domingo 11 de junio de 2023 - 11:07 AM

“El frente Carolina Ramírez me está buscando para matarme”: las revelaciones de Manuel Ranoque, papá de los niños rescatados

Manuel Ranoque, padre de los niños rescatados, dijo en la mañana de este domingo que el frente Carolina Ramírez del grupo guerrillero de las Farc lo está buscando para matarlo. Teme por su vida y la de sus hijos. “El frente Carolina Ramírez me está buscando para matarme, tengo amenazas”: las revelaciones de Manuel Ranoque, papá de los hermanitos rescatados en el Yarí, en la selva amazónica.
Compartir

Manuel Ranoque, padre de los niños rescatados, dijo en la mañana de este domingo que el frente Carolina Ramírez del grupo guerrillero de las Farc lo está buscando para matarlo. Teme por su vida y la de sus hijos.

“El frente Carolina Ramírez me está buscando para matarme, tengo amenazas”: las revelaciones de Manuel Ranoque, papá de los hermanitos rescatados en el Yarí, en la selva amazónica.

Aseguró que para las disidencias de las Farc “soy un objetivo”. Los niños y su madre que murió en el accidente, salieron de Araracuara para volver a estar en familia. El padre de familia, Manuel Ranoque, salió desplazado dos meses atrás por amenazas de las disidencias. Ellos pertenecen a la etnia huitoto.

La familia vivía en el resguardo indígena Puerto Zábalo, en Caquetá, pero muy cerca de Amazonas, y como casi toda la Amazonía está bajo amenaza de los actores armados, hay disidencias de todos los tipos y la población indígena está en medio del conflicto.

Lo que debe saber

Los niños abordaron esa avioneta para encontrarse con el padre biológico de los dos pequeños, que había huido de Araraucara, donde vivía toda la familia.

Manuel Ranoque había sido amenazado de muerte por uno de los grupos guerrilleros que hay en esa zona selvática y se refugió en otro lugar.

Su desaparición fue un misterio que no se evaporó hasta que llamó semanas después a su casa y les pidió a todos que fueran a su encuentro.

Su esposa, Magdalena Mucutuy, y sus cuatro hijos subieron con ese propósito a la Cessna 206, matrícula HK 2803, pilotada por un hombre que antes había sido taxista, Hernán Murcia. A la familia le esperaba una nueva vida.

El vuelo salió de Araracuara y debía aterrizar en San José del Guaviare. El accidente se produjo a mitad del camino, en una zona en la que se cree que todavía hay pueblos no contactados. El lugar más cercano al accidente era Cachiporro, una comunidad sobre el río.

El pueblo cuenta con una pequeña escuela y una pista aérea para avionetas pequeñas. La comunicación es principalmente radiofónica, mediante aparatos conectados a paneles solares. Sus habitantes se involucraron de lleno en la búsqueda, dando todo un ejemplo de solidaridad.

La cooperación indígena ha sido fundamental a la hora de encontrar a los niños.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad