lunes 26 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Efectos de la pandemia en la salud mental

Sobre los contagios, la encuesta del Dane reveló que el 39,7% de las personas sostuvo que estaban muy preocupadas de contagiarse del coronavirus, mientras que el 8,9% manifestó estar nada preocupado.
Escuchar este artículo

Angustia, estrés, insomnio e irritabilidad son algunos de los síntomas que ha sentido toda la población en algún momento desde que se iniciaron las cuarentenas, adoptadas por el Gobierno Nacional, para prevenir los contagios por coronavirus COVID-19.

Con el objetivo de crear la primera aproximación oficial desde las estadísticas a las afectaciones en salud mental que se han generado en medio de la emergencia generada por la COVID-19, investigadores del Dane hablaron con 20.452 personas (jefes de hogar o cónyuges) entre julio y agosto en 23 ciudades del país.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Pulso Social, en cuanto a bienestar subjetivo, el 57,1% de las personas que hacían parte de la jefatura de los hogares en las 23 ciudades afirmó en agosto de 2020 que su estado de salud era bueno; el 23,4% dijo que era regular; y para el 15,9% era muy bueno.

Le puede interesar: Colombia inaugurará su primer laboratorio de inmunohematología molecular

Además, las cifras también revelaron que “las mujeres tienden a reportar mayores prevalencias, en especial en aspectos como cansancio, tristeza o dificultades para dormir”, resalta el informe.

Y esto lo demuestran las cifras porque ellas dijeron sentirse preocupadas (40,3%), cansadas (19,8%), irritables (11,9%), solas (13,5%), tristes (24%), con dolores de cabeza o estomacales (18,6%) y con dificultades para dormir (20,8%), con niveles por encima de los hombres en todas las categorías.

Para Rodrigo Córdoba, profesor de la Universidad del Rosario, “aunque la encuesta no permite hacer una lectura específica, sin lugar a dudas en las mujeres se ha dado la sobrecarga de actividades cotidianas sobre todo por la vida familiar, por haber tenido mayores deserciones laborales y además hay muchas que son cabeza de hogar”.

De acuerdo con el profesor de la Universidad el Rosario, desde que se inicio la pandemia se han visto como tres olas, en el tema de la salud mental.

Al comienzo de la cuarentena, el primer golpe fue como la ‘magulladura’, es decir, síntomas como ansiedad, angustia, irritabilidad e insomnio.

El segundo impacto es la aparición de cuadros clínicos como la depresión, trastorno obsesivo y desorden de estrés postraumático; y, el que se ve actualmente, es la sensación de fatiga en la gente y el poco interés por las cosas, es decir, como una desesperanza.

En este mismo sentido, Ana Fernanda Uribe, vicerrectora académica de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, seccional Bucaramanga, se ha visto un mayor incremento del estrés y algunas consecuencias no muy favorables asociadas a conductas adictivas al alcohol o sustancias sicoactivas, conductas autolesivas y conflictos familiares, que se han evidenciado en todo el país con el incremento de la violencia intrafamiliar

Un factor inicial es iniciar un proceso de diálogo donde se puedan expresar las emociones

Pandemia en los niños

La encuesta del Dane también reveló que en agosto de este año, el 87,4% de las personas que conformaban la jefatura de los hogares en las 23 ciudades afirmó que los niños y las niñas de su hogar continuaron las actividades educativas o de aprendizaje desde que cerraron las escuelas o colegios. El 4,5% sostuvo que no las continuaron y el 8,1% dijo que los niños y niñas del hogar no asistían ni realizaban actividades educativas o de aprendizaje.

Lea también: MinCiencias y Reino Unido apoyarán proyectos de investigación en salud mental

Al indagar el porqué los niños y las niñas del hogar no continuaron con las actividades educativas o de aprendizaje, el 40,7% manifestó que no podía pagar la pensión por la reducción de ingresos económicos debido a la emergencia por la COVID-19; el 23,0% respondió que la institución educativa sí ofrecía clases virtuales, pero el hogar no contaba Internet; y el 17,2% sostuvo que la institución educativa sí ofrecía clases virtuales, pero el hogar no contaba con dispositivos como computador, tablet o celular.

De acuerdo con Córdoba, “para los niños es una situación compleja que se alargó mucho y ya se está hablando de generación COVID porque son niños a los que el colegio no solo les enseña a sumar y multiplicar, sino otras cosas”.

Asimismo, la vicerrectora académica de la UPB, seccional Bucaramanga, dijo que “a nivel de los niños se presentan cuadros ansiosos en términos de vivir las tensiones del hogar y el trabajo en casa, además del hecho de aislarlos de las instituciones educativas”.

Explica que es necesario realizar actividades de acuerdo a su etapa de vida, aunque a algunos les ha encantado porque han podido compartir con la familia, pero también hay quienes extrañan su colegio porque es un espacio que les permite desarrollar otras competencias que les ayuda a desarrollar su salud mental y física.

$!Efectos de la pandemia en la salud mental
$!Efectos de la pandemia en la salud mental
$!Efectos de la pandemia en la salud mental
Recomendaciones
Mantenga una vida saludable: coma saludable, duerma bien y mantenga los vínculos afectivos y grupos de apoyo con la familia
Tenga cuidado porque muchas de las noticias nefastas traen confusión. Recuerde que no hay que creer todo lo que circula en redes.
Genere actividades de ocio y esparcimiento en casa, que antes se habían desplazado por las visitas a los centros comerciales.
Manejo de trabajo flexible y en situaciones críticas.
Busque el apoyo de un profesional externo cuando las situaciones se van poniendo críticas para intervenir a tiempo y no incrementar las situaciones de violencia en el hogar.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad