martes 09 de abril de 2019 - 12:00 AM

Acuerdos y desacuerdos

Mientras muchos sectores aplauden lo que podrían ser las primeras muestras de independencia de Iván Duque para gobernar, al firmar el acuerdo con los indígenas, Álvaro Uribe arremete contra su ‘pupilo’.
Escuchar este artículo

Luego de 27 días de tensión en Cauca, producto del paro indígena que puso ‘contra la pared’ al Gobierno del presidente Iván Duque, un acuerdo firmado entre las partes permitió que el país regresara a la ‘normalidad’ y que la minga levantara las vías de hecho.

Sin embargo, lo que se esperaba que fuese un acto aplaudido por todas las partes, pues significó el levantamiento negociado de la huelga, se convirtió en un debate político que podría mostrar los primeros pasos de independencia de Duque.

Para algunos, este sería un hecho que podría distanciarlo, a futuro, del Centro Democrático y de su mentor, Álvaro Uribe Vélez.

Y es que una serie de comentarios del expresidente dejaron de manifiesto su total desacuerdo con la decisión, pues Uribe aseguró que “es preferible cerrar esa carretera (la vía Panamericana) dos años, mejorar y cuidar la alterna; que firmar acuerdos con la minga apoyada en el terrorismo”.

Lea también: ¿Problemas de memoria?

Además, el hoy senador hizo un polémico tuit que dejó una ambigüedad sobre posibles masacres sobre vías de hecho.

Lo cierto es que ahora los ojos del país se posan sobre el primer mandatario, a la vez que crecen los rumores de un paulatino alejamiento de su partido de origen.

Un acierto de Duque

Para Jorge Restrepo, docente y economista de la Universidad Javeriana, el actuar del presidente Duque fue el adecuado respecto al paro.

“La desavenencia entre los dos, sobre la forma en la que se debía resolver el problema en Cauca, demuestra que el Gobierno de Duque no toma las órdenes de Uribe y que está dispuesto a contradecirlo, pero hay que ver hasta dónde se extiende esto en otras áreas”, dijo el docente.

Además, Restrepo señaló que la firma del acuerdo con los indígenas mejora la imagen del Presidente, a la vez que deja de lado un posible nuevo conflicto, como lo sugirió el senador Uribe.

“Hay una postura de separación del Gobierno y de los radicales, es decir, el Centro Democrático. Con esto, la imagen de Duque se favorece porque, al rechazar el radicalismo de Uribe, muestra su independencia, así como su capacidad de llegar a acuerdos y dialogar con quienes se oponen a su Gobierno. Resolver un bloqueo que tiene vigentes las vías de hecho, a través de una negociación, es mucho mejor que resolverlo a través de la fuerza”, agregó el catedrático.

Así mismo, aseguró que dicho actuar tendrá consecuencias dentro del Plan Nacional de Desarrollo y que lo más probable es que el expresidente Uribe haga públicos nuevos desacuerdos.

El rifirrafe en el CD

Si bien esta disputa entre mentor y pupilo agita los ánimos dentro del Centro Democrático y los expertos pronostican el distanciamiento entre Duque y Uribe, aseguran que alejarse totalmente de él podría ser un golpe contundente para el partido.

“Todos estamos sorprendidos por los mensaje de Uribe en un momento en el que el Gobierno sale bien librado tras el acuerdo con los indígenas. Es curioso ver cómo Uribe y el partido ‘patean la lonchera’ y evidentemente es un episodio que va a alejar al Gobierno del CD”, explicó el francés Yann Basset, docente de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.

Le puede interesar: Duque anunció paquete de medidas económicas para afectados por bloqueos

Además, el experto indicó que la actitud de Uribe pone al Presidente en una situación muy complicada y que al no tener el apoyo de los otros partidos, podría verse obligado a estar bajo la protección de la excoalición de Juan Manuel Santos.

“No creo que haya una ruptura completa porque no le sirve, pero lo que puede pasar es que el Gobierno terminará empujado a los partidos de la excoalición de Santos. Podrá trabajar con Cambio Radical, el Partido de la U y el Partido Liberal, pero no significará un enfrentamiento abierto con el CD y Uribe”, agregó Basset.

Por otro lado, el experto indicó que es posible que el paro se reanude después de Semana Santa, por lo que es primordial que Duque escuche a los indígenas.

“Una cosa es ser el líder de un partido político y otra ser el Presidente de la República. La población de Cauca estaba sufriendo mucho y Duque no podía dejar que se extendiera. Pero esto es más una tregua que un acuerdo, debe haber una negociación más a fondo para evitar que se reactive el movimiento social”.

¿El camino de Santos?

Para el doctor en Derecho, Política y Ciencias Sociales, Gerardo Martínez Martínez, es importante reconocer el avance de Duque en esa muestra de independencia.

Por ello, explicó que de seguir con esa actitud, en donde toma decisiones en pro del país, pese a generar un desacuerdo dentro de su mismo partido, podría significar un camino similar al de su antecesor, Juan Manuel Santos.

“Lo que hoy vemos simboliza que una vez más el escogido por el CD les marca distancia. Ahora, al Presidente le queda el camino de Santos, pero esta vez la gente no va a creer que Duque es un ‘faltón’ porque estamos viendo las razones por las cuales se aleja, cosa que no vimos cuando Santos lo hizo”, dijo.

Lea además: Gobierno y Minga acuerdan recursos por $800 mil millones

Señaló que las órdenes que Álvaro Uribe quiere imponer, interfieren en la gobernabilidad del actual mandatario.

Se abre entonces la posibilidad de un nuevo rumbo político para el gobierno de Iván Duque.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad