Publicidad

Bucaramanga
Jueves 23 de marzo de 2023 - 12:00 PM

Video: Así se sentiría un terremoto de magnitud 9.0 en Santander

De forma pedagógica e ilustrativa, un grupo de doce santandereanos creó el simulador de terremotos de magnitud 9.0, una experiencia de realidad virtual y sensorial que permite conocer y aprender sobre las acciones que se deben tener presentes al momento de un evento sísmico.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Suministrada/ Vanguardia
Suministrada/ Vanguardia

Compartir

Suministrada/ Vanguardia

¿Cómo sería un terremoto de 9.0 en Santander? ¿Está preparada la región para afrontar una catástrofe de esta magnitud? Pues bien, bajo esta idea nació el proyecto Colombia Siete Pasos Adelante, un programa que busca capacitar a los ciudadanos, a través de una experiencia sensorial, sobre los eventos sísmicos.

“Teniendo en cuenta el riesgo al que estamos expuestos, creamos esta plataforma, con el fin de ilustrar a las personas y enseñarles cómo se debe reaccionar ante un eventual terremoto y así evitar el mayor de los riesgos”, dijo Omar Rangel, coordinador de Colombia Siete Pasos Adelante. Él, junto a once santandereanos más, fueron los encargados de traer a la realidad lo que sería un terremoto de 9.0, un suceso no muy lejos de lo que podría suceder.

¿Un sismo real?

Si nunca ha percibido un temblor, seguramente con esta plataforma sentirá hasta ganas de salir a correr, pues funciona con una tecnología neumática y visual 360 grados, un tipo de realidad virtual que lo transporta, de forma inmediata, a un escenario en medio de un temblor.

La plataforma cuenta con tres escenarios: hogar, colegio y calle. Cada uno de ellos con situaciones que lo sumergen en experiencia casi que real.

“Es una unidad móvil a donde ingresan nueve personas. Se realiza el registro previo en la plataforma y se les imparte una capacitación teórica donde aprenden sobre los temas de prevención, se evalúa los tipos de riesgos a los que están expuestos, y se les hace entrega de un plan familiar de emergencia, todo esto antes de pasar al simulador”, señaló Omar.

Así, de forma didáctica y entretenida, el programa ha llegado a 65 mil personas, capacitando a jóvenes y niños frente a estas posibles emergencias, y certificándolos como ‘pequeños brigadistas del hogar’.

“En el 2015 fue la primera activación del proyecto, desde ahí hemos recorrido diferentes zonas del país como el Eje Cafetero y Bogotá”, agregó.

¿Qué pasa con Santander?

Irónicamente, aunque Santander es el segundo nido sísmico a nivel mundial, es la región donde menos conocen este proyecto netamente santandereano. ¿La razón? Para Omar la falta de apoyo por parte de entidades gubernamentales y, en algunos casos, en interés de los ciudadanos, ha hecho que el simulador de terremotos no tenga gran acogida en el territorio.

“Santander tiene que saber que existe una herramienta tecnológica que se puede aprovechar. Somos una empresa de la región, que estamos listos para preparar a las personas ante cualquier eventualidad. Estamos ubicados en una zona de alto riesgo, donde muchas construcciones no cumplen con las normas de sismo resistencia, y con este simulador es una buena forma de aprender lo que se debe y no hacer”, aseguró Omar Rangel.

Actualmente, este proyecto no cuenta con una sede propia para vivir esta experiencia, al ser una unidad móvil, todo el equipo se traslada a cada escenario donde sea requerida la activación del programa. Sin embargo, Omar le comentó a Vanguardia que actualmente se encuentran en la búsqueda de un punto estratégico y permanente para dar a conocer este simulador de terremotos a turistas y locales.

“Queremos que las personas sepan que hay un simulador de terremotos en Santander, y que está disponible”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Laura Barajas

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad