sábado 03 de enero de 2015 - 4:22 PM

Camila Abuabara mejora, pero su recuperación apenas comienza

Tres semanas después del transplante de médula ósea al que fue sometida, Camila Abuabara continúa su recuperación en una habitación del Instituto de Cancerología de la Clínica Las Américas de Medellín.

Los riñones ya funcionan por su cuenta y los médicos reportan una mejoría lenta pero constante. Patricia Franco, madre de Camila, dijo que el viernes recibió de los médicos la noticia de que su hija ya no necesita diálisis.

Camila salió de cuidados intensivos el 30 de diciembre. Luego del procedimiento, los médicos que la atienden detectaron complicaciones renales y una inflamación en su hígado, por eso el informe más reciente alegró a su familia e indica que todo marcha por el camino adecuado.

“Él médico ayer me dijo que ha ido mejorando y que los riñones empezaron a funcionar bien. Sigue en la etapa difícil del trasplante. Le están subiendo las defensas y aunque eso no quiere decir que todo salió bien, confiamos en que este sea un indicio de que sí”, dice la madre de la estudiante de 25 años.

Camila y su familia todavía tendrán que esperar varias semanas, no se sabe muy bien cuántas, para saber cómo reacciona su cuerpo a las células que recibió del donante, su hermano, el mismo que la acompaña en su habitación mientras su madre supera una virosis que le ha impedido estar junto a ella en los últimos días.

“Me toca quedarme en la sala de espera, hablo con ellos por celular y voy y les traigo lo que necesitan, espero que ya el lunes pueda volver a entrar”, explica Patricia Franco.
El encierro es la otra lucha que está dando Camila en su recuperación. “A ratos está bien, se ve muy contenta y después se aburre mucho, debe ser por todo el tiempo que tiene que pasar en esa habitación, es como una montaña rusa”, dice su madre.

Sin embargo, agrega el apoyo que ha recibido en Medellín ha hecho que los días posteriores al trasplante sean más llevaderos. Según ella, en eso ha tenido mucho que ver el personal de la clínica a donde llegó Camila luego de que un juez le negara el recurso que interpuso para que su EPS costeara su tratamiento en Estados Unidos: “Hemos estado en muchas clínicas pero, la verdad, la calidad del personal de acá no lo había visto en ninguna otra parte.

También estamos inmensamente agradecidos con todas las personas que en Twitter y en Facebook viven enviándole mensajes de ánimo, que están orando por ella, que vienen a donar sangre y pasan a saludar a la familia, son muchas las personas que tienen esas demostraciones de afecto para Camila”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad