miércoles 21 de julio de 2021 - 9:22 AM

Andrés Medina, el excapitán del Ejército que vinculan al atentado de Cúcuta

Ante el hermetismo de las autoridades para revelar detalles de la operación que vienen desarrollando desde el sábado, donde ya llevarían capturadas a ocho personas que presuntamente estarían vinculadas a varios atentados que estremecieron a Norte de Santander, como el de la Brigada 30 del Ejército, ocurrido el pasado 15 de junio, y el ataque a disparos al helicóptero presidencial, el 21 de junio, poco a poco, extraoficialmente, se vienen conociendo detalles fragmentarios.
Escuchar este artículo

Uno de ellos, es que Andrés Medina Rodríguez, quien llegó hasta el rango de capitán en el Ejército, siendo un destacado piloto de helicópteros Black Hawk, y que incluso fue uno de los sobrevivientes de un ataque de las Farc, ocurrido el 22 de junio de 2015, cuando ‘volaron’ con explosivos una aeronave que él piloteaba y aterrizaba en Teorama, sería uno de los responsables del atentado a las instalaciones de la Brigada 30, que dejó 36 heridos.

El papá de este excapitán también habría sido capturado porque presuntamente fue él quien hizo todo el negocio de la compra de la camioneta Toyota Fortuner, de placas JGX180, con la que cometieron el atentado dentro de las instalaciones militares.

Se conoció que actualmente Medina Rodríguez estaría trabajando para una academia de vigilancia privada con sedes en varias ciudades del país.

Entre lo que tendrían las autoridades esta que estas dos personas sabían perfectamente que un grupo de hidrocarburos de la Dirección de Carabineros de la Policía, que tiene una oficina dentro de esas instalaciones militares, cuenta con un vehículo similar al que compraron y que así podrán cometer el ataque sin despertar una sola sospecha.

Le puede interesar: 48 civiles y 93 policías heridos, el balance de la marchas del 20 de julio en el país

Tan pronto tuvieron la camioneta Toyota en sus manos, la habrían entregado para que la cargaran con el potente explosivo pentrita. Todo habría sido bajo la coordinación del Eln y la disidencia del frente 33 de las Farc.

Cuatro días después de tener el vehículo cargado con el explosivo, el excapitán se habría encargado de entrarlo a la guarnición militar, aprovechando que él era conocido en el lugar y, además, aprovechando las falencias que se daban al mediodía, cuando más de la mitad de la guardia de seguridad se iba a almorzar.

Por eso, a las 12:32 p. m. del 15 de junio, se puede ver en un video de seguridad de la Brigada 30, como la camioneta Toyota Fortuner, que es manejada por el exoficial, entra tan tranquilamente y luego de permanecer dos horas y 18 minutos en esas instalaciones, sin despertar una sola sospecha, sale y hacia las 3:02 de la tarde se da la primera explosión, dos minutos después ocurre la segunda, y a partir de ahí todo fue terror, incertidumbre y destrucción.

Pero el plan que tenían para este atentado fue tan bien hecho, que el excapitán se compró una moto de alto cilindraje y fue en ella, en compañía de otra persona, en la que huyó con rumbo al Anillo Vial Occidental.

Otras capturas

El sábado habrían sido capturadas cuatro personas más que también estarían inmersas en esos atentados que se dieron los últimos 15 de junio, entre los que estarían un desmovilizado de las Farc, un escolta contratista de la UNP, una vigilante del aeropuerto internacional Camilo Daza de Cúcuta.

También puede leer: Gustavo Bolívar perdió la segunda vicepresidencia del Senado con voto en blanco

Todos ellos habrían participado intelectual como materialmente en los ataques, según se pudo conocer extraoficialmente. Desde la noche del domingo arrancaron las audiencias concentradas, las cuales se están haciendo presencialmente en un salón de la región 5 de Policía, con sede en Cúcuta, por su trascendencia a nivel nacional.

Y mientras adelantan estas diligencias judiciales, se conoció que ayer lunes 19 de julio, capturaron a otras dos personas, las cuales estarían vinculadas directamente al ataque del 21 de junio, al helicóptero en el que se transportaba el presidente de la República Iván Duque; el ministro de Defensa, Diego Molano; el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, y el alcalde de Cücuta, Jairo Yáñez, entre otros funcionarios.

Se trataría de uno de los hombres que habría disparado uno de los dos fusiles que hallaron en un lote baldío del barrio La Conquista, contra la aeronave presidencial y que puso en riesgo la vida del mandatario de Colombia y la comitiva que lo acompañaba en su retorno a Cúcuta, luego de una reunión en Sardinata, e intentaba aterrizar en el aeropuerto internacional Camilo Daza.

Días después del atentado, las autoridades revelaron dos retratos hablados de los presuntos responsables de ese atentado y ofrecieron una millonaria recompensa para quien entregara información de su ubicación.

Otro de los recientes capturados sería el conductor de un taxi, a quien señalan de ser el que transportó los fusiles y todo el material de guerra que usaron los encargadas de disparar.

Se ha podido conocer que las autoridades judiciales tienen en sus manos videos, testimonios y cientos de audios de las interceptaciones telefónicas que le hicieron a muchos celulares de estas personas que capturaron, donde habrían detalles de cómo se planearon y se ejecutaron los atentados, así como quienes estarían inmersos en ellos.

El lunes en la tarde, las familias de dos detenidos, uno que aseguran que es líder comunal y otro que indicaron que era minero, hablaron por redes sociales y dijeron que ellos eran inocentes de lo que estaban siendo acusados y que todo se trataría de un montaje.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad