jueves 14 de mayo de 2020 - 12:25 PM

Video: Salida de hormigas culonas sorprendió a residentes de Bucaramanga este jueves

En las primeras horas de este jueves, cuando aún no se asomaba el sol, ocurrió un espectáculo natural que solo pasa en Santander, pocos días al año. El escenario esta vez fue la escarpa occidental de Bucaramanga, en sectores como La Joya y los Pantanos.
Escuchar este artículo

Los residentes de estos barrios vieron cómo una gran cantidad de insectos revoloteaban atraídas por las luces del alumbrado público. Los más jóvenes desconocían qué sucedía, pero los más adultos sabían muy bien que se trataba de la salida de las emblemáticas hormigas culonas, insignias de la región.

Uno de los mayores conocedores de este fenómeno es Manuel Antonio Albañil. Cada vez que aparecen estos animales vienen a su mente recuerdos de su infancia, cuando por la misma época del año recolectaba junto a sus hermanos miles de hormigas en la vereda de Lebrija donde residía.

El ‘Cute’, como es conocido este hombre en el barrio La Joya, explica que la salida de estas criaturas es todo un ritual, que ocurre anualmente, más o menos hacia Semana Santa cuando empieza la primera temporada de lluvias. “Pueden salir otros dos días más y vuelven a ocultarse por otro año”.

Albañil asegura que las primeras en salir de los nidos son hembras y detrás de ellas vienen los machos, también conocidos como padrones. “Comienzan a volar, cuando se encuentran en el aire fecundan a la hormiga”.

El destino de los padrones es trágico. No resisten el acto, quedan tendidos en el piso. Entre tanto, las hembras pierdan las alas y corren a buscar dónde hacer un nuevo hormiguero donde brotarán nuevas hormigas.

Símbolo

Sin duda, uno de los mayores símbolos que representa a los santandereanos es la hormiga culona, que desde la tradición de los indígenas guane se convirtió en un plató típico de la región. “El emblema de Santander es la hormiga culona, nos conocen en todas las zonas de Colombia y el mundo por este insecto”, recalca Albañil.

El hombre asegura que se consumen las hormigas hembras, que son más grandes que los machos. Comenta que la mayoría de personas las comen fritas y puede acompañar otros platos tradicionales como la arepa amarilla. Resalta que incluso puede ser un buen acompañante para una noche de copas. “Algunos prefieren tomarse el trago con hormigas como pasabocas”.

Elsa Pabón Serrano, residente del Pantano II, fue una de las afortunadas que se percató de la salida de las hormigas esta madrugada. Alcanzó a recoger cerca de dos libras y está a la espera de que mañana pueda recoger más. “Unas me las voy a comer y otras las voy a vender porque son muchas”.

La mujer ha dedicado varias horas a separar las colas para luego fritarlas con mantequilla y sal para darse un buen banquete.

Los más osados, como ‘El Cute’, no tienen ningún problema en comerlas crudas, recién cogidas. “Se les quita el pico y las patas... y adiós amigo, son ricas”.

En el mercado una pesa de estas hormigas puede tener un precio de $20 mil.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad