domingo 11 de agosto de 2013 - 9:23 AM

El 63% de los mineros en Colombia son informales: Díaz Guerrero

El estado actual de la minería en Colombia ha dejado dudas frente a los verdaderos actores participantes en el paro que se acerca a su tercera semana.

Algunas de estas inquietudes fueron resueltas por César Díaz Guerrero, director ejecutivo de la Cámara Colombiana de Minería, quien habló con Colprensa y argumentó entre otras cosas, que esa entidad respalda el derecho a la huelga, pero desestima las vías de hecho, a tiempo que reclamó repensar la decisión de destruir la maquinaria usada informalmente.

El director ejecutivo señaló como falla principal en el problema actual del sector, la falta de coordinación en los tres ejes principales de desarrollo entre los que se encuentra el Gobierno, las empresas y la comunidad. En medio de su explicación, Díaz puntualizó que si alguna parte de este trípode falla, la minería no se puede llevar a cabo con éxito.

-¿Qué es lo que está pasando con el sector?

Hoy hay una frontera que muchos sectores y muchas comunidades no quieren aceptar, o les convienen no aceptar, y es que el país infortunadamente tiene una gran presencia de minería informal. Lo que pasa es que cuando una minería tiene compromisos y deberes ambientales y sociales importantes, y la informalidad no los cumple, se generan grandes impactos ambientales y sociales.

-¿Qué pasa con la minería informal?

Este tipo de minería ha crecido de una manera desbordante en los últimos años, y la comunidad, aún no conociendo del tema, cree que toda la minería es igual. Pero por ejemplo, en al actualidad ni siquiera se conoce la minería moderna en el país, la gente no sabe de algunos minerales y mucho menos saben de los compromisos que se deben tener para ejercer esta labor.

-¿A qué se debe el crecimiento de la minería informal?

Básicamente creemos que se debe a tres factores: primero el gran crecimiento que tuvo el precio del oro en los últimos tres o cuatro años, factor que llamó la atención y permitió que entrará una minería informal que no se había visto en el país que era la minería informal mecanizada.

-¿La minería mecanizada es aquella a la que el Gobierno le esta destruyendo las máquinas?

Sí, esos son los equipos hacia los cuales, básicamente el Gobierno tiene en mira, son equipos de valores muy altos, están entre 300 y 500 millones de pesos. Es un tema que no se veía hace seis años. El problema está en que si son grupos mineros informales, no tienen acceso a maquinas de tan alto precio, y cómo aparecen en medio de la selva, lo que nos lleva a pensar en la minería criminal como la llama el Gobierno.

-¿Que porcentaje de mineros en Colombia son informales?

En el último censo minero, el ministerio de Minas detectó cerca de 14.000 unidades productivas mineras, sitios donde se están haciendo extracciones minerales, y de esas 14.000, el 63 por ciento no tienen titulo minero.

Chocó es el principal productor de oro en Colombia, y actualmente el 99 por ciento no tiene título minero. Estas cifras son las que nosotros reconocemos como minería informal, aquellos que no tienen título minero.

- Se habla mucho del tema de la minería informal, ¿qué otros tipos de minería hay?

La minería ancestral y la minería tradicional. La ancestral hace referencia a la práctica histórica, cultural y de supervivencia de distintos grupos sociales, mientras que la minería tradicional es aquella actividad que realizan personas o grupos de personas o comunidades que explotan minas de propiedad estatal sin titulo inscrito en el Registro Minero Nacional.

-¿En qué consiste el título minero?

Un título minero da la posibilidad de explorar y luego explotar. Pero realmente quien decide la opción de explotar no son las empresas mineras, realmente son las autoridades ambientales.

- Con cerca de 1.000 prospectos ideológicos que pueden existir en el país, ¿cuántos proyectos pueden entrar en vigencia?

Frente a esa cifra, pueden entrar muchos en vigencia. Lo que llama la atención es que realmente desde hace treinta años no entra en vigencia ninguna mina. Para esto hay muchas razones, por ejemplo en los primeros años, estuvo deprimido el mercado, después en el país tuvimos una inseguridad rural muy grande y últimamente por que hemos tenido muchas restricciones a la industria.

-¿Cuántos grupos mineros en el país reconoce la Cámara?

Realmente la representación gremial es muy alta, pero hay una gran cantidad de empresas mineras que no consideran necesario estar dentro del gremio por tradición, ya que consideran mejor no ser visibles, prefieren que nadie ubique en que zonas del país trabajan. Por lo que solo representamos 50 empresas formales en Colombia que están en diferentes fases del ciclo minero en prospección a la exploración y la explotación, en comercialización y en cierre, que en esta última no tenemos ninguna.

Si hablamos de la minería total del país, ¿de qué porcentaje se puede hablar como formal y cuánto como informal?

La única estadística que tenemos son las del sector minero y son 63 por ciento ilegal y 37% legal.

-¿Tiene alguna afectación la negativa de Piedras (Tolima) frente a la minería?

En piedras no votaron que no a la minería, si no que no a la minería irresponsable. Hay una empresa que tiene un depósito en un sitio y esta buscando sitios en donde desarrollar procesos de beneficio, no es más.

-La cámara Colombiana de Minería, ¿qué tanto respaldo le da a los paros que hay hoy en día?

Tenemos claro que todos tenemos un derecho a la protesta, es un derecho que nadie nos puede quitar; lo que nos preocupa es que esté asociado a los actos violentos, con estos son con los que no estamos de acuerdo.

Hay dos temas que son cruciales, por los que amparamos el derecho a protestar y es el decreto de la destrucción a la maquinaria, el decreto que se amparó en unas normas y le da facultad al Gobierno de destruir maquinaria que considere que está asociado a algún tipo de minería ilegal o grupos al margen de la ley; ese es un tema policivo, un tema que tiene en su competencia el Gobierno Nacional.

Lo segundo es el proceso de formalización. La Contraloría acaba de sacar un estudio donde demuestra que extraer una tonelada de carbón térmico en el interior del país a una empresa legal le cuesta 80 mil pesos, y al ilegal le cuesta 45 mil pesos.

-¿Quien esta detrás de los paros?

Ahí hay de todo, por ejemplo los casos de minería informal que estábamos hablando, como en todas las protestas hay unos que están por testando, hay otros que están apoyando. Eso es complejo.

-¿Qué concepto tiene la Cámara de la movilización del 19 de agosto?

No vamos a respaldar esta movilización, ya la posición ha sido clara, digamos que nosotros lo que hacemos es llamar al dialogo, que se hable especialmente del tema de formalización y se avance en este tema.

-Se acerca la cuarta versión de la Feria Minera Colombia 2013, ¿Cómo se va a manejar en medio de la situación que está enfrentando el sector?

“Todos unidos por una minería incluyente”, es el lema de esta versión de la feria que se desarrollará desde el miércoles 15 de agosto, y en esa línea, se ha diseñado una programación académica que promete mostrar todas las visiones de los actores que confluyen en la actividad minera.

Además, se desarrollarán importantes temas relacionados con minería y territorio, formalización minera, alianzas público privadas para el sector minero, visión de las juventudes, nuevos escenarios para el diálogo en torno al sector minero, políticas de exploración minera y compensaciones ambientales, entre otros.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad