miércoles 19 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Violenta tormenta se hizo sentir en Bucaramanga

Los truenos y los relámpagos presagiaban la presencia de lluvia el pasado lunes en la tarde en Bucaramanga y su área metropolitana. Pero pocos imaginaron que al despuntar la noche, de golpe, una tormenta descargaría toda su fuerza y paralizaría la ciudad al causar estragos incluso en los municipios vecinos.

El aguacero, que comenzó hacia las seis de la tarde y se prolongó por cerca de dos horas, dejó a su paso un balance de destrucción y daños materiales: tres heridos arrastrados por la fuerza de la corriente; árboles y postes de energía eléctrica caídos en plena vía; vallas publicitarias, señales de tránsito y muros derribados; colapso vehicular; conjuntos residenciales, canchas, plazas de mercado y centros comerciales inundados, al igual que algunas viviendas afectadas por deslizamientos.

Según Dairo Beltrán, coordinador operativo de la Seccional Santander de la  Defensa Civil, uno de los incidentes más graves se registró en el sector de Prados del Sur, donde tres personas resultaron heridas por objetos que arrastró la corriente y que tuvieron que ser remitidas a la Clínica Carlos Ardila Lülle.

Los voluntarios del organismo atendieron emergencias por árboles que se precipitaron sobre la carretera en los barrios Pan de Azúcar, Diamante II, entrada a Villarrosa, vía antigua al Mutis, Las Granjas y acceso a Fontana. Hechos como la caída de un árbol sobre un vehículo frente a la cancha del barrio Mutis, y otro encima de un taxi con tres personas a bordo en la calle 61 con carrera 27,  por fortuna no pasaron del susto.
Daños en casas

El capitán Wilson Pineda, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga, por su parte, dio cuenta de deslizamientos en la carrera 9 número 30-62, y en Granjas de Provenza, donde ocho viviendas quedaron averiadas por derrumbes de muros y columnas, mientras que los techos de varias casas en el Cristal Alto, Brisas de Provenza, el Dangond y Toledo Plata, salieron volando por acción de las ráfagas de viento.

Dada las circunstancias, Freddy Raguá Casas, jefe de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres de la Alcaldía, informó que el Comité Local de Emergencias se reunirá para destinar recursos y ayudas como frazadas, colchonetas, kits de aseo y cocina a los damnificados.

EN GIRÓN

Este municipio del área metropolitana no escapó de los embates de la tormenta que azotó el pasado lunes festivo. La movilidad vehicular se interrumpió en varios puntos de Girón, como la vía a El Carrizal y a Centroabastos a causa de la caída de ramas y árboles.  

Además, la Defensa Civil local indicó que en el sector de La Batea, vía Bahondo-Zapatoca, se presentó un leve desbordamiento del Río de Oro, debido al represamiento de maleza y material que arrastran las aguas de este afluente, al punto que más de dos horas permaneció cerrado el paso vehicular en toda la zona.

Por otro lado, los residentes del sector Las Marías fueron evacuados, ya que son los más vulnerables a sufrir inundaciones por su cercanía al río.

EN FLORIDABLANCA

Incidentes similares producto del violento aguacero se reportaron en varios sectores de Floridablanca: la tempestad tumbó árboles en La Cumbre, Panorama y anegó la plaza de mercado Zapamanga III etapa y el polideportivo del mismo barrio.

La lluvia hizo que una parte del Centro Comercial Cañaveral se inundara porque la cañería no dio abasto, informó Dairo Beltrán, coordinador operativo de la Defensa Civil, al tiempo que reportó el desbordamiento de un colector de agua en Ciudad Valencia, que convirtió las calles en un verdadero ‘río incontrolable’.

síntesis
‘Lluvia a granel’: Ideam


De acuerdo con reportes del Ideam, Santander ha sido el departamento más lluvioso en las últimas 24 horas. En el aeropuerto Palonegro se registró el pasado lunes 33,6 milímetros de lluvia, mientras Piedecuesta acumuló 65,7milímetros. No obstante, la zona del Magdalena Medio ha sido la de mayor precipitación con un reporte de 99,4 milímetros de agua caída.

Daniel Useche, meteorólogo del Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales, precisó que el aguacero del 17 de agosto en Bucaramanga y las precipitaciones de los últimos días obedecen al paso de una nueva onda tropical: 'este sistema se está desplazando al Occidente del país, pero hay rezagos de humedad y en el transcurso de la semana se mantendrán las lluvias en las tardes o noches, pero con tendencia a mejorar el clima el fin de semana'.  

El pasado lunes cayeron sobre la capital santandereana 12,1 milímetros de lluvia, aunque no ha sido el más fuerte del mes. Según el funcionario del Ideam, el pasado miércoles 12 de agosto la ciudad recibió 26 milímetros de lluvia, pero explicó que el impacto del último aguacero fue mayor producto de los vientos y la frecuencia de las descargas eléctricas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad