sábado 29 de febrero de 2020 - 12:00 PM

El mapa que refleja la magnitud del desastre que generaron las lluvias en Santander

En plena temporada seca sorpresivas lluvias generaron avenidas torrenciales en Piedecuesta, Santander. Vanguardia le explica cómo se originó la tragedia que deja tres muertos, seis desaparecidos y más de 100 damnificados.
Escuchar este artículo

La madrugada del pasado miércoles se convirtió en una pesadilla para los habitantes de al menos 29 veredas de Piedecuesta. La fuerza de la naturaleza arrasó con lo que encontró a su pasó después de que el reloj marcara la media noche.

Dos días después de la tragedia, las autoridades no han logrado llegar a todas las zonas afectadas, por lo que según el balance preliminar se reportan 74 familias afectadas. Las cifras oficiales hablan de 150 personas evacuadas, tres fallecidos, 11 heridas y seis desaparecidas. También se encuentran bloqueadas las vías que de Bucaramanga conducen a Bogotá y la provincia García Rovira, mientras que cuatro puentes vehiculares y cinco peatonales sufrieron daños.

Lea también: Presidente Iván Duque confirma visita a Santander tras la tragedia.

¿Qué sucedió?

Pese a que el pasado martes las lluvias registradas en Piedecuesta apenas alcanzaron 22,5 milímetros, lo que representa un valor promedio dentro de los registros históricos, se generaron avenidas torrenciales que arrastraron lodo y gigantescas rocas.

Giovanny Rondón, director de Gestión del Riesgo de Piedecuesta, explicó que la situación se originó en las zonas altas de las montañas, donde hubo represamientos de agua y deslizamientos. “Los deslaves son el desprendimiento de pedazos de montaña, que se atraviesan al cauce normal de las fuentes hídricas. Se empiezan a represar hasta generar un gran peso. Finalmente se suelta todo este volumen y ahí es cuando se genera la avenida torrencial”.

$!El mapa que refleja la magnitud del desastre que generaron las lluvias en Santander

Lea también: Gremios de Santander piden al Gobierno Nacional mejor atención a la emergencia en Piedecuesta

El experto indicó que aunque las lluvias no fueron intensas, si se prolongaron por un largo periodo. Al parecer llovió entre las 9:30 p.m. del martes hasta las 5:30 a.m. del miércoles. “La constancia en la que se mantuvo esta lluvia generó los deslizamientos que provocaron la acumulación del material que provocó todas estas afectaciones”.

Igualmente, Daniel Useche, jefe de Pronósticos y Alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, considera que posiblemente se pudo ir generando los represamientos en las zonas altascon anterioridad. “Estas quebradas se pueden ir taponando con troncos y piedras. Puede que el represamiento se haya empezado a registrar desde hace semanas o meses. Es importante que la gente no construya en las zonas por donde pasan quebradas y riachuelos”.

$!El mapa que refleja la magnitud del desastre que generaron las lluvias en Santander

¿Donde se registraron las avenidas torrenciales?

Director de Gestión del Riesgo de Piedecuesta, explicó que uno de los puntos de la emergencia ocurrió en el mismo sector de Curos donde el 6 de mayo de 2018 se registró una creciente que cobró la vida de un hombre y su hijo de nueve años. En aquella oportunidad la fuerza del deslizamiento de piedra y lodo arrastró ocho vehículos hasta un barranco.

El funcionario señaló que la magnitud de lo sucedido el pasado miércoles es mucho mayor. “Esta vez fue cuatro veces más grande el material arrastrado, y por ende la afectación fue mucho peor”.

Giovanny Rondón, precisó que en esta ocasión hubo represamientos enla quebrada San Francisco, y la quebrada El Boquerón. Estas fuentes hídricas se conectan con la quebrada Grande que fluye en paralelo a la autopista que comunica a Bucaramanga con Bogotá por cerca de dos kilómetros. Finalmente termina en el Río de Oro.

Las aguas de quebrada Grande ocasionaron un gran desastre en veredas como El Bore y El Guamo, donde se reportan personas desaparecidas, incluidas la madre y los hermanos de Dylan, el niño que se convirtió en símbolo de la tragedia tras ser rescatado con vida entre el lodo gracias a las labores de la comunidad.

*Diseño infografías: Dohalfre Pinto.

Lea también: Familia de Dilan pide que no cesen las labores de búsqueda de los desaparecidos.

Entre tanto, en la vereda San Francisco una mujer y su hija de cuatro años fueron halladas muertas por un deslizamiento. Aguas abajo, la corriente arrastró el cuerpo de un hombre por el río de Oro hasta ser encontrado por los rescatistas en el sector de Bocas en el municipio de Rionegro.

Otra avenida torrencial se formó desde un sector montañoso de Santa Bárbara. Este material llegó al río Manco que se une al río Umpalá y posteriormente al río Chicamocha en el sector de Pescadero.

Los derrumbes en inmediaciones del río Manco colapsaron la vía a Málaga que conecta a los municipios de la provincia García Rovira con el área metropolitana de Bucaramanga. Más adelante, este mismo río bordea la carretera que conduce a Bogotá, su caudal cargado con material destruyó parte de la calzada en varios tramos entre Curos y Pescadero. Varios balnearios quedaron bajo el lodo.

Lea también: Precios de alimentos y pasajes de bus intermunicipal incrementaron 50% tras el cierre vial.

Rondón aseguró que todos los sectores que sufrieron daños se encuentran en la cuenca de estas cuatro fuentes hídricas. Entre las veredas afectadas están Barro Blanco, Pajonal, El Guamo, San Francisco Alto, San Francisco Bajo, El Recreo, Paramito, Caneyes, Boquerón, Primavera, San Pío y Umpalá.

Actualmente las autoridades siguen coordinando acciones desde el Puesto de Mando Unificado como el censo de damnificados, la recuperación de vías y la organización de los bloques de búsqueda para hallar a seis desaparecidos.

Aunque se había sugerido a los viajeros tomar la vía Bucaramanga - Zapatoca - Barichara para comunicarse con Bogotá, esta vía también resultó completamente bloqueada. La única forma que hay para llegar a la capital del país es la troncal del Magdalena Medio. La vía al municipio de Los Santos tiene paso a un solo carril.

Según el pronóstico del Ideam, en Santander se esperan algunas lluvias de menor intensidad para este fin de semana.

Las autoridades también permanecen alertas al comportamiento de la cuenca del río Lebrija, que desde el pasado jueves se mantiene en alerta naranja por riesgo de crecientes súbitas.

Lea también: Un día después de la devastación, Piedecuesta lucha por recuperarse.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad