miércoles 28 de noviembre de 2018 - 12:01 AM

25 años después de Escobar, ¿quién es el capo?

Tras la muerte del capo Pablo Escobar, que marcó una época de terrorismo y del narcotráfico en el país, los carteles de la droga se han atomizado.

Nombres como Gonzalo Rodríguez Gacha, José Santacruz Londoño, Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela y Pablo Escobar aún siguen vigentes en el imaginario de los colombianos porque eran cabezas visibles de los carteles que movían todo el narcotráfico en el pasado.

El próximo domingo, 2 de diciembre, se cumplen 25 años de la muerte de Pablo Escobar a manos de la Policía de Medellín, y todavía muchos siguen buscando su fortuna y las autoridades librando una lucha contra este flagelo que con el pasar de los años continúa creciendo.

Según cifras reveladas recientemente por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, los cultivos ilícitos en Colombia aumentaron un 17% con respecto a 2016, al pasar de 146.000 a 171.000 hectáreas.

Globalización, más tecnología, falta de políticas claras y la presión de Estados Unidos son factores que, de acuerdo con expertos consultados por Vanguardia Liberal, configuran el fenómeno posterior a la muerte de Escobar en 1993.

De carteles a organizaciones

Mauricio Jaramillo, analista político, considera que “en la década de los 90 no solamente con la muerte de Pablo Escobar terminó la idea de carteles de narcotráfico tratando de incidir en la política, sino además toda esa guerra que le declaró el narcotráfico al Estado, que incluyó asesinato a candidatos, funcionarios y policías; todo eso acabó y hemos pasado a otro tipo de guerras, además pasamos de los carteles al microtráfico y organizaciones donde está todo mucho más fragmentado, hay una especie como de localización que hace que sea más difícil el rastreo”.

Hay que recordar que Escobar intentó llegar al Congreso, cosa que logró parcialmente con una de las suplencias.

Asimismo, explica que “en esa época la estructura era más vertical y hoy en día se tiene una estructura más horizontal en donde los mandos medios tienen más posibilidades de ir ascendiendo y en la época de los carteles teníamos las figuras de la mafia como Pablo Escobar, hoy son tantos y funcionan más bajo la lógica de una red y no de una organización vertical con una jerarquía tan marcada”.

Por su parte, Luis Fernando Ramírez, vicerrector de la Universidad de La Salle, asegura que “desde el punto de vista empresarial no se habla de grandes barones de la droga en Colombia sino que el negocio se ha dispersado en medianos y pequeños poseedores de esas redes”.

En últimas, describe: “Son intermediarios que compran el producto ya empacado y lo transportan a su sitio de destino, pero la capacidad económica de los actuales narcotraficantes es mucho menor de la que se vivió en la época de los Rodríguez Orejuela, Gacha y de Pablo Escobar, que eran muy poderosos, a tal punto de enfrentársele al Estado”.

Más productividad

Pese al esfuerzo que desde décadas atrás el Gobierno viene haciendo para acabar con los cultivos ilícitos, cada día la situación crece en Colombia.

Sobre este aspecto, el vicerrector de la Universidad de La Salle remarca que “25 años después de la muerte de Escobar la industria continúa y es una industria creciente que ha innovado tecnológicamente porque hoy una mata de coca da más producción por hectárea que antes y se dan tres cosechas al año cuando antes eran dos”.

Es decir, “el negocio de optimización de recursos está mejor que en la época de los 90”, señala.

Las políticas de EE.UU.

Colombia es un país que ha contado con el apoyo de Estados Unidos en su lucha contra el narcotráfico, pero de acuerdo con los expertos consultados, no han sido del todo buenas políticas.

Al respecto, Luis Carlos Reyes, director y cofundador del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, sostiene que “las políticas de Estados Unidos y las de Colombia han sido bastante inocuas y ese es el problema, o sea, ellos se dedican o tratan de hacer interdicción y perseguir a los distribuidores de coca, pero habiendo una demanda lo único que hace es incrementar el precio sin reducir el consumo”.

Además, “una de las cosas más interesantes que se puede ver es que el precio de la cocaína en Estados Unidos hoy en día es bastante más bajo que en el momento de la muerte de Pablo Escobar, entonces la principal reflexión que tiene que hacer el país es que después de 25 años de un costo de miles de vidas y de billones de pesos ¿qué hemos logrado con todo esto?”.

Y agrega: “Es todo un esfuerzo que está haciendo un país pobre para proteger la salud de gente que en un país rico toma la decisión de consumir drogas nocivas para su salud. La verdad es un sacrificio que no solo no parezca que valga la pena sino que ni siquiera está funcionando”.

En ese mismo sentido, Jaramillo observa que “la política de Estados Unidos ha tenido cosas buenas porque Colombia tiene hoy unas Fuerzas Militares y una Policía modernizada, en cierta medida por Estados Unidos y eso es positivo, pero también ha tenido un efecto nefasto y es que Colombia llevó un paradigma prohibicionista a unos niveles de irracionalidad muy altos, y se quedó en el debate acerca de la flexibilización contra las drogas”.

Inicios en el narcotráfico

Pablo Escobar Gaviria -o ‘El Patrón’, como fue conocido durante una buena parte de su vida adulta- nació el 1 de diciembre de 1949 en Rionegro, a 40 kilómetros de Medellín, Antioquia.

En 1972, cuando apenas contaba con 22 años, ya se había dado a conocer en Medellín por sus pequeños coqueteos con el crimen. Ese año ya había creado una banda de maleantes famosa por desvalijar coches y vender mercancía de contrabando.

En 1974, comenzó él mismo a llevar los cargamentos de cocaína hasta Estados Unidos. En 1976 construyó sus propios laboratorios de procesamiento de cocaína. Ese mismo año formó el Cartel de Medellín, una organización delictiva dirigida por él y que contaba con una infraestructura tal que abarcaba los tres escalones del mundo de la droga: la producción, el transporte y la venta.

Otros narcotraficantes famosos

- José Gonzalo Rodríguez Gacha , alias ‘El Mexicano’ fue dado de baja por la Policía en Tolú.

- Carlos Lehder Rivas, apodado ‘Loco’, fue uno de los principales socios de Escobar. Su captura en febrero de 1987 significó la primera extradición de un miembro del cartel a Estados Unidos.

- Gustavo de Jesús Gaviria Rivero, alias ‘León’, era primo hermano de Pablo Escobar, además de su mano derecha y fiel compañero desde que empezaran a traficar con cocaína.

- Fabio Ochoa Vásquez, es el menor del clan de los tres hermanos Ochoa (junto con Juan David y Jorge, fundadores del cartel).

- Dandenis Muñoz Mosquera, alias ‘La Quica’, fue uno de los asesinos a sueldo de Escobar. En 1991 lo detuvieron en Nueva York (Estados Unidos) por su implicación en el atentado de Avianca.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad