Publicidad

Colombia
Miércoles 14 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Así esta la actividad del volcán Nevado del Ruiz

Se detectaron varias anomalías térmicas en el fondo del cráter Arenas con niveles de energía que variaron entre bajos y moderados

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

En la semana comprendida entre el 6 y el 12 de febrero de 2024, el volcán continuó con un comportamiento inestable en comparación con la semana anterior.

La sismicidad asociada a la dinámica de fluidos al interior de los conductos volcánicos mostró niveles similares en el número de sismos registrados y disminuyó en la energía sísmica liberada. Las señales sísmicas presentaron niveles de energía bajos a moderados y estuvieron principalmente relacionadas con emisiones pulsátiles de ceniza y gases a la atmósfera.

A través de las cámaras utilizadas en el monitoreo del volcán, se confirmaron varias emisiones de ceniza y cambios en la temperatura relativa del material emitido asociadas con algunas de estas señales sísmicas.

La actividad sísmica asociada al fracturamiento de rocas en el interior del edificio volcánico disminuyó en el número de sismos registrados y aumentó en la energía sísmica liberada. Los sismos se localizaron principalmente en el cráter Arenas y en los diferentes flancos del volcán, a distancias de hasta aproximadamente 12 km del cráter.

Las profundidades de los eventos variaron entre 1 y 8 km respecto a la cima del volcán. La mayor magnitud de la semana fue de 1,6 correspondiente al sismo del 7 de febrero a las 10:36 a.m., localizado aproximadamente a 7 km al oriente del cráter, a una profundidad de 3 km.

Le puede interesar: Petro dice que ahora es el "mundo" el que insiste en la pronta elección de una nueva fiscal en Colombia

El volcán continuó emitiendo vapor de agua y gases a la atmósfera. Las tasas de desgasificación de dióxido de azufre (SO2) fueron variables y continuaron con valores bajos similares a los registrados la semana anterior.

La altura vertical de la columna de gases o ceniza mantuvo valores menores a 1000 m y en dispersión alcanzó 2000 m (medidos sobre la cima del volcán) el 11 de febrero. La dirección de dispersión de la columna fue variable hacia los diferentes flancos del volcán.

En el seguimiento de la actividad superficial, a partir de las plataformas de monitoreo satelital, se detectaron varias anomalías térmicas en el fondo del cráter Arenas con niveles de energía que variaron entre bajos y moderados.

Es importante no normalizar el comportamiento del volcán en estado de alerta Amarilla. Si bien este estado indica que el volcán presenta menor inestabilidad y, en consecuencia, menor probabilidad de hacer una erupción considerable, en cualquier momento su actividad podría incrementarse y pasar a un estado de alerta Naranja (volcán con cambios importantes en los parámetros monitoreados) o, incluso, a Roja (volcán en erupción).

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por D.V.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad