jueves 16 de mayo de 2019 - 9:20 PM

Con protesta, militares venezolanos en Cúcuta se despiden de los alojamientos

Más de un centenar de miembros de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas (FANB) y policías venezolanos que llegaron a Cúcuta desde el pasado 23 de febrero, fecha en la que se tenía previsto el paso de la Ayuda Humanitaria al territorio vecino, fueron notificados de que deben desalojar los hoteles donde se hospedan, algunos de ellos con sus familias.

La medida anunciada por el representante de Asuntos Fronterizos de la Cancillería de Colombia, Víctor Bautista, entre otras autoridades durante la noche del pasado miércoles 15 de mayo, fue clara: “La transición en los hoteles no puede ser eterna (...) ya quisieran todos los migrantes y refugiados tener esas condiciones. Tenía que haber una transición y ya llegó a su final el día de hoy para entrar en vigencia a partir de mañana”, precisó Bautista.

La propuesta presentada por el gobierno colombiano a los militares extranjeros consta de tres opciones que deben haber sido escogidas previamente para definir su estatus y permanecía o no en el territorio nacional.

Alternativas para los militares venezolanos

Quienes opten por “el plan de atención especial”, conjuntamente elaborado por el gobierno colombiano y Juan Guaidó, podrán acceder a un subsidio de arriendo por tres meses, prorrogables hasta por tres meses más. El beneficio también esta acompañado de kits de alimentación y aseo personal, además de un plan de formación para el trabajo. También se entrega el Permiso Especial de Permanencia (PEP) durante dos años con posibilidad de renovación, detalló la autoridad de Cancillería.

Otras de las opciones ofrecidas es continuar bajo la figura de refugiados, la única condición de este estatus –detalló el enviado Bautista– es que quienes se sometan a él no podrán acceder a planes de atención, albergues, arrendamientos o alimentación.

La tercera opción ofrecida es la de entregar un salvo conducto y facilitar las medidas para que el personal militar venezolano que desertó a Colombia pueda continuar a un tercer país (Chile, Ecuador o Perú).

Con protesta, militares venezolanos en Cúcuta se despiden de los alojamientos

Hubo descontento

A las puertas de uno de los hoteles donde eran desalojados, los venezolanos entonaron el himno nacional de su país, mientras sostenían en las manos una bandera de Venezuela. A los alrededores se divisaban las maletas y demás pertenencias, niños esperando a sus padres y hasta mascotas.

“Pedimos respeto por nuestros hijos que vinieron huyendo de la violencia que se vive en Venezuela y aquí están tirados junto a las maletas”, gritaba uno de los militares desde la calle.

El pago del hotel donde se han mantenido hospedados estaba a cargo de la embajada venezolana en Colombia y, de acuerdo a uno de los militares que manifestaba su rechazo a la medida, no se habría efectuado

“El hotel depende del gobierno del presidente Juan Guiado a quien reconocemos como nuestro Comandante en Jefe desde el 10 de enero de este año. A él y a el embajador Humberto Calderón Berti hacemos un llamado urgente para que se solucione nuestra situación”, dijo el miembro de la FANB, que prefirió omitir su nombre.

Remitieron un “memorial de agravio” al gobierno de Colombia, donde solicitan el respeto a sus derechos humanos.

Con protesta, militares venezolanos en Cúcuta se despiden de los alojamientos

“Le hemos planteado al gobierno colombiano posibles soluciones a nuestra situación y a los problemas que se presentan. No queremos ser unos mantenidos en este país, queremos trabajar y hemos consignado, atendiendo el llamado del presidente Iván Duque, un plan de proyectos para ser gestionados a través de organismos internacionales. No nos pueden dejar tirados, ¿qué va a pasar mañana? Nuestra familia y los niños no tienen a dónde ir”, expuso el vocero de los disidentes, con un tono de voz notablemente afectado.

De acuerdo a lo relatado por los militares, su arribo a Colombia no se trató de un hecho fortuito como “lo han querido hacer ver”. Llegaron, a su juicio, atendiendo al llamado del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, que al parecer “nos abandonó”.

Mientras gritaban consignas a favor de la libertad del país vecino y en contra de las medidas de desalojo de los hospedajes, el personal castrense señaló que salieron de Venezuela por una lucha, salieron huyendo de un régimen. Sentenciaron que ya desde Colombia no permitirán “que se sigan cercenando nuestros derechos humanos y el derecho internacional humanitario”.

En medio del descontento, personal de Migración Colombia trabaja en la elaboración de listas con la identificación de estas personas para saber quiénes se acogen a cada una de las medidas propuestas. Quienes acepten ser parte del “plan especial” del gobierno nacional serán reacomodados y reubicados para dar inició a las acciones contempladas en la propuesta.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad