sábado 18 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Coronel fue vinculado al asesinato de Dimar

El presidente Iván Duque Márquez, y el fiscal encargado, Fabio Espitia, anunciaron a la comunidad que la muerte del excombatiente de las Farc, Dimar Torres, fue producto de un homicidio.

La investigación por el crimen del excombatiente de las Farc, Dimar Torres Árevalo, en el municipio de Convención, Norte de Santander, tuvo ayer nuevos desarrollos.

El fiscal General (e) Fabio Espitia, anunció, en una declaración conjunta con el presidente de la República, Iván Duque y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, que fue vinculado al proceso el coronel Jorge Armando Pérez porque supuestamente tuvo conocimiento de los hechos y no los reportó.

Le puede interesar: Coronel del Ejército ocultó información sobre muerte de Dimar Torres

Según el fiscal, de acuerdo con los elementos materiales probatorios y la evidencia física recaudada, que incluyó grabaciones, se pudo establecer que Jorge Armando Pérez tenía conocimiento de los hechos y lo negó a las autoridades judiciales y administrativas. De esta manera, el coronel será vinculado por el delito de favorecimiento por encubrimiento.

“Es muy importante reiterar que nuestro Gobierno ha sido cero tolerante y será cero tolerante con cualquier conducta de un miembro de la Fuerza Pública que deshonre el uniforme y que viole la Constitución y la Ley”, dijo el presidente Duque.

Por su parte, el ministro de Defensa aseguró que desde el momento del asesinato se ha prestado el apoyo necesario para que la Fiscalía pueda adelantar la investigación.

Espitia recalcó que hasta el momento se han logrado aclarar 52 de los 107 homicidios de excombatientes de las Farc.

Los hechos

El asesinato de Dimar Torres ocurrió el pasado 22 de abril en la vereda Carrizal del municipio de Convención, Norte de Santander.

Aunque en un primer momento, el cabo segundo del Ejercicio Nacional, Daniel Eduardo Gómez Robledo, involucrado en la investigación, afirmó que Torres le intentó arrebatar su fusil y éste se disparó provocándole la muerte, la comunidad denunció que el cuerpo del desmovilizado tenía señales de tortura.

La polémica, a nivel nacional, la provocaron las declaraciones del ministro de Defensa, Guillermo Botero, que en cierta forma le dio credibilidad al cabo, pese a que posteriormente su versión fue desmentida por las pruebas.

El caso dio lugar incluso a que fuera propuesta una moción de censura en contra del ministro, en el Congreso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad