lunes 21 de enero de 2013 - 3:05 PM

Cultura Zenú protege su máximo ícono: el sombrero vueltiao

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, llevó tranquilidad a la comunidad indígena Zenú, asentada en los departamentos de Córdoba y Sucre, cuando suscribió un compromiso de apoyar el mayor ícono de su cultura: el sombrero vuelitao.
Escuchar este artículo

Con una campaña puerta a puerta por los hoteles de Cartagena y en los sitios de concentración de turistas se alertará a las personas sobre la presencia de sombreros falsos, anunció el jefe de la cartera. A través del programa se les hará un llamado de atención a los adeptos para que compren el producto original.

El mensaje, que no se descarta se divulgue a otras ciudades de la costa Caribe, se ha reforzado a través de cuñas de radio que invitan a defender el emblema.

El ministro también anunció que trabajará de la mano de las autoridades indígenas y del Departamento, de cara a la modernización de la producción de las artesanías de la comunidad Zenú, especialmente del sombrero.

Al encuentro, que tuvo lugar en Montería, asistieron también autoridades departamentales, representantes y artesanos de la comunidad Zenú, autoridades indígenas de Tuchín y San Andrés de Sotavento, el gobernador de Córdoba (Alejandro Lyons Muskus), el viceministro de Turismo (Oscar Rueda García) y el superintendente de Industria y Comercio (Pablo Felipe Robledo), así como un equipo de técnicos de Artesanías de Colombia.

El titular de la cartera enfatizó en que “la protección al sombrero vueltiao no es un ventolera que surge de la coyuntura, sino una medida que fue tomada hace más de año y medio y que forma parte de las políticas del Gobierno de proteger el patrimonio cultural de Colombia, al tiempo que garantiza los ingresos de las comunidades indígenas.”

Según el ministro, el sombrero vueltiao tiene protección de marca colectiva y la tejeduría Zenú tiene denominación de origen, lo que implica que no se puede falsificar. Además, con estas medidas también se busca protegen a los consumidores porque blindan su bolsillo frente a productos falsificados.

De esta forma, el Ministerio ratifica las medidas emitidas por la Superintendencia de Industria y Comercio, que imponen sanciones a quienes falsifiquen y vendan sombreros vueltiaos.

“El libre comercio tiene normas que es preciso respetar”, dijo Díaz-Granados, al tiempo que resaltó que en los Tratados Comerciales negociados y en negociación se incluye un capítulo de propiedad intelectual que regula el comercio entre las partes. “Colombia tiene el mismo derecho que tienen los europeos o estadounidenses de proteger sus productos emblemáticos”, puntualizó.

Finalmente, Díaz-Granados precisó que desde ya comenzó a sesionar una mesa de trabajo encaminada a: estudiar el proyecto de crear un parque temático en el resguardo que permita la atracción del turismo nacional e internacional; promover las compras públicas de sombreros vueltiaos, los cuales suelen ser entregados a personalidades internacionales, como una manera de promover al país; mejorar la comercialización de los sombreros en Colombia, mediante la participación de los indígenas Zenú en eventos como Compre Colombiano; y promover este tipo de artesanías en los mercados internacionales.

 

Los mitos tras la importación

Sergio Díaz-Granados desvirtuó información que indicaba que al país habían llegado un millón de sombreros vueltiaos, pues éstos entran al país en una categoría arancelaria que cubre todo tipo de sombreros, gorros y tocados, de tal manera que es imposible saber de qué clase son.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad