jueves 25 de agosto de 2016 - 7:34 AM

Así es el acuerdo final de paz, esperado por décadas

El Gobierno Nacional y las Farc formalizaron desde La Habana, Cuba, que la negociación total de la agenda se ha cerrado, lo cual significa que es inminente la terminación del conflicto armado con la guerrilla más antigua del mundo.

Desde Cuba se conocieron los detalles de algunos de los temas que estaban pendientes, como por ejemplo que las Farc serán reconocidas como nuevo partido, sólo luego de terminado el proceso de dejación de las armas. 

Se informó que en un periodo de transición comprendido entre 2018 y 2026, el entonces nuevo partido, tendrá derecho a cinco senadores y cinco representantes a la Cámara, pero deben ir a las urnas.

(Lea también: “Todo está acordado con las Farc”: Santos)

También se acordó que durante la discusión de las normas legislativas que permitan la implementación de los acuerdos, tendrán vocerías ante el Congreso, pero sin voto. Dichos voceros deberán ser ciudadanos en ejercicio, que no tengan suspendida la ciudadanía como consecuencia de condena penal o sanción disciplinaria, y que no se encuentren en armas. 



Se anunció que a los desmovilizados se les garantiza la atención a los derechos de salud, acompañamiento psicosocial, educación y reunificación de núcleos familiares, entre otros. También tendrán apoyos económicos excepcionales y transitorios para la estabilización económica de ellos. 

(Lea también: "Termina la guerra con las armas e inicia el debate con las ideas": Iván Márquez)

Se pactó igualmente la creación del Consejo Nacional de Reincorporación, que será una instancia conjunta entre el Gobierno Nacional y las Farc, la cual tiene entre sus objetivos realizar el seguimiento al proceso de reincorporación de los integrantes de la guerrilla. 

Gobierno y Farc indicaron que luego de que se firme el Acuerdo Final por parte del presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las Farc, Timoleón Jiménez, se creará la 'Comisión de Seguimiento y Verificación del Acuerdo Final de Paz y de Resolución de Diferencias', integrada por tres representantes del Gobierno Nacional y tres de las Farc-EP o del partido político que surja de su tránsito a la vida legal. 

(Lea además: Votación del plebiscito por la paz será el 2 de octubre)

Se reveló que para hacerle seguimiento a la implementación de los Acuerdos, se creará un mecanismo de verificación que tendrá un componente internacional, cuyo propósito es comprobar su estado y avances. El mecanismo de verificación estará compuesto por dos notables personas de representatividad internacional, elegidas una por parte del Gobierno Nacional y otra por las Farc. 



A la vez se hará un componente internacional de verificación, que lo conforman un representante de cada uno de los países garantes y acompañantes (Cuba, Noruega, Venezuela y Chile), el componente técnico: el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos) diseñará la metodología para identificar los avances. 

(Lea también: ¿De dónde saldrá el dinero para el financiamiento del posconflicto?)

También se solicitará a las Naciones Unidas una Misión Política con el mandato de verificar la reincorporación de las Farc y la implementación de medidas de protección y seguridad personal y colectiva. 

EL RESUMEN DE CADA ACUERDO

En el documento leído se plantea que el acuerdo final recoge “todos y cada uno de los acuerdos alcanzados sobre la Agenda del Acuerdo General suscrito en La Habana en agosto de 2012; y que para alcanzarlo el Gobierno Nacional y las Farc-EP siempre y en cada momento nos ceñimos al espíritu y respeto de la Constitución Nacional, de los principios del Derecho Internacional, del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional Humanitario (Convenios y Protocolos), de lo mandado por el Estatuto de Roma (Derecho Internacional Penal), de los fallos proferidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos relativos a los conflictos y su terminación, y demás sentencias de competencias reconocidas universalmente”. 



Explican las partes en el comunicado que “al suscribir el presente Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, cuya ejecución pondrá fin de manera definitiva a un conflicto armado de más de cincuenta años y que a continuación se consigna”. 

Expresan que “la terminación de la confrontación armada significará, en primer lugar, el fin del enorme sufrimiento que ha causado el conflicto... No queremos que haya una víctima más en Colombia”. 

(Lea también: Esta es la historia de 52 años de guerra de las Farc)

También que el fin del conflicto supondrá la apertura de un nuevo capítulo de la historia de Colombia, “se trata de dar inicio a una fase de transición que contribuya a una mayor integración de nuestros territorios, una mayor inclusión social -en especial de quienes han vivido al margen del desarrollo y han padecido el conflicto”. 

Las partes resumieron que el Punto 1, 'Reforma Rural Integral', contribuirá a la transformación estructural del campo, cerrando las brechas entre el campo y la ciudad y creando condiciones de bienestar y buen vivir para la población rural. 



En el Punto 2, 'Participación política: Apertura democrática para construir la paz', se permite la construcción y consolidación de la paz, en el marco del fin del conflicto. 

El Punto 3 contiene el acuerdo 'Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas', que contiene el acuerdo “Reincorporación de las Farc-EP a la vida civil –en lo económico, lo social y lo político- de acuerdo con sus intereses”. 

(Lea también: ¿Qué será lo más difícil de cumplir de los acuerdos de paz con las Farc?)

Respecto al punto 4, 'Solución al Problema de las Drogas Ilícitas', se manifestó que para construir la paz es necesario encontrar una solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, incluyendo los cultivos de uso ilícito y la producción y comercialización de drogas ilícitas. 



El Punto 5 contiene el acuerdo 'Víctimas', en donde se crea el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, que contribuye a la lucha contra la impunidad combinando mecanismos judiciales que permiten la investigación y sanción de las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, con mecanismos extrajudiciales complementarios que contribuyan al esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido, la búsqueda de los seres queridos desaparecidos y la reparación del daño causado a personas, a colectivos y a territorios enteros. 


Respecto al punto 6, 'Mecanismos de implementación y verificación', se crea una “Comisión de implementación, seguimiento y verificación del Acuerdo Final de Paz y de resolución de diferencias”. 

Recuerde que usted puede leer el texto completo del acuerdo de paz aquí o en el archivo adjunto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad