domingo 22 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Vías y legalización de los servicios públicos, prioridades en Juan Pablo II

Cada vez que llueve, el acceso vehicular y peatonal a la urbanización Juan Pablo II, en La Cumbre, se convierte en una verdadera 'odisea'.  

A los caminos inclinados se le suma que este es un terreno destapado, razón por la cual en la temporada invernal los habitantes  deben ingeniárselas  para entrar y salir de este conjunto habitacional de interés social.  

'Es un peligro, porque eso es un jabón y se pueden presentar accidentes', señaló el presidente de la  Junta de Acción Comunal, Milton Castillo.
Agregó que cuando se presentan estos inconvenientes, los padres de familia optan por no mandar los niños a estudiar.  

La reparación de la vía principal es una de las peticiones que ha presentando continuamente la comunidad ante la Administración Municipal, pero hasta el momento no han tenido respuestas concretas.

Al no tener más peatonales, hasta las mujeres embarazadas se arriesgan a caminar por este trayecto de más de 100 metros. La situación se complica cuando las personas se enferman, y toca sacarlas literalmente a la espalda.

Es tanto el riesgo de transitar, que ni los recolectores de basura entran al barrio.  
 
'Necesitamos que nos pongan atención, porque es una prioridad para el barrio, ya que es un paso obligado', sostuvo el representante de la comunidad. Agregó que 'estamos dispuestos a trabajar si el Municipio nos da los materiales. Sabemos que no tenemos que esperar a que todo no lo den, pero necesitamos apoyo'.

Legalización de servicios públicos


Este proyecto de vivienda de interés social, que comenzó su construcción en 2006 y que el año pasado fue invadido por sus habitantes debido a las necesidades que afrontaban en los ‘cambuches’, solo cuenta con el servicio de gas.

Según Castillo, las empresas no han instalado los contadores del agua y tampoco la luz. 'Nosotros tenemos estos servicios pero ilegalmente, no pagamos, pero ya hemos gestionado eso, pero no nos dan solución'

Actualmente en el sector cerca de 70 familias habitan estas viviendas, que aún están en obra negra.
Los baños al igual que los lavamanos fueron instalados por ellos mismos.

Un llamado al alcalde

Debido a las necesidades que padecen a diario estas personas, los representantes de la comunidad hicieron un llamado al alcalde Eulises Balcázar para que visite el barrio y conozca los problemas personalmente.

'Queremos que nos escuche y nos dé soluciones, porque es terrible la situación que vivimos', manifestó el vocero de los habitantes de Juan Pablo II.

Desplazados y damnificados

Estas personas, que resultaron damnificadas por un deslizamiento en los barrios Belencito y El Reposo hace más de 8 años, se albergaron desde entonces  en ‘cambuches’ temporales en las laderas de la Transversal Oriental, el barrio Santa Ana y en el coliseo Álvaro Gómez Hurtado.
Debido a las condiciones infrahumanas que afrontaban y al temor de que sus viviendas les fueran arrebatadas las invadieron hace 8 meses, antes de que se entregaran formalmente. El proyecto consta de 81 casas.

Entre esta población además de damnificados hay desplazados.
A pesar de que ya cuentan con un techo, reclaman por la legalización de los servicios públicos para vivir dignamente.

El proyecto comenzó por autoconstrucción

Movidos por la necesidad de comenzar las obras en 2006, los damnificados gestionaron una ayuda con una ONG internacional la cual apoyó a las familias  para que ejecutaran la primera fase del proyecto.

Por medio del sistema de autoconstrucción estas personas levantaron el primer piso de más de 50 casas. Según los beneficiarios, el aporte que hizo esta entidad fue aproximadamente de 2 millones 900 en materiales por vivienda. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad