar riñas y peleas.

Dosis mínima, en privado

La oficial explicó que el código es muy claro y si bien está permitido el consumo de bebidas embriagantes o de una dosis mínima de ciertas sustancias (como la marihuana), esto solo se puede hacer siempre y cuando no se afecte la convivencia ciudadana.

“Por ejemplo, la gente puede consumir su dosis mínima en privado, pero no debería hacerlo en un parque o en la calle porque afecta a las otras personas que pasan por ese lugar”, afirmó la teniente Amado.

Estas infracciones implican la imposición de multas económicas que van entre $196.720 y $393.440, pero en estos primeros meses solo se aplicarán ‘comparendos’ pedagógicos.

Vecinos ruidosos

Por otro lado, la oficial confirmó que si bien a la fecha aún no se ha cumplido el primer fin de semana completo con el nuevo Código de Policía, ya se han dado algunos casos de infractores que han sido sorprendidos poniendo música a alto volumen, molestando así a sus vecinos.

Cabe destacar que el código apenas lleva unos días de haber sido implementado y aún hay aspectos que se deben coordinar con la Administración Local, para garantizar la correcta aplicación de este.

Algo concreto es la Escuela de Seguridad y Convivencia Ciudadana, que quedará ubicada en el barrio Granada. Si bien el espacio ya está disponible, aún no hay personal, ni el reglamento para determinar cómo va a operar.

Además, una prioridad para la Policía y la Alcaldía en estos primeros días es la ‘socialización’.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad