domingo 17 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Desmovilización en el Eln: ¿presión o ruptura?

El pasado 29 de abril se presentó la desmovilización de 20 integrantes del frente José María Becerra del Eln, en zona rural de El Tambo, Cauca, entre ellos estaba el cabecilla, alias ‘Palermo’. Esto se suma a otras desmovilizaciones que se han dado en las últimas semanas.
Escuchar este artículo

El Ejército de Liberación Nacional, Eln, es una guerrilla que nació en Santander y es considerada la última guerrilla activa en Colombia, luego que se firmó la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, en 2017.

Tras varios intentos fallidos de adelantar diálogos de paz con el Eln, el más reciente con el expresidente Juan Manuel Santos quedó suspendido con la llegada del presidente Iván Duque, tras no cumplir con las peticiones.

Le puede interesar: Grupo armado incursionó en zona rural de Argelia buscando excombatientes de las Farc

Pese a que los diálogos siguen estancados, un día antes que terminara la tregua anunciada por el Eln en abril pasado debido a la COVID-19, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 601, mediante el cual otorga beneficios que tendrán los Grupos Armados Organizados (GAO), que decidan someterse de manera individual a la justicia.

Y, pese a que la situación con el Eln lleva un proceso diferente, desde el pasado 29 de abril hasta la fecha, al menos 40 integrantes del frente José María Becerra, que opera en el Cauca, se han desmovilizado, con el fin de acogerse a estos beneficios anunciados por el presidente Iván Duque.

¿Presión o ruptura?

Ese frente está en la zona del Tambo y Timbiquí, en el Cauca. Según Camilo González Posso, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, “lo que pasa es que (ese grupo) se está desbaratando por la presión de los grupos residuales y del Ejército y por tanto algunos están optando por entregarse y acogerse a la desmovilización”.

González Posso considera que no son deserciones de ruptura de sus jefes, sino situaciones por el cerco militar y la presión que se siente en el territorio y a esto se suma las dificultades de movilidad en medio de la pandemia porque la gente está encerrada y son completamente visibles.

El presidente de Indepaz señala que, además, el Eln no está acostumbrado a esos niveles de confrontación sostenida porque no son una guerrilla de ataque, sino una guerrilla efectiva, y por tanto buscan acogerse a estos beneficios que ofrece el Gobierno Nacional.

Sin embargo, recuerda que esos ofrecimientos no son nuevos, sino que llevan décadas, como desde los 90, y es una estrategia permanente para desvertebrar esos grupos armados ilegales y producir deserciones, pero además creo que se dan las desmovilizaciones porque hay muchas dificultades en medio de la pandemia que vive el país.

Beneficios del decreto 601
El presidente, Iván Duque, facultó a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz para establecer beneficios a miembros Grupos Armados Organizados, GAO, que decidan someterse de manera individual a la justicia, sin embargo, el Gobierno expedirá otro decreto para reglamentar dichas acciones.
Miguel Ceballos dijo que el Decreto 601 de 2020, que fue recientemente expedido, permitirá que el Gobierno les otorgue a miembros de los GAO beneficios sociales como la permanencia en una casa de paso administrada por el Ministerio de Defensa durante tres meses, donde recibirán ingresos económicos para ellos y sus familias.
Además, entrarán a una ruta de reincorporación a la vida civil a través de la Agencia de Reincorporación y Normalización, donde tendrán un acompañamiento permanente de inserción a la vida económica y una renta básica mensual que será cercana a los 480 mil pesos mensuales.
De igual forma, tendrán acompañamiento para la inserción laboral por cinco años.
Convivencia pacífica
Jesús Hernando Álvarez Mora, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad San Martín, opina que el Estado debe garantizar, como uno de los fines esenciales, la convivencia pacífica. En esa medida puede acudir a diferentes medios y uno es el persuasivo y otro, el disuasivo.
En este caso, dice el docente, derivado de la ley 1908 de 2018 y reglamentado por el decreto 601 de este año, el Gobierno Nacional se ha propuesto como política facilitar la reincorporación de los miembros del Eln a la vida civil, claro está, con algunos beneficios.
De acuerdo con Álvarez Mora, las desmovilizaciones que se han registrado en la guerrilla del Eln pueden obedecer a varios factores, pero es claro que es muy difícil, por no decir imposible, que por medio de las armas se llegue a cumplir unos objetivos.
Además, puede influir que los jóvenes y sus familias ven que no hay futuro y buscan, a pesar de las dificultades del proceso de paz con las Farc, otras oportunidades y salir del monte, de la angustia, de la zozobra permanente y buscar caminos diferentes para progresar.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad