viernes 03 de mayo de 2019 - 9:49 AM

Así fue la implosión en el edificio Altos del Lago en Antioquia

La tercera es la vencida y hoy a las 10:00 a.m. fue la demolición del edificio Altos del Lago de Rionegro, que presentaba fallas constructivas.

La Alcaldía de Rionegro había reprogramado junto con la empresa Atila la nueva fecha para este viernes.

Entre las 6:00 a.m. y la 1:00 p.m. habrá 10 cierres viales en los cruces de la carrera 47 con calles 59A, 59B, 60, 60A, 61, 62, 63 y 64; y en los cruces de la calle 59 con las carreras 47A y 48.

Lea también: Canciller rectifica declaraciones de Ordóñez ante la OEA sobre migración de venezolanos

Los cerca de 1.500 habitantes y visitantes del barrio Altos del Lago fueron evacuados desde las 6:00 a.m. La Alcaldía recomendó a los residentes cerrar puertas y ventanas para proteger los inmuebles.

Hernán Darío Velasco, ingeniero de la firma Atila, encargada de la demolición, explicó que el edificio caerá en 2,9 segundos y que la explosión producirá unos 94 decibeles de ruido.

La implosión

Para la voladura controlada se utilizarán 2.000 metros de cordón detonante de tres gramos, y 120 detonadores en 12 secuencias de tiempo. Respecto a los explosivos, dijo que se utilizará Indugel, el mismo que se empleó en Space y Babilonia (Medellín), pero que la cantidad específica aún no se conoce.

“Usaremos cargas indicadas y adosadas; es decir, perforaremos algunas columnas para inyectar el explosivo y dirigir la caída hacia la zona nororiental”, declaró.

Le puede interesar: Magistrados de la Corte Constitucional preocupados por las interceptaciones

Como elemento novedoso, aclaró, en algunas de las columnas se usará un sistema de cargas adosadas que consiste en cajas metálicas pequeñas a las que se les vacía concreto y se les inyectan las barras de explosivo. Dichas cajas se ubican a los lados de las columnas y con ellas se evita hacer perforaciones en las columnas que presentan fallas.

El operativoAtila tiene cerca de 40 personas trabajando en este proyecto; de ellas, 9 pertenecen al área operativa, 5 a la administrativa y 26 son auxiliares.

La administración municipal, con los organismos de gestión del riesgo y la fuerza pública, tienen unas 240 personas en el sitio, además de los agentes de tránsito que están controlando la movilidad y los cierres viales.

Tres alarmas sonoras advertirán del momento exacto de la caída del edificio, tal como ha ocurrido en otras demoliciones. Según la Alcaldía, los vidrios de las viviendas aledañas no sufrirán daños.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad