martes 28 de junio de 2016 - 11:53 AM

Bachelet promueve una convergencia entre Alianza del Pacífico y Mercosur

Chile, bajo el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, promueve la convergencia entre la Alianza del Pacífico (AP) y el Mercado del Sur (Mercosur).
Compartir

"Encontrar la convergencia entre dos mecanismos de integración distintos, pero con metas similares, deber ser una realidad", expresó recientemente Bachelet, al señalar que "debemos dejar de lado de una vez por todas ese prejuicio de que hay dos bloques contrapuestos, que no dialogan entre sí".

Aplicando esa política, la cancillería chilena ha desarrollado iniciativas para que se haga realidad la convergencia, y ha invitado al presidente de Argentina, Mauricio Macri, a la cumbre de la AP en la sureña ciudad de Puerto Varas, entre los días 28 de junio y el 1 de julio próximos.

La Alianza del Pacífico está integrada por Chile, Colombia, México y Perú.

El Mercosur está formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, mientras que Bolivia está en proceso de adhesión, así como por países asociados: Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Guyana y Surinam, y observadores: México y Nueva Zelanda.

La AP representa el 35 por ciento de la población de América Latina y el Caribe y el 50 por ciento del comercio total de la región.

Unidos, la Alianza y Mercosur representan más de 80 por ciento del comercio exterior de la región y más de 90 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La clave es buscar puntos en común entre los bloques y modalidades de acuerdos específicos en una región que, pese a crisis internacionales, ha logrado una relativa estabilidad económica en los últimos tiempos.

El ingreso de Argentina en la Alianza del Pacífico es uno de los objetivos del presidente Macri, quien ha contado con el decidido apoyo del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, como se evidenció en la reciente visita del mandatario argentino a Bogotá.

El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ha expresado su intención de participar como observador y a la vez formar lazos con la Alianza del Pacífico, sin perjudicar sus nexos con el Mercosur.

En Uruguay, uno de los fundadores del Mercosur, el ex presidente Luis Alberto Lacalle, comentó que ese bloque debe reconsiderar su futuro, mientras otras personalidades han solicitado al actual gobierno analizar las posibilidades de ingresar a la Alianza del Pacífico.

Sudamérica ha registrado en las últimas décadas intentos por avanzar en la integración económica de las naciones.

Mientras la Alianza del Pacífico ha logrado consolidarse y promete una integración viable, el Mercosur atraviesa momentos difíciles debido a problemas internos entre sus miembros y las asimetrías cada vez más notorias.

La Alianza ha mostrado más viabilidad para avanzar en asuntos como la verificación y manejo equitativo de la regulación y el marco normativo de las operaciones comerciales, estimulando el intercambio entre las naciones, que el Mercosur.

En la cumbre de Puerto Varas se hablará de profundizar la integración, justo cuando el intercambio en la región se encamina a un virtual estancamiento por tercer año consecutivo.

Respecto a ambos mecanismos de integración económica, hay dos visiones: Bolivia y Ecuador buscan ingresar al Mercosur, mientras países de América Central, como Costa Rica y Panamá, intentan convertirse en miembros de la Alianza del Pacífico.

En sus 20 años de existencia, el Mercosur logró la cooperación a nivel jurisdiccional, integración educativa, facilitó el traslado entre personas, tuvo gestión ambiental y la creación de la Escuela Virtual para formar profesionales.

Varios estudios coinciden en que debe orientarse hacia la solución de problemas sociales y promover acuerdos en ciencia, tecnología, salud, educación e infraestructura.

En Brasil los gremios industriales analizan una eventual salida del Mercosur debido a la problemática relacionada con sus limitaciones para establecer alianzas con otros mercados.

La Alianza del Pacífico ha avanzado hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, con una fuerte proyección económica de sus países miembros hacia la zona Asia-Pacifico, orientando sus esfuerzos en mejorar la competitividad para crecer, alcanzar mayores niveles de cohesión social y reducir la pobreza.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad