miércoles 13 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Denuncian sobrecostos en pilas públicas de Piedecuesta

Vanguardia Liberal pudo determinar que varios usuarios de la Asociación que administra la pila pública de La Vega, en Piedecuesta, tienen dudas sobre el manejo de los recursos.

Habitantes de cinco barrios de Guatiguará La Vega, al norte de Piedecuesta, se quejan por lo que consideran excesivos cobros del servicio de agua en zonas subnormales.

Otra de las quejas de la comunidad tiene que ver con los cobros por alcantarillado y aseo, algo ilógico, pues por ser barrios ilegales el servicio se cobra de manera diferente.

Albert Acosta, vecino del barrio Villa Valentina I, denunció que es absurdo que se cobre por redes de alcantarillado: “Todas las redes existentes son artesanales y construidas por la comunidad. Además nunca reciben mantenimiento y vivimos expuestos a malos olores”.

El vocero comunal aseveró que el mantenimiento de las zonas verdes y la recolección de la basura no lo hace la Asociación, entonces no entienden la razón de los cobros.

“Por medio del recibo de la luz nosotros pagamos esos servicios, entonces no comprendemos porque la Asociación cobra aseo y alcantarillado. Inclusive debe empezar a vigilarse los valores exhorbitantes del líquido vital”, afirmó.

Le puede interesar: ‘Pilas públicas’ generan conflicto en Piedecuesta

Fabián Quintero, usuario de la pila pública cree que esta modalidad de servicio debe vigilarse, dado que ningún ente gubernamental controla los precios fijados por el administrador de la pila.

“Para nadie es un secreto que las pilas públicas se convirtieron en un negocio y una forma de pagar favores políticos. Esperamos que los concejales u otros entes de vigilancia determinen si esta modalidad de servicio es caridad o tienes fines lucrativos”, sentenció.

Lea también: ‘Casas en el aire’: el drama de 5 mil familias de Piedecuesta

“Lo que dicta la CRA”

Según el decreto 229 de 2002, la Piedecuestana de Servicios Públicos reglamenta que toda persona que habita en áreas subnormales puede recibir el servicio de agua a través de este sistema, que debe ser administrada por medio de las Juntas de Acción Comunal o una asociación sin ánimo de lucro.

Una vez se apruebe, se instala un macro medidor, que permitirá saber cuántos metros cúbicos debe pagar la comunidad, dinero del que será responsable el representante legal de la asociación o el presidente de la JAC.

Vea además: Denuncian fallas en más de 63 pilas públicas en Bucaramanga

William Roa, director comercial de la Piedecuestana, aclaró que la responsabilidad de la entidad llega hasta el suministro del servicio, como lo dicta la Comisión de Regulación de Agua y Saneamiento Básico, CRA: “Los miembros de la Asociación o la Junta Comunal deben encargarse de la veeduría y supervisión de los cobros”.

Responde la Asociación

Viviana Niño, representante legal de la Asociación Acueducto Veredal Guatiguará La Vega, que suministra el servicio a los barrios Villa Valentina I y II etapa, El Higuerón, Villa Camila y El Nuevo Edén expresó que las protestas tiene fines políticos. Además dijo que “no es cierto que se cobre por el servicio de aseo y alcantarillado. Lo que pasa es que algunos presidentes de JAC quieren el servicio gratuito y se atrasan hasta tres meses”.

Niño agregó que el precio del metro cúbico se cobra pleno, pero el costo del agua no supera los $30 mil por usuario.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad