martes 12 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Controles a taxímetros, ¿solo una vez al año?

Autoridades de tránsito renuevan anualmente los sellos a los taxímetros para que las tarifas no sean modificadas. Sin embargo, esta estrategia no le da tranquilidad a los usuarios, quienes se sienten engañados con los valores injustificados que se les cobra por carrera.

El cobro excesivo por la presunta manipulación de taxímetros es la queja más recurrente entre los usuarios de este tipo de servicio público, en el área metropolitana de Bucaramanga.

Algunos ciudadanos, como Juan Castro, señalan que llevan mucho tiempo haciendo el mismo recorrido y casi siempre les cobran valores distintos. La diferencia no es mínima, oscila entre $2.000 y $4.000. Es decir un día cualquiera, no festivo, la carrera puede costar $8.000, como en otro $10.000 ó $12.000.

Se podría pensar que puede haber algún recargo, nocturno o ‘banderazo’ por ejemplo, pero Castro aseguró que eso ha sucedido en horarios relativamente iguales y entre semana. Nada anormal como para sumar en la cuenta.

A esta queja se suma también la de Ronal Velásquez, quien comentó que “pocos son los taxistas que hacen un cobro justo por carrera realizada. Los precios son elevadísimos e injustificados”.

Le puede interesar: ¿Qué pasa con la calibración de taxímetros en Bucaramanga?

Las mujeres también tienen voz acá, de hecho pueden llegar a ser las más vulnerables. Ellas opinan lo mismo con respecto a los excesos en los valores. Pero, prefieren no reclamar para no entrar en conflictos, por miedo a una posible reacción violenta del conductor.

En términos generales, nadie conoce la forma en que los entes competentes realizan vigilancia a estos dispositivos, tampoco tienen claro cómo detectar si está adulterado, mucho menos saben ante quién denunciar irregularidades. De lo único que se percatan es que el taxímetro esté en 42 unidades, apenas inicie el servicio.

Revisión

La Dirección de Tránsito y Transporte de Floridablanca, Dttf, adelanta desde el 5 de febrero la revisión anual a los taxímetros de unos 3.000 vehículos, vinculados a 22 empresas registradas en esta entidad.

Carlos Arturo Arenas Abril, coordinador de Cultura Vial de la Dttf, explicó que para esta actividad se adecuó como una especia de pista sobre la calle 6 entre carreras 4 y 5 del Casco Antiguo de Floridablanca, en inmediaciones de lo que será la sede de la Universidad Industrial de Santander.

“Antes de proceder con la instalación del sello al dispositivo, se verifica que esté calibrado y se tenga la tarifa actualizada, de acuerdo con la resolución expedida por el AMB. En la pista hacemos un recorrido, de tal manera que en cada 60 metros marque una unidad. El taxímetro por cada minuto de espera también marca”, precisó el funcionario.

Le puede interesar: Denuncian presunta alteración de taxímetros en Bucaramanga

Si se detecta alguna irregularidad, se hace el reporte y el taxímetro debe llevarse a un laboratorio autorizado para la calibración. Así se garantiza mediciones de tiempo y distancia precisas.

‘Tarjeta de Control’

Maritza Niño, subdirectora de transporte del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, confirmó que es difícil detectar que un taxímetro ha sido abierto para un usuario. Lo que puede hacer el pasajero es corroborar los valores del dispositivo con la ‘Tarjeta de Control’.

“Cuando el usuario llega a su destino puede verificar que las unidades correspondan al valor que se le cobra. La ‘Tarjeta de Control’ debe estar visible en la parte trasera del copiloto”, precisó.

No obstante, Niño dejó claro que los autorizados para la revisión de los taxímetros son las entidades municipales de tránsito, mientras que la calibración, control y vigilancia le corresponde a la Superintendencia de Industria y Comercio, según resolución 88918 de 2017, por medio de la cual se estableció el reglamento técnico metrológico aplicable a los taxímetros.

“Nosotros como Área Metropolitana de Bucaramanga ya le solicitamos a la Superintendencia de Industria y Comercio un oficio donde nos aclare la aplicación de esta reglamentación porque entendemos que no se está haciendo como debe ser. Además requerimos saber cuáles son los talleres autorizados para hacer la calibración. En estos momentos la única que puede calibrar es la Dirección de Tránsito de Bucaramanga”, acotó Niño.

La ‘Tarjeta de Control’, en consecuencia, es el documento principal que tiene el AMB para confirmar que el taxi opera correctamente. Su vigencia es mensual.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad