viernes 12 de julio de 2019 - 8:50 AM

Andrés Felipe Arias llegó a Colombia extraditado desde Estados Unidos

Andrés Felipe Arias, el exministro de Agricultura, llegó en la mañana de este viernes al país procedente de los Estados Unidos en calidad de extraditado para que cumpla la pena de 17 años que le impuso la Corte Suprema de Justicia por delitos contra la administración pública.
Escuchar este artículo

El exministro colombiano Andrés Felipe Arias, arrestado en 2016 en EE.UU., fue extraditado este viernes a Colombia, donde fue condenado en 2014 a más de 17 años de cárcel por un caso de desvío de subsidios de Agro Ingreso Seguro, confirmaron fuentes oficiales de ambos países.

El exfuncionario del Gobierno de Álvaro Uribe aterrizó a las 8:20 de la mañana en un hangar de la Policía Nacional, en un vuelo chárter proveniente de los Estados Unidos y escoltado por un grupo de Marshals de dicho país, confirmó Migración Colombia a través de un comunicado oficial.

Migración añadió que “tras realizarse el procedimiento de control migratorio y la verificación correspondiente, el ex Ministro Andrés Felipe Arias quedó a disposición de las autoridades correspondientes”.

Se espera que la Corte defina el sitio de reclusión del exfuncionario del gobierno Uribe, aunque se presume que será una guarnición militar.

Sobre Arias también pesa una decisión disciplinaria que le impuso el entonces procurador Alejandro Ordóñez, hoy embajador de Colombia ante la OEA.

El expresidente Álvaro Uribe envió un mensaje a través de su cuenta de Twitter en el que dijo lamentar y recibir “con profundo dolor” la extradición de Arias.

El envío de Arias, autorizado por el Departamento de Estado desde febrero pasado, se hizo efectivo tras el fallo adverso que tuvo este lunes en una corte de Atlanta, en la que habían apelado sus abogados para frenar la extradición.

Lea también: Vicepresidenta manifestó su apoyo a Andrés Felipe Arias y espera que le den garantías

Arias, 46 años, fue detenido en su casa de Weston (Broward), al norte de Miami el 24 de agosto de 2016, liberado tres meses después bajo fianza con un grillete electrónico y arrestado de nuevo en septiembre de 2017 durante una audiencia en la que el juez John O’Sullivan aprobó por primera vez su extradición.

Durante cerca de tres años, la defensa de Arias, encabezada por el abogado David Markus, expuso principalmente que no había un tratado de extradición vigente entre Colombia y Estados Unidos.

El argumento fue rechazado por los jueces Sullivan y Andrea M. Simonton de Miami, y Stanley Marcus, Britt Grant y Frank Hull de la Corte de Apelaciones de Atlanta, como también por el Departamento de Estado estadounidense.

Arias fue solicitado en extradición en noviembre de 2014 por el Gobierno de Colombia por los cargos de “malversación de fondos a favor de terceros (peculado) y celebración de contratos sin cumplir con los requisitos legales”.

Los abogados de Arias, ministro de Agricultura durante el mandato de Álvaro Uribe (2002-2010), también centraron la defensa en que el juicio y la sentencia en Colombia tuvieron motivaciones políticas del expresidente Juan Manuel Santos.

Lea también: Estados Unidos extraditará a Andrés Felipe Arias a Colombia

La Fiscalía, que representó al Gobierno colombiano en el juicio en EE.UU., mantuvo siempre que eran “irrelevantes” las opiniones de la defensa sobre aspectos políticos de Colombia.

El fiscal Robert J. Emery reiteró que ambos delitos por los que fue condenado en Colombia existen también en Estados Unidos y son extraditables, al tiempo que enfatizó que es “claro” que hay un tratado de extradición en “efecto” entre ambos países.

De igual forma, las cortes hicieron caso omiso de la “doctrina política” porque “no se aplica ni puede ser invocada” en el contexto de la extradición y se centraron en la “plena vigencia y efecto” de un tratado de extradición entre ambos países y que ambas naciones “confirman”.

También negaron varias veces su libertad bajo fianza al considerar que ya había huido de Colombia y por ende representaba “un serio peligro de fuga”.

Arias viajó con su familia a Estados Unidos en 2014, justo antes de que la Corte Suprema de Colombia diera a conocer la sentencia en su contra y al poco tiempo presentó una solicitud de asilo.

Lea también: Uribismo espera frenar con cartas dirigidas a Trump la extradición de Andrés Felipe Arias

Durante el proceso legal en Miami, en el que Uribe intercedió por Arias varias veces, sus abogados y familia pelearon sin éxito hasta el último momento por la libertad bajo fianza del exministro y la concesión de asilo político.

Arias siempre ha afirmado su inocencia y asegurado que se trató de un juicio “politizado” al considerarse un perseguido político de Santos, con quien coincidió en el Gobierno de Uribe y compitió por ser el candidato presidencial uribista en 2010.

El exministro, muy cercano a Uribe, al punto que en Colombia fue apodado “Uribito”, fue condenado en su país por el caso conocido como “Agro Ingreso Seguro”, un programa para otorgar créditos blandos a pequeños agricultores para instalar sistemas de riego, del que se aprovecharon grandes terratenientes.

EN LA PROCURADURÍA DE ORDÓÑEZ TAMBIÉN FUE CONDENADO ANDRÉS FELIPE ARIAS

El exministro de Agricultura condenado a 17 años de cárcel, no solo fue procesado en la parte penal, sino que también en lo disciplinario fue inhabilitado a 16 años. El fallo fue de única instancia y fue proferido por uno de los alfiles del uribismo y quien hoy funge como embajador colombiano ante la Organización de Estados Americanos: Alejandro Ordóñez.

El fallo es de única instancia, algo que quizá no recuerdan los uribistas que han cerrado filas en redes y medios criticando a la Corte Suprema de Justicia por no darle una segunda instancia al proceso del exfuncionario que llegó este viernes al país en condición de extraditado.

En la mañana del 19 de julio de 2011, el entonces jefe del Ministerio Público convocó a rueda de prensa para dar lectura al fallo en contra de Arias Leyva y otros 10 funcionarios y exfuncionarios que tuvieron que ver con el programa Agro Ingreso Seguro.

En su intervención, Ordóñez enfatizó que “el señor Arias Leiva Intervino en la celebración de los convenios especiales de cooperación científica y tecnológica números 003 de 2007 y 055 de 2008 con omisión de estudios previos, y 052 de 2009 y 037 de 2009 sin contar con estudios técnicos, financiero y jurídicos precisos y completos”.

Lea también: Coldeportes ya se convirtió en el Ministerio del Deporte

Pero fue más allá y dijo que el exministro de Álvaro Uribe desconoció los principios de transparencia, selección objetiva y responsabilidad que rigen la actividad contractual. Esto ya que el órgano de control demostró en el expediente que el entonces jefe de la cartera del agro aprobó los términos de referencia de las convocatorias públicas de riego y drenaje I y II de 2008, correspondientes al convenio No. 055/08, suscrito entre el Ministerio de Agricultura y el Instituto de Cooperación Interamericano para la Agricultura, IICA, sin que dichos términos de referencia contaran con factores de evaluación precisos y claros.

“Esta conducta provocó que durante 2008 se aprobaran proyectos de riego y drenaje sin el lleno de los requisitos, al igual que la asignación de apoyos económicos a proyectos de la misma naturaleza que no contaban con estudios serios que permitieran garantizar la ejecución de las obras de riego y drenaje, la asignación de recursos y aprobación de proyectos pertenecientes a un mismo predio de explotación agrícola”, precisó Ordóñez.

De parte de la Procuraduría a Arias se le endilgó una tercera conducta de la que fue encontrado culpable por violar los topes de gastos de administración y operación para el programa AIS.

Con esta conducta, el fallo sintetiza que con esa conducta se desbordó “para el año 2008 el porcentaje establecido en el parágrafo 6º de la ley 1133 de 2007 en la suma de $6.696.458.119, del total de los recursos apropiados”.

Actualmente en la Sección Segunda del Consejo de Estado se tramita una demanda interpuesta por la defensa de Arias que busca tumbar el fallo del procurador Alejandro Ordóñez. El tema es analizado por el magistrado César Palomino Cortés.

ASÍ REACCIONARON LOS CONGRESISTAS DEL CENTRO DEMOCRÁTICO POR EXTRADICIÓN DE ARIAS

Luego de conocerse la llegada a Colombia del exministro Andrés Felipe Arias, extraditado desde EE.UU. por solicitud de la Corte Suprema de Justicia, distintas voces del partido Centro Democrático se expresaron y pidieron segunda instancia en el proceso del exfuncionario, condenado a 17 años de cárcel por el escándalo de Agro Ingreso Seguro.

El primero en pronunciarse fue el senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, líder del partido y en cuyo gobierno se desempeñó Arias como titular de la cartera de agricultura. “Profundo dolor por Andrés Felipe Arias. No se robó un peso y fue condenado a 17 años” dijo el exmandatario vía Twitter.

En el mismo sentido se expresó el exviceministro Rafael Nieto Loaiza, quien abogó porque la Corte estudie nuevamente el caso de Arias.

Por su parte, el excandidato presidencial y exministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga reiteró que su partido “trabaja por el derecho a la doble instancia” y pidió a la justicia que “cumpla fallo de la ONU”, en referencia a una recomendación de la comisión de Derechos Humanos del organismo internacional, que en noviembre de 2018 le pidió al Estado colombiano garantizar la segunda instancia en el caso de Arias.

El senador Carlos Felipe Mejía aseveró que la Corte “condenó a un inocente”, pero dejó “volar a un mafioso”, en referencia al caso del exjefe guerrillero ‘Jesús Santrich’, desaparecido desde el pasado 30 de junio.

Finalmente, y por medio de la etiqueta #AriasEstamosContigo, políticos y personas afines al partido de Gobierno han expresado su apoyo al exministro Arias.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad