martes 26 de enero de 2021 - 11:20 AM

New Cambridge, primer colegio de Santander que inicia clases en alternancia

Con 35 estudiantes de segundo, quinto, octavo y once grado, el colegio New Cambridge de Floridablanca inició clases este martes bajo el modelo de alternancia y se convirtió en el primero en implementar este esquema en Santander.
Escuchar este artículo

De acuerdo con Mónica Ramírez Peñuela, rectora de la institución educativa, desde septiembre pasado han estado trabajando en los protocolos de bioseguridad que hoy son una realidad en el colegio y que permitieron que sus estudiantes volvieran a las aulas.

“Fueron construidos con la asesoría de los mejores, tuvimos a la empresa Gressa acompañándonos y en términos pedagógicos a dos empresas de España: Reimagine Education LAB y Trilema. La idea es responder a los lineamientos nacionales en términos del regreso paulatino, escalonado y seguro”, mencionó la rectora.

Para lograr el regreso a clases en alternancia se tuvo en cuenta la voluntad de los padres de familia por enviar a sus hijos de nuevo al colegio. Para ello se realizó la inscripción de las familias interesadas, logrando que 400 familias respondieran de manera positiva a esta nueva etapa.

Así las cosas, este martes 35 estudiantes de los grados segundo, quinto, octavo y once regresaron a los salones de clases del New Cambridge. El jueves y viernes entrarán todos los grados que no entraron hoy.

New Cambridge, primer colegio de Santander que inicia clases en alternancia

“Hoy y mañana tendremos 35 estudiantes, el jueves y viernes cerca de 70 y desde el lunes 1 de febrero 110 por semana. Después de las dos primeras semanas de febrero analizaremos cómo nos hemos adaptado a los protocolos, cómo se están desarrollando las clases y tomaremos nuevas decisiones si es necesario”, explicó Ramírez Peñuela.

Lea también: El año académico en Bucaramanga inició con clases virtuales, solo en marzo próximo habría alternancia.

El tapabocas es fundamental

Para ingresar al colegio se adoptaron unos protocolos de bioseguridad que toda la comunidad educativa debe cumplir con rigurosidad durante la jornada de clase.

El más importante es el uso del tapabocas, que solo se retira en el descanso o en el almuerzo. “Cada estudiante debe tener una bolsa de papel o plástico para guardarlo. Además contamos con dispensadores de desechos COVID, en donde pueden dejar las bolsas o los tapabocas que pierden su uso”, dijo la rectora.

Sumado a ello, para el ingreso por las dos entradas de la institución se activaron seis puntos de control para que los estudiantes entren de manera simultánea.

“La rutina inicial es siempre con toma de temperatura, tenemos una aplicación en la cual los padres de familia deben registrar los síntomas de sus hijos todas las mañanas antes de venir al colegio. Aquí ratificamos ese ingreso, comprobamos temperatura, hacemos desinfección de zapatos y manos y ya se dirigen a su salón”.

Alternancia vs virtualidad

Con la alternancia los estudiantes que siguen trabajando desde casa no se descuidan.

La rectora del colegio informó que las aulas de clase tienen toda la tecnología disponible pero los profesores, además de que cada uno tiene elementos como tablets, pizarras electrónicas y audífonos para que se puedan conectar con los niños que se quedan en la casa, quienes reciben la misma clase en compañía de los estudiantes presenciales.

Para este 2021, la matrícula de esta institución privada es de alrededor de 1.130 estudiantes.

¿Qué hacer en caso de un positivo?

Pese a que todos los protocolos se aplican de manera rigurosa y se trabaja en la prevención de la enfermedad, el colegio no está exento de que cualquiera de sus estudiantes, docentes o colaboradores se contagie del virus, por ello se adoptaron dos mecanismos de reacción.

El primero de ellos es mantener informado al comité de crisis, un estamento nuevo que se creó para tomar decisiones en relación a miembros de la comunidad que no deban asistir al colegio por alguna alerta en sintomatología. La información se pide diariamente y semanalmente se estudia el estado de salud y síntomas de toda la comunidad..

De otro lado, dentro de la institución se cuenta con enfermería, una sala de espera exterior en donde se le asigna a cada estudiante o colaborador unas fichas por si se sienten mal durante la jornada y la sala de aislamiento, en donde se activa toda la ruta de atención ante un posible caso sospechoso o confirmado de Covid-19.

“Las grandes oportunidades van más allá del miedo, tenemos que reconocer que tenemos un reto grandísimo en salud pública pero también la responsabilidad de hacer de la educación el derecho que debe ser. Estamos listos para abrir las puertas, confiamos en nuestros estudiantes y necesitamos que los padres de familia crean en nosotros. Debemos respetar la situación actual pero enfrentar este reto con organización, planeación, valentía y ni un paso atrás”, fue el mensaje final de la rectora del New Cambridge.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad