domingo 10 de enero de 2021 - 12:00 AM

Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia

La capacidad de las camas UCI del país aumentó más del doble durante 2020, pero tras el segundo pico de contagios que surgió a fin de año están cada vez más saturadas. Radiografía del estado de las UCI de Colombia y Santander.
Escuchar este artículo

Desde que se inició la pandemia de la COVID-19, la capacidad de camas de cuidado intensivo (UCI) en el país se incrementó de 5.349 camas disponibles a más de 12.000 en la actualidad, distribuidas en 113 municipios.

En Santander, había 375 camillas UCI y se dio una expansión de 233 camas. No obstante, el Plan de Expansión de UCI propuesto para el departamento contemplaba la gestión de 446 (se ha cumplido a la fecha con el 52% de lo prometido).

La ampliación del cupo de camas UCI fue posible en gran parte debido al aislamiento obligatorio, que le permitió al Gobierno Nacional mitigar la tasa de contagios y tener tiempo para adquirir los equipos necesarios (como los ventiladores) y capacitar al personal médico.

No obstante, aunque en algunos municipios se duplicó e incluso triplicó la capacidad de UCI, a la fecha esto no parece ser suficiente, pues departamentos como Santander, Norte de Santander, Valle del Cauca, Bogotá, Risaralda, Caldas, Tolima y Antioquia tienen ocupaciones de más del 75% y en algunos casos es superior al 90%.

Además, en algunas regiones que tienen camas suficientes, el problema es la falta de medicamentos para la sedación e incluso profesionales de la salud.

Se calcula que del 3 de diciembre hasta la última semana de 2020 se presentó un aumento de 10 puntos en la ocupación de las UCI. Es decir, en dos semanas hubo un incremento de mil pacientes graves (COVID y no COVID), principalmente por el virus.

$!Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia
Situación en Santander

En Santander, el aumento de la capacidad de camas UCI fue considerable. Esto se hizo más evidente en las regiones.

San Gil, que no tenía ninguna cama UCI al inicio de la pandemia, actualmente tiene 10, pero la ocupación está todos los días cercana al 80%.

En Socorro, el municipio pasó de tener solo 7 camas disponibles a 23. Allí la ocupación es del 60% en promedio, pero en ese caso el problema es que están escasos de medicamentos.

Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia

Bucaramanga, por su parte, pasó de tener 109 camas UCI a más de 270. Es decir, más de 160 camas adicionales, pero esto no evitó que en la actualidad la ocupación esté cerca del 80%, con algunos de los principales hospitales, como el Hospital Universitario de Santander (HUS) y la Chicamocha, al límite y a punto de colapsar.

Una situación similar se da en Barrancabermeja, donde había solo 22 camas UCI a principios de año y a la fecha hay 70. Esta semana que pasó, se pusieron en servicio 11 nuevas camas, 8 en el Hospital del Magdalena Medio y 3 más en la Clínica San José. Aún así, el Puerto Petrolero tiene una ocupación del 76%

De todos los municipios del área metropolitana, Floridablanca es el que menos cuenta con espacio para albergar a más pacientes en sus UCI, ya que en la última semana solo tuvo un 5% de disponibilidad.

“Ampliación de camas ayudó bastante”

En el caso de la Fundación Cardiovascular de Colombia tanto en agosto como en enero llegaron al 100% de ocupación. La diferencia es que en agosto no contaban con la ampliación hospitalaria, afirma el doctor Víctor Castillo, presidente de la FCV.

“En agosto se dio el pico con las 280 que tenía Santander. En esta oportunidad estamos llenos con la ampliación. O sea, si no hubiera ampliación (de UCI), sería terrible”, agrega el directivo.

Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia

En el caso de Bucaramanga, la ciudad tiene 11 clínicas con UCI, y entre ellas está el HUS, que fue la que más capacidad aumentó durante el 2020. De las 45 camillas habilitadas, 23 cuentan con pacientes COVID-19 y 15 la ocupan pacientes con otras morbilidades.

El doctor Carlos Ibarra, subgerente de médicos del HUS, expresa que si bien cuentan con el talento humano suficiente, el problema es que hay mayor cansancio en los servidores por todo el tiempo en el que han trabajado sin parar.

¿Se deben instalar más camas UCI?

Para los expertos, esa no es la solución, pues a medida que aumentan las camillas, aumentan los hospitalizados.

“El control debe estar en la población, con autocuidado, para disminuir la velocidad en la que se está contagiando la gente”, agrega Ibarra.

Es necesario recalcar que el aumento de camas debe ir ligado a un aumento de personal capacitado que, según el experto, es imposible adelantar ahora por el tiempo que requiere su formación.

Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia

Por lo mismo, es importante acatar las medidas impuestas y reducir las salidas a lo estrictamente necesario.

El problema es que los casos siguen aumentando y si en las próximas semanas se confirma la llegada de la nueva cepa británica, mucho más contagiosa según los expertos, el temor es que estas tasas de contagio aumenten más todavía.

¿Por qué es crítica la situación?

Esta situación tiene muchas causas, pero principalmente el problema parece resumirse en tres: el personal, los medicamentos y la movilidad.

Según Víctor Castillo, el personal sanitario se encuentra agotado tras casi un año atendiendo la emergencia.

De igual forma, indica que hay desmotivación entre los profesionales de la salud pues ven que, a pesar de todas las advertencias, las personas siguen haciendo caso omiso de las medidas de bioseguridad.

Aunque hay más camas UCI, red hospitalaria está al límite en Colombia

Además, según Guillermo Ortiz, director científico del Hospital Universitario Nacional, se ha incumplido con el pago de los servicios por parte de las EPS, lo que afecta el flujo de caja.

Por otro lado, el desabastecimiento de los medicamentos necesarios para tratar a los pacientes parece marcar un mayor impacto tras la época decembrina.

Según el doctor Leonardo Arregocés, director de Medicamentos del Ministerio de Salud, en 2020 Colombia sufrió escasez de algunos componentes básicos en las UCI como analgésicos y relajantes musculares, que son vitales para tratar los casos más graves de coronavirus.

Esto, sumado al aumento de contagios registrado al final del año pasado hizo que estos puntos hospitalarios entraran de nuevo en una crisis similar a la vista a mediados de 2020.

Por último, el aumento en la movilidad de la población para fechas como Navidad o Año Nuevo ha provocado una congestión en el sistema por los casos registrados.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad