jueves 04 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

“Acuerdo de paz de Colombia es el de menor tasa de deserción”

El representante especial de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, destacó que menos del 50 % de los acuerdos de paz firmados en el mundo llegan al quinto año, por lo que llamó a “dimensionar lo que Colombia ha conseguido”.

El acuerdo de paz firmado hace casi cinco años entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC es el que tiene menor tasa de deserción en el mundo, aseguró este miércoles Julián Gallo, senador del partido Comunes, en un foro realizado en Cali (suroeste).

“A pesar de todas las dificultades que hemos tenido que enfrentar a lo largo de estos años, lo que sí podemos decir es que este proceso sigue siendo el que tiene la menor tasa de deserción de firmantes del acuerdo a nivel de los acuerdos de paz del mundo”, dijo Gallo a Efe.

291

Los desmovilizados de la guerrilla de las Farc que han sido asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016.

El senador aseguró que la baja deserción “habla muy bien de la voluntad política que nos acompaña a quienes firmamos el acuerdo de paz por parte de la insurgencia”.

Por su parte, el representante especial de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, destacó que menos del 50 % de los acuerdos de paz firmados en el mundo llegan al quinto año, por lo que llamó a “dimensionar lo que Colombia ha conseguido”.

Reconoció que aún “persisten desafíos y retos para garantizar” la implementación del acuerdo de paz e insistió en que se debe “proteger lo que se ha conseguido y preservar lo que se ha avanzado”.

Críticas al Gobierno

El senador Gallo, que fue miembro del equipo negociador de las FARC en La Habana, cargó fuertemente contra el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, al asegurar que el balance de la implementación del acuerdo es “sumamente negativo”.

Según dijo, Duque montó una política denominada “Paz con legalidad”, nombre que de entrada “quiere dar a entender que el acuerdo es ilegal”.

“Con base en esa política se dedicó, primero, a fingir que se está implementando el acuerdo de paz a través de unas políticas que nada tienen que ver con la implementación real y, segundo, una visión reduccionista del acuerdo queriendo dejarlo solo en términos de la dejación de las armas”, dijo Gallo.

Críticos del proceso de paz ponen como ejemplo la alta ola de violencia provocada por grupos desertores, que operan en zonas fronterizas o que son claves para el tráfico de drogas.

Aseguró que no se ha avanzado en temas como la reforma rural y política, en una nueva estrategia antidrogas y de garantías de seguridad y recordó que desde que se firmó la paz, el 24 de noviembre de 2016, han sido asesinados 291 exguerrilleros.

Mientras tanto, Humberto de la Calle -que encabezó el equipo del Gobierno colombiano en las negociaciones con las FARC (2012-2016)- aseguró que hay “luces y sombras” sobre el acuerdo aunque no le gusta entrar “en una confrontación sectaria y hablar mal del Gobierno”.

Destacó el reconocimiento que hizo la Corte Penal Internacional (CPI) a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada a instancias del acuerdo, pero dijo que también hay “enormes ausencias” en temas como la reforma política y rural.

Sin embargo, De la Calle recalcó que pese a todos los obstáculos “no hay que desistir, al contrario, tenemos que seguir impulsando el cumplimiento del acuerdo”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad