miércoles 26 de diciembre de 2018 - 4:22 PM

Juega en Colores, el parque que trajo alegría y sonrisas a Floridablanca

El proyecto comenzó como una actividad de la clase ‘Comunicación y desarrollo’ del programa de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, y ahora les sirve a 119 niños de un sector deprimido de Floridablanca.

El 23 de diciembre los niños de Suratoque Bajo, en Floridablanca, tuvieron la oportunidad de despertar con un nuevo regalo de navidad: el Parque Juega en Colores, que se construyó con donaciones y gracias a un proyecto universitario que inició el primer semestre de este año.

Durante toda la mañana del domingo se hizo la inauguración y los niños disfrutaron de la animación de payasos, regalos de navidad, merienda y, por supuesto, una mañana de esparcimiento con sus amigos y familia.

‘Juega en colores’, comenzó como una propuesta de clase con un grupo de estudiantes de la Unab, quienes lograron, a través de un diagnóstico y estudio del tejido social, la adecuación y recuperación de un terreno que se prestaba para el consumo de drogas. De allí, resultó un parque hecho con materiales reciclables como llantas, entre otros.

Sin embargo, con el impacto positivo que tuvo el proyecto en la comunidad, en la continuidad del proceso se pensó en algo más ambicioso y duradero, ya que el parque está a la intemperie.

Fue así que con el apoyo de muchas manos y nobles corazones se removió la maleza, se aplanó el terreno con la ayuda de una compañía constructora, se restauraron los juegos donados por el Instituto Camacho Carreño y se hizo la instalación en el terreno para que el parque infantil tomara forma.

Uno de los promotores de la iniciativa aseguró que ‘Juega en colores’ no fue una tarea fácil, pero se logró concretar por los 119 niños que viven en condición de hacinamiento, vulnerabilidad, y que debido a las condiciones del lugar, no contaban con un lugar de esparcimiento. “Se escogió este lugar porque es uno de los 43 asentamientos de Floridablanca que está ubicado en zona de alto riesgo y que merece una recuperación de su espacio”, señaló.

Felipe Gómez, Andrea Delgado, Marbel Infante, Tatiana Guerrero y Fernanda Sandoval fueron los estudiantes a cargo de la obra y quienes dedicaron su semestre a culminar la iniciativa. A ellos se suman ‘manos amigas’ que ayudaron a restablecer los juegos donados y a finalizar con la instalación.

Lea también: Alumnos construyen parque infantil en barrio subnormal de Floridablanca

Dos de los estudiantes líderes del proyecto, contaron que significó la experiencia para ellos.

 “¡Lo logramos! Y el secreto de este gran proyecto, fue creer. Hubo días en donde la duda nos embargó, tuvimos momentos en donde alguno desfalleció y, a lo mejor, pensó que era imposible. Niños de Suratoque Bajo, los llevo en mi corazón y de verdad gracias por alentarnos cada día con sus sonrisas” Felipe Gómez.

Andrea Delgado, otra de las líderes del proyecto contó lo que fue el trabajo que duró seis meses.  

“Solo me queda dar gracias a todas las personas que nos colaboraron con su trabajo y donaciones. Colombia es un país que debe estar más unido que nunca y entre nosotros buscar un cambio social. Así marcaremos la diferencia”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad