jueves 10 de septiembre de 2020 - 1:30 PM

Asciende a 10 el número de ciudadanos muertos tras enfrentamientos con la Policía en Bogotá y Soacha

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que son siete las personas muertas en la capital de la República durante la noche del miércoles, en las protestas que se llevaron a cabo en Bogotá y Soacha por la muerte del abogado Javier Ordoñez, en un caso de abuso de la fuerza por parte de la Policía. Tres personas más murieron en Soacha.
Escuchar este artículo

Las siete personas muertas en Bogotá fueron identificadas como:

- Andrés Felipe Rodríguez, 23 años. Disparo en el tórax.

- Yulieth Ramírez, 18 años. Disparo en el tórax.

- Alexánder Fonseca, 17 años. Murió en la Cardio Infantil.

- Fredy Mahecha, 20 años. Disparo en el tórax.

- Germán Fuentes, 25 años. Disparo en el tórax.

- Julián Mauricio González, 27 años, disparo en el abdomen.

- Angie Paola Baquero, 19 años.

Sobre Yulieth Ramírez, se indicó que era una estudiante de psicología e inglés de 18 años, y falleció, al parecer, por una bala perdida cuando se dirigía a la casa de una amiga.

También se tiene información de un menor de 17 años, Alexánder Fonseca. Él recibió cuatro impactos de arma de fuego. Este joven alcanzó a llegar a la clínica Cardio Infantil, lugar donde falleció. Era padre de un bebé de siete meses.

De Germán Fuentes, un domiciliario de 25 años, quien fue otra de las víctimas fatales, se sabe que era padre de un niño de siete años.

Habitantes de Suba Rincón lo recogieron y lo llevaron al Hospital de Suba, pero falleció.

De igual forma, se reportaron 140 personas heridas, entre ellos 87 policías: 81 en Bogotá, 3 en Soacha y 3 en Madrid, Cundinamarca. 53 personas naturales resultaron heridos, en su mayoría con "elementos contundentes".

Según la Alcaldía, 175 personas resultaron heridas ayer, 66 por arma de fuego, 12 por arma blanca y 97 por otro tipo de elementos.

"Lo que pasó anoche no solamente es lamentable, es posiblemente lo más grave que haya pasado en nuestra ciudad. Anoche hubo uso indiscriminado de la fuerza en varios puntos de la ciudad por parte de miembros de la Policía que no tenían ninguna autorización de usar esas armas ni de responder de esa manera", manifestó la alcaldesa.

López señaló que hay evidencias sólidas del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Policía en por lo menos cuatro localidades: Verbenal, Suba, Kennedy y Bosa. Aclaró que el uso indiscriminado de armas de fuego no es un abuso policial, es un atentado directo contra las personas.

"66 civiles heridos, eso ni en un combate", dijo la alcaldesa. Hizo un llamado al presidente Duque para que se haga una reforma estructural a los cuerpos de seguridad y a la policía. "¿Si nadie le dio órdenes a la policía de usar armas de fuego, por qué lo hizo? ¿Qué clase de entrenamiento reciben?", dijo.

Aseguró que desde muy temprano dio instrucciones a su equipo para hacer un acompañamiento a las familias, no solo para auxiliarlas en su dolor sino para reconstruir con ellas qué pasó con sus familiares para que no quede en la impunidad. Anunció que la información recogida la entregara al procurador Fernando Carrillo, pues, según dijo, esa entidad es la única que puede adelantar una investigación independiente.

"Hemos estado con las familias de los heridos, asegurando que reciban toda la atención y acompañando en el proceso de denuncia a las familias de las personas muertas es circunstancias que están aún por esclarecer, pero que, según los propios familiares, se trató del uso de armas de fuego por parte de miembros de la Policía. En Bogotá no vamos a tolerar el abuso policial", manifestó Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno de Bogotá.

Según las denuncias recogidas por un grupo de organizaciones defensoras de derechos humanos, que incluyen a la Corporación Jurídica Libertad y la Corporación Comité de Derechos Humanos Jesús María Valle Jaramillo en las operaciones llevadas a cabo este miércoles hubo un uso excesivo de la fuerza y abuso de poder por parte de miembros de la Policía.

Anuncian acciones inmediatas

Desde el Ministerio de Defensa, pasando por la Defensoría del Pueblo, hasta la Fiscalía han anunciado acciones inmediatas para esclarecer los recientes hechos de violencia acontecidos en la noche de este miércoles en la capital de la República.

El ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que lo sucedido en la noche correspondió a un acto en contra de la institucionalidad de la Policía, lo cual se identificó porque desde muy temprano en la tarde del miércoles en las redes sociales se instigó a lo mismo.

La Fiscalía anunció que designará un fiscal especial para esclarecer la muerte del ingeniero aeronáutico y estudiante de derecho, Javier Humberto Ordóñez Bermúdez, luego de un procedimiento policial realizado en el occidente de Bogotá.

De acuerdo con el fiscal Francisco Barbosa, por la gravedad de la afectación evidenciada y por competencia, el caso fue asignado a un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, quien con la debida diligencia coordinará la obtención del material probatorio y hará la respectiva valoración.

Entre tanto, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, solicitó al Gobierno revisar los procedimientos de la Policía, para evitar que situaciones como la registrada en la noche de este miércoles, se repita."Invitamos a la serenidad pública y a canalizar cualquier reprobación en el marco del derecho que tienes los colombianos a la protesta pacífica", manifestó Camargo.

Finalmente, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, afirmó que hubo uso indiscriminado de la Fuerza por miembros de la Policía, en medio de las protestas por la muerte del abogado Javier Ordóñez, en un caso abuso policial.

"Lo que pasó anoche no solamente es lamentable, es posiblemente lo más grave que haya pasado en nuestra ciudad. Anoche hubo uso indiscriminado de la fuerza en varios puntos de la ciudad por parte de miembros de la Policía que no tenían ninguna autorización de usar esas armas ni de responder de esa manera", manifestó la alcaldesa.

López reconoció que hay evidencias sólidas del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Policía en por lo menos cuatro localidades: Verbenal, Suba, Kennedy y Bosa. Aclaró que el uso indiscriminado de armas de fuego no es un abuso policial, es un atentado directo contra las personas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad