Publicidad

Colombia
Martes 20 de febrero de 2024 - 12:00 PM

El calvario de una madre colombiana que perdió a su hijo en Puerto Rico

John James Bolaños estuvo desaparecido durante 23 días hasta que las autoridades hallaron su cuerpo y confirmaron la identidad

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

La angustia y el sufrimiento comenzaron para Yolanda Gómez Barrero, una mujer nacida en Florencia, Caquetá, y quien actualmente vive en Acacias, Meta, cuando se enteró de que el cuerpo de su hijo, o al menos lo que quedaba de él, había sido hallado en Loaiza, en Puerto Rico.

“Bueno madrecita, entonces mañana hablamos”, estas fueron las últimas palabras que le dijo John James Bolaños Gómez a su mamá.

En una entrevista con EL TIEMPO, Gómez contó que la última vez que habló con su hijo fue el 26 de enero de 2024, cuando le informó los adelantos de un control de salud.

“Yo estaba en una cita médica y me entretuve, pero con John quedamos de hablar cuando llegara a la casa”, expresó Gómez.

Por su parte, la madre de Bolaños explicó que tiene varias enfermedades, incluida la artritis degenerativa, que está afectando directamente sus huesos, y por dicha razón su hijo solía preocuparse mucho por su salud.

Lamentó haber estado distraída ese día y no haber conversado más con su hijo, de 30 años. Al contrario, una sobrina de Bolaños sí lo hizo, ya que a pesar de la distancia, él siempre estuvo muy atento a su familia.

Bolaños era padre de dos niños, una niña de 10 años y un niño de 8 años, por lo que la familia le compartió a El Tiempo y a otros un mensaje que envía su hija: "Le pido, si me hace el favor, me puede traer el cuerpo entero de mi papá, lo quiero ver por última vez. Muchas gracias".

El hombre se mudó a Puerto Rico hace aproximadamente seis años, donde trabajaba en construcción y estaba profundizando en el campo de la arquitectura.

De hecho, sus familiares informaron a EL TIEMPO que el hombre llevaba una vida muy tranquila, por lo que su muerte ha sido una tragedia para todos.

“Nos enteramos de la noticia por medio de redes sociales y luego varios amigos que él tenía allá llamaron a la mamá y le contaron lo que habían encontrado", dijo Astrid Mendoza, madre de los dos hijos de Bolaños.

Le puede interesar: Video| Última hora: Fuertes enfrentamientos entre comerciantes y la policía en el centro de Bogotá

La señora Gómez expresó con tristeza que ni la Policía de Puerto Rico, ni la Fiscalía, ni los forenses se pusieron en contacto con ella. Añadió que se enteró por internet de que "habían encontrado los restos (esqueleto) de John James Bolaños Gómez".

"Ahora les digo, ¿cómo creen ustedes que yo recibí esa noticia tan fuerte?”, expresó entre lágrimas.

En medio de la angustia, la madre de cinco hijos se ha mantenido excepcionalmente fuerte. Desde la desaparición de su hijo, ha estado incansablemente activa, afirmando que los medios de comunicación han sido su refugio y sus grandes aliados.

Viviendo el duelo

El sufrimiento de una madre se manifiesta de diversas formas, en ocasiones es una batalla constante entre el cansancio y la desesperación. Así es la pesadilla de Gómez, quien perdió a su hijo y todo lo que tiene del caso es un presentimiento que la atormenta, impidiéndole dormir, pues siente que una persona cercana a él en Puerto Rico tuvo algo que ver.

La madre supo que su hijo estaba saliendo con una mujer y que habría tenido una discusión con ella hacía unos días. "Luego apareció muerto”, reveló.

Las autoridades de Puerto Rico también están investigando una hipótesis adicional. Según sus averiguaciones, un segundo hombre fue identificado como desaparecido y más tarde se encontró muerto en la misma zona. Al parecer, esto podría estar relacionado con una banda criminal que estaría asesinando a contratistas.

A pesar del deseo de la madre de traer a su hijo de regreso a Colombia para darle una sepultura digna, le han negado esta posibilidad, debido a que su muerte fue extremadamente violenta.

Uno de los dolores más intensos para un padre o una madre es perder a un hijo, y Gómez, quien ha experimentado esa trágica pérdida dos veces, lo sabe de primera mano.

“Yo tengo sentimientos encontrados, pues hace 11 años los paramilitares me mataron una hija de 24 años aquí en Acacias. Ella dejó un hijo de cuatro meses, que me acompañó hasta los seis años y también se me murió, y con este otro, ya tres perdidas y dos de ellos, mis hijitos”, expresó Gómez a EL TIEMPO.

Durante unos 23 días, todos sus familiares lucharon y oraron, esperando que el colombiano desaparecido en Puerto Rico apareciera, pero desafortunadamente, lo encontraron sin vida. “Yo presiento que a él no lo mataron al instante, apenas lo secuestraron. Él duró vivo como ocho días. Lo sé porque uno de madre presiente y siente”, manifestó.

También mencionó que el sentimiento empeoró durante la desaparición: "¿Cómo cree usted que me siento al no poder hacer nada? En un momento de desesperación, incluso consideré la posibilidad de irme como migrante para buscar a mi hijo, porque tenía que encontrarlo, vivo o muerto".

Finalmente, aseguró que este lunes, 19 de febrero, la contactaron para indicarle que traerían las cenizas gratis de su hijo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por K.G.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad