lunes 18 de abril de 2022 - 9:04 AM

A un año del asesinato de Felipe Tobón, ¿qué ha ocurrido con la seguridad en el Cerro de las Tres Cruces?

Hoy lunes 18 de abril, cuando se cumple un año del asesinato del deportista Jorge Felipe Tobón Sánchez, ocurrido en el Cerro de las Tres Cruces mientras hacía un recorrido en compañía de su novia, la seguridad sigue siendo un tema que causa polémica.

Mientras la comunidad asegura que hace falta presencia de las autoridades, estas afirman que llevan a cabo una estrategia que busca garantizar la seguridad de las personas que hacen caminata en esta montaña.

Luego de que ocurriera este hecho que estremeció a la ciudad, el miedo se apoderó de quienes han tenido la costumbre de ejercitarse en el Cerro que, actualmente, según testimonios de los residentes de la zona, ya no es tan visitado como antes.

Al respecto, el senderista del grupo Zarihuellas Mauricio Gómez fue enfático en decir que en el Cerro no se ve la Policía y que aún están esperando el CAI que el alcalde Jorge Iván Ospina les prometió el año pasado cuando ocurrió la muerte de Felipe.

“Nosotros los senderistas somos los que ponemos los muertos y las mujeres violadas. Es una lástima que practicar una actividad de sano esparcimiento termine convirtiéndose en una tragedia”, indicó el deportista, y añadió que “aunque se nota que la Policía quiere hacer el trabajo, les hace falta personal. Nosotros tenemos un grupo de WhatsApp con ellos, donde les podemos reportar cualquier hecho que suceda, pero no es suficiente. Del sector de la Betulia para arriba hay muchas invasiones y de ahí es que salen a robar”.

El caminante también explicó que ellos, por ser un grupo grande corren menos riesgo de ser víctimas de un asalto, pero quienes suben solos o en parejas están más expuestos.

“No podemos esperar a que la inseguridad deje otro muerto. Por eso, solicitamos más apoyo de las autoridades y al alcalde Ospina le recordamos que estamos esperando que cumpla con la promesa del CAI, aunque sea móvil”, reiteró.

Por su parte, los líderes comunales de los vecindarios aledaños al Cerro coincidieron en manifestar que los problemas de delincuencia no solo se presentan en esta montaña, sino en sus calles.

Imelda Becerra, presidenta de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio El Bosque, dijo sobre este tema que ella era una de las que le gustaba hacer caminata con las amigas por el Cerro, pero la presencia de personas sospechosas hizo que decidieran no volver. “Lastimosamente por esta zona se ve mucha gente rara y algunos conocidos me dicen que en los caminos todavía se ven muchachos escondidos entre el monte”, manifestó la líder comunitaria, quien agregó que los atracos están a la orden del día, sobre todo en la Calle 47, donde “hombres en moto salen de la nada y arrebatan bolsos y celulares”.

Similar apreciación tuvo don César Helmer Calle, residente del barrio Granada, quien señaló que la inseguridad se ha adueñado de la zona. “Por la Avenida Sexta y la Avenida Octava es donde más se presentan los robos. Ahora la modalidad es que salen hombres vestidos con chalecos de la Sijín y paran a las personas con la excusa de hacer una requisa y ahí aprovechan para robar. Yo nunca he subido al Cerro, pero escucho que ya la gente casi no va por miedo a ser asaltado”, expuso.

Hablan las autoridades

Frente al tema, el mayor Óscar Bernhard, jefe de prevención de la Policía Metropolitana de Cali, Mecal, dijo que actualmente se adelanta el programa Rutas Seguras Deportivas, cuyo objetivo es motivar a la comunidad a practicar deporte, sintiéndose protegida por las autoridades. “En este momento contamos con una red de apoyo a través de la cual nos comunicamos directamente con los deportistas del Cerro. Los diferentes grupos están debidamente organizados y ellos nos reportan cualquier novedad que se pueda presentar y nosotros inmediatamente actuamos”.

Asimismo, explicó que los hurtos han disminuido gracias a la presencia de ocho unidades de oficiales en bicicleta y dos motorizados. “Estamos trabajando fuertemente de la mano de la comunidad para recuperar los entornos. A los deportistas siempre les recomendamos subir en grupos y no perder el contacto con nosotros. Hago un llamado a la comunidad que habita en los barrios aledaños y a los deportistas que suben al Cerro para que trabajemos en equipo y así construir ciudad. La seguridad es un tema que nos compete a todos”.

Lea también: A golpes y disparos mataron a un policía en Medellín

Entre tanto, Carlos Soler, secretario de Seguridad de Cali, dijo que para ofrecer mayor protección en el Cerro de las Tres Cruces se ha implementado una estrategia conjunta entre Alcaldía, la Mecal, el grupo de investigación del CTI y la Sijín, que consiste en desplegar un dispositivo desde las 5:00 a.m., con una buena cantidad de motos en diferentes puntos. Igualmente, la Alcaldía entregó unas bicicletas para el grupo de cuadrantes de seguridad.

“Los fines de semana hay un acompañamiento pedestre y de carabineros en el sector. Es importante decir que en el Cerro no se han vuelto a presentar hechos que tengamos que lamentar. La seguridad en la zona está garantizada”, puntualizó el funcionario.

Caso Felipe Tobón

Por la muerte de Felipe Tobón fueron capturadas cuatro personas, dos de las cuales ya fueron condenadas. Se trata de Jhonelger Joel Leal Alvarado, de nacionalidad venezolana, y Jhojan Fernando Perea Castaño, quienes el 21 de septiembre del año pasado en audiencia pública fueron condenados a 30 años y 6 meses, fallo que fue apelado por la familia del deportista y el pasado 5 de marzo la Fiscalía hizo un aumento de la pena en cuatro meses más. Cabe recordar que ambos hombres fueron retenidos durante un operativo policial tan pronto fue reportado el homicidio. Los dos tenían antecedentes judiciales y se les incautó un arma traumática y dos armas blancas.

Entre tanto, el tercer involucrado en el homicidio es un menor de 17 años, quien recibió una condena de solo 6 años por haber aceptado los cargos.

Sobre la cuarta persona que participó, el 29 de abril se llevará a cabo la audiencia donde se le dictará sentencia a alias Mamut, de 22 años, acusado de homicidio agravado en concurso heterogéneo, secuestro simple, acto sexual violento agravado, hurto calificado agravado y en grado de tentativa.

También puede leer: “Le oré al oído antes de morir”: María Teresa Rincón, hermana de Freddy Rincón

Jorge Mario Tobón, padre del joven y sargento primero (retirado) del Ejército Nacional, se pronunció al respecto diciendo que “lastimosamente, la justicia colombiana le da preferencia al victimario y no a las víctimas. No exijo reparación, ni que el Estado me reconozca económicamente. Yo lo único que exijo es justicia, nada más. Las penas impuestas a los asesinos de mi hijo son irrisorias frente al daño que nos causaron”. Asimismo, agregó que “nadie se ha puesto a pensar lo que significa para nosotros tener que revivir este proceso en las audiencias. Es un dolor indescriptible. Además, ahora tenemos que vivir como ermitaños por las amenazas que recibimos el año pasado. Solo nos ha quedado vivir fortalecidos en Dios y recordando a mi hijo con honor y orgullo porque fue un muchacho con un corazón enorme, que siempre pensó en hacer el bien a los demás”.

Sobre la Avenida 11B Norte con Calle 44, del barrio El Bosque, familiares y amigos de Felipe recuperaron el parque de la zona como una manera de honrar su memoria. Allí, sembraron árboles, flores y plantas ornamentales.

“En uno de los árboles marcamos el número 2 que era el que Felipe llevaba en su camiseta del equipo de hockey, como homenaje a Andrés Escobar, su futbolista favorito”, sostuvo don Jorge, asegurando igualmente que todos los días desde la terraza de su casa ve el Cerro de las Tres Cruces con menos afluencia de gente haciendo deporte.

Para conmemorar el primer año de la muerte de Felipe se ofrecerá una misa hoy a las 6:00 p.m. en la iglesia Los 12 Apóstoles, del barrio El Bosque.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad