martes 28 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Alumnos de Unipaz plantean uniformar a los ambulantes

Un proyecto que busca uniformar a los vendedores de comida, en la Calle de Los Estudiantes, es liderado por dos estudiantes de Unipaz, centro de educación superior de Barrancabermeja.

La idea de los alumnos pretende cambiarle la cara y la higiene al expendio de alimentos que se ejerce en la zona estudiantil más grande de la capital santandereana.

De bata, guantes, cofia, tapabocas y desinfectantes, se ‘armarán’ cerca de 10 vendedores ambulantes de la Ciudadela Real de Minas, gracias a la iniciativa de los mencionados integrantes de la Escuela de Ingeniería Agroindustrial de la Unipaz. Ellos les pusieron ‘la lupa’ a las venta de comidas en esta zona y propusieron una sencilla manera de ofrecerlas de forma más limpia.

Diana Ibeth Ballesteros, una de las gestoras del proyecto, aseguró que “junto con mi compañero, Errol Salazar, visitamos la Calle de Los Estudiantes y desde hace cerca de seis meses venimos trabajando con algunos vendedores de alimentos para enseñarles de manera clara y sencilla cómo manipular alimentos y evitar que se contaminen durante el proceso de manufactura y consumo final”.

Ballesteros explicó que “luego de un proceso de diagnóstico y con ayuda de varios estudios de salubridad, tenemos claro que la mala manipulación de alimentos es una de las causas principales para que estos sean fuentes de transmisión de enfermedades gastrointestinales; por tanto, con soluciones prácticas como la implementación de uniformes y el uso de elementos como guantes, tapabocas y gorros, podemos ayudar a disminuir el riesgo de contaminación con microrganismos”.

Con plata de sus bolsillos, estos dos estudiantes barranqueños, entregarán el ‘kit de la higiene’ a los vendedores de comida que participaron de su proyecto.

Este paquete, además de los elementos de protección, incluye dos batas para cada comerciante, marcadas con una franja que abarca tres días de la semana, esto con el fin de que no usen la misma todos los días y tengan espacio para lavarla. Además, serán capacitados en manipulación de alimentos y se les entregarán cartillas en donde pueden repasar lo aprendido.

En la capacitación también habrá tiempo para aprender a desinfectar los utensilios que usan para agarrar, cortar o servir los alimentos, porque no se trata sólo de ‘echar agua y jabón’, sino de usar productos que puedan acabar con microorganismos tan peligrosos como la Salmonella y la E.Coli, presente en las heces fecales.

La entrega de los uniformes y la capacitación será el próximo fin de semana en la Calle de Los Estudiantes de Bucaramanga.

“Si hay consumidores, hay ventas”

Los gestores del proyecto indicaron que dentro de su diagnóstico también se encontró que varios de los vendedores se muestran reacios a acatar las normas de salubridad ya que, de los más de 50 expendedores de alimentos de la Calle de Los Estudiantes, sólo 10 participaron del proyecto. También se anota que hay un mal manejo de las basuras en los puestos de comida, lo que a su vez facilita la proliferación de roedores y cucarachas.

Por el lado de los consumidores, que también participaron de la investigación (30 en total), se evidenció que, aunque conocen los peligros de consumir comida en la calle, el bajo costo de esta, la cercana ubicación de los puestos a los centros de estudio y la falta de tiempo para desplazarse a consumir alimentos en sus casas son las causas principales para comer en la calle.

Aunque la idea beneficiará a 10 vendedores, los estudiantes de la Unipaz aspiran a que las autoridades la repliquen y la extiendan a zonas como los alrededores de la Universidad Industrial de Santander, UIS, el Centro de Bucaramanga y Cabecera del Llano, entre otras partes de Bucaramanga.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad