domingo 27 de febrero de 2022 - 12:00 AM

Video: Carmen donó vida tras la muerte de su hijo

“Decir sí a la oportunidad de dar vida, nos dio paz”, dice Carmen Linares luego de que con los órganos de su hijo, quien murió en un accidente, se salvaran varias vidas.

Su hijo murió para darles a otros la oportunidad de vivir... Ha pasado un poco más de un mes desde que Carmen Linares Rodríguez perdió al menor de sus hijos: Javier Esteban, de 20 años.

Un accidente en moto se lo arrebató en una calle de Piedecuesta. Pero su hijo no murió, no solo porque vivirá para siempre en sus recuerdos, sino porque Carmen y su familia decidieron que parte de él siguiera en este mundo, a través de la donación de órganos.

Nunca se encuentra consuelo para la pérdida de un hijo, pero doña Carmen asegura sentir paz al saber que con la decisión tomada se han salvado muchas vidas.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, cada donante de órganos tiene la capacidad de ayudar hasta 55 personas.

Esteban, según su familia, siempre fue muy colaborativo, dispuesto a los demás, quizá por eso, por mantener su esencia, su legado, la familia tomó esta importante decisión.

La familia se enteró del accidente a través de las noticias, “empecé a llamarlo y no me contestaba. Llamé a mi papá y él me dijo que Esteban está en UCI y que se encontraba muy grave”, recuerda Dayana Forero Linares, una de hermanas de Esteban.

El diagnóstico médico fue muerte cerebral. “El cerebro es el que comanda la vida. Si este deja de funcionar, significa que la persona ha fallecido, por más que el corazón continué latiendo gracias a los medicamentos y la tecnología. Esta es una situación que es difícil de asimilar por los familiares”, explicó Fernando Quintero, médico coordinador de trasplantes de la FCV.

Se estima que en Colombia la tasa de donación es de 8 por cada millón de habitantes. Los potenciales donantes cadavéricos de órganos y tejidos deben cumplir una serie de condiciones, como ser menores de 70 años, y haber fallecido por muerte cerebral o por paro cardiorrespiratorio.

Según el Instituto Nacional de Salud, de las 200.000 personas que mueren en promedio cada año en Colombia, únicamente el 1,6 % puede ser donante.

A eso se suma que durante el periodo de pandemia, las donaciones disminuyeron. A septiembre de 2021, de acuerdo con el reporte más reciente del INS, se habían realizado 660 trasplantes. Durante el mismo periodo de 2019, fueron 966.

De allí la importancia de tomar conciencia sobre la importancia de la donación, como lo hizo doña Carmen con su hijo.

“Nos permitieron entrar a despedirnos de mi hermano, le hicimos la oración, nos comentaron el tema e inmediatamente todos estuvimos de acuerdo”, asegura Dayana.

Desde 2016, con la aprobación de la ley 1805, se ha socializado mucho más el tema de la donación y por eso “hemos visto que desde entonces se ha disminuido la negativa familiar en las entrevistas que hacemos en la FCV. En 2019, de las entrevistas realizadas, el 13 % dijo no a la donación, en 2020 solo fue el 5 % y en 2021, algo atípico por la pandemia, fue del 26 %”, señala el Dr. Quintero.

Cada 27 de febrero se celebra el Día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos: procedimiento que solo se puede realizar gracias a la donación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad