martes 09 de octubre de 2018 - 12:01 AM

Al mal vecino buena cara

Dejar de llamar a una guerra entre Colombia y Venezuela, debe ser el tono que se debe mantener ante la crisis que en estos momentos vive el país vecino.

Cierre de fronteras, desplazamiento de militares y sobre vuelos de helicópteros en Cúcuta, son algunos de los sucesos que desde hace algunos años se viven entre Colombia y Venezuela.

Lea además: Venezuela acusa a Iván Duque de proteger a autores del atentado contra Nicolás Maduro

Sin embargo, en los últimos meses el tono se ha subido de parte de los dos gobiernos, al punto de que hasta de intervención militar se ha hablado.

La más reciente fue la declaración de Francisco Santos, ya como embajador en Washington cuando afirmó “para lograr una salida a la crisis de Venezuela, deben considerarse todas las opciones, incluso las operaciones militares”.

Expertos internacionalistas consultados por Vanguardia Liberal consideran que se debe mantener el tono diplomático y democrático, antes que guerrerista.

Víctor De CurreaLugo, internacionalista, considera que “es Colombia la que amenaza a Venezuela, entonces Colombia debería respetar el principio de la soberanía y auto determinación de los venezolanos, pero nos encanta meter las narices donde no nos han llamado; sobre todo Colombia debería plantear unas lecturas mucho más cuidadosas de la realidad venezolana, que es compleja porque hay hiperinflación, problemas para el suministro de alimentos, de medicamentos y hay una migración que está llegando al país y eso no se explica diciendo Maduro es un mal gobernante, la cosa es de una complejidad mayor y Colombia debería ser serio, responsable y no asolar la candela”.

Dispuesto a defender

Con respecto a las declaraciones de Pachos Santos y el tono que se mantiene entre Colombia y Venezuela, Luis Fernando Ramírez, vicerrector de la Universidad de la Salle, explica que “debe haber un balance entre las dos situaciones, es decir, se debe privilegiar los canales diplomáticos en lo que tiene que ver con la institucionalizad entre los países, pero que ello no signifique que Colombia es un país débil y que no está dispuesto a defender su territorio y sus valores democráticos. Creo el país debe retomar una modernización de las fuerzas militares, pero pensando en el tema de la soberanía, distinto a lo que pasaba antes, que era pensando en el tema de orden público, hay un atraso sensible sobre todo en equipos antiaéreos y el país debe solucionarlo porque hoy puede ser Venezuela, mañana Nicaragua o cualquier otra amenaza sobre el territorio”.

“Las relaciones entre Colombia y Venezuela eran tensas, pero muy diplomáticas antes de la era de Chávez, después de la era de Chávez por el lado de Venezuela comenzó a llegar el lenguaje más encendido y pintoresco, con discursos muy frecuentes donde se culpa al gobierno de Colombia o la oligarquía o los paramilitares de los problemas de Venezuela y, entonces, Colombia ha tenido la prudencia, en la mayoría de los casos, de mantener un lenguaje muy diplomático y considero que es muy prudente, porque de lo contrario no conduce a nada bueno, de lo contrario nos deja en el mismo nivel de lenguaje imprudente”, puntualizó el internacionalista Andrés Mejía.

Caos en la frontera

Asimismo, Mejía precisó que “la cosa había explotado desde antes, es decir, después que se terminó el proceso de paz y cuando el presidente Juan Manuel Santos ya no necesitó la ayuda de Venezuela para el proceso de paz, entonces escaló sus críticas contra Venezuela en lenguaje diplomático, pero se volvió un crítico fuerte y la reacción desde Caracas fue fuerte contra Santos y ahora contra el nuevo gobierno de Iván Duque”.

Sin embargo, en este juego de palabras y poderes entre Colombia y Venezuela, los países no se han quedado solos, porque recientemente Estados Unidos salió en defensa de Colombia y los propio hizo Rusia con respecto a Venezuela, y de acuerdo con los analistas, son situaciones que podrían no terminar de la mejor manera.

El vicerrector de La Salle explica que “los países interesados en respaldar a Venezuela, como son Rusia y China, que son dos países ricos en petróleo y que dependen de esos hidrocarburos no está de más que exista una alianza internacional en un momento determinado en relación con un posible conflicto con Colombia y eso es un tema serio, porque no es solamente la intervención de dos pueblos hermanos sino la geopolítica internacional y no debemos jugarle a eso porque saldríamos mal librados”.

En el mismo sentido opina Mejía, al señalar que “por el lado de Colombia le conviene saber que tiene el apoyo de Estados Unidos porque a pesar de todos sus esfuerzos sería muy vulnerable a cierto tipo de daño en caso de una acción armada de parte de Venezuela, y aunque el respaldo de Rusia fue un poco más retórico, lo que uno no quisiera es que las tensiones entre Colombia y Venezuela escalen a grandes potencias, porque siempre los que salen mal librados son los países más chiquitos”.

Frases más polémicas en el conflicto Colombia y Venezuela

- “He dado instrucciones a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de cerrar la Frontera en San Antonio del Táchira y en Ureña de manera inmediata por 72 horas”: Nicolás Maduro.

- “Las mafias paramilitares tienen muchos intereses económicos y atacan a esta hora. Lanzan panfletos contra el Ejército venezolano”, gobernador oficialista de Táchira, José Vielva Mora.

- “El gobierno defenderá con firmeza a sus ciudadanos, pero esa firmeza requiere la sabiduría y la prudencia de la diplomacia”: Juan Manuel Santos.

- “Ratifico que desde Colombia se conspira contra nuestra Patria, la derecha está coordinando nuevamente que grupos asesinos vengan a nuestra Patria”: Nicolás Maduro.

- “Tenemos que aislar el régimen y pedir elecciones libres para que la gente vuelva a tener esperanza y regrese a Venezuela en los próximos años”: Iván Duque, presidente de Colombia.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad