martes 15 de diciembre de 2020 - 10:55 AM

El Mopa-Mopa es patrimonio inmaterial de la humanidad

Los conocimientos y técnicas asociados al Barniz de Pasto Mopa-Mopa de Colombia, son declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Escuchar este artículo

Así se anunció este martes desde ‘París, en la edición número 15 del Comité Intergubernamental de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, donde se confirmó que esta técnica prehispánica hará parte de la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial que Requiere Medidas Urgentes de Salvaguardia, como reconocimiento a los oficios tradicionales, así como a los recolectores del mopa-mopa, los maestros, carpinteros y sus aprendices. Pero a la vez, un llamado a la necesidad de tomar medidas para mantener vivas estas tradiciones.

El Barniz de Pasto Mopa-Mopa consiste en la decoración de objetos de madera, con delgadas láminas coloreadas y recortadas, que se obtienen al procesar la resina vegetal que producen los cogollos del Mopa-Mopa.

Esta manifestación, de ascendencia indígena, que se conserva en la actualidad, como una clara demostración del mestizaje hispanoamericano, se constituyó con el trasegar del tiempo en una expresión cultural que forma parte de la historia, identidad y reconocida tradición artesanal de los pobladores de la ciudad de Pasto, como lo son la laca china, rusa o mexicana, para sus respectivos territorios.

Para ello, el Ministerio de Cultura de Colombia, en colaboración con maestros artesanos y los recolectores sabedores del Mopa-Mopa, además del departamento de Nariño y Putumayo, y la alcaldía de Pasto, han trabajado en conjunto el expediente que se presentó a la Unesco para solicitar la inscripción. De esta manera, el Órgano Evaluador consideró que el expediente presentado cumplía con todos los requisitos para ingresar a esta lista de carácter global.

“La combinación de simbología y maestría expresada en el arte del Barniz de Pasto es sin duda un saber que la humanidad no puede darse el lujo de perder. Agradecemos al Comité Intergubernamental por reafirmar la necesidad de construir una ruta de salvaguardia inmediata para este conocimiento y posicionar a Colombia, a Nariño y a Putumayo, como territorios de patrimonio”, afirmó la Ministra de Cultura de Colombia, Carmen Inés Vásquez.

Agregó: “El Barniz de Pasto Mopa-Mopa de Putumayo y Nariño, nace en medio de las nubes, en las selvas húmedas de Putumayo y brota del árbol de Mopa-Mopa, tesoro de la biodiversidad colombiana. De ahí surge la materia prima que los maestros artesanos de Pasto utilizan para plasmar su ingenio y su inspiración”.

De las cuatro manifestaciones postuladas para la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial que Requiere Medidas Urgentes de Salvaguardia en este año, el Órgano Evaluador consideró que cumplían los cinco criterios establecidos para la inscripción dos de las cuatro manifestaciones postuladas: los Conocimientos y Técnicas asociados al Barniz de Pasto Mopa Mopa de Putumayo y Nariño y el Aixan/Gana/Ob#ANS TSI //Khasigu, Conocimientos y Técnicas de música y sonido ancestral de Namibia.

¿Qué es el Mopa-Mopa?

El arbusto del mopa-mopa, Elaeagia pastoensis mora, se encuentra y recolecta en el Piedemonte Andino-Amazónico del Putumayo, Cauca, Caquetá y Nariño, al igual que en algunas zonas de dispersión cercanas, entre los 1.400 y 2.000 msnm, se desarrolla sobre un clima tropical húmedo.

Los recolectores que habitan principalmente en Mocoa, Putumayo, se encargan de esta tarea porque conocen la selva, las fechas de recolección y la ubicación de los arbustos con las pepas apropiadas para la elaboración del barniz. Por su parte, el trabajo realizado en Pasto, Nariño, por carpinteros, torneros y carpinteros, corresponde a la transformación de las maderas en elementos a los que se aplican las láminas de barniz.

Por su parte, para los maestros decoradores la elaboración de piezas con Mopa-Mopa se constituye en su modo de vida y su única actividad económica. Por esta razón, los barnizadores se caracterizan por organizar y dirigir sus propios talleres a través de la enseñanza de la técnica, la elaboración y la comercialización de las piezas, con algunos aprendices a su cargo.

Patrimonio inmaterial colombiano

Esta técnica se une a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial Colombiano exaltado por la Unesco, como el Carnaval de Barranquilla, así como el Espacio Cultural de San Basilio de Palenque, uno de los primeros pueblos libres creados por esclavos fugitivos en el siglo XVII.

También, Las Procesiones de Semana Santa de Popayán, celebradas desde la época colonial, que son una de las más antiguas conmemoraciones tradicionales de toda Colombia. En esta lista también se encuentra el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, pero que suele extenderse a distintas poblaciones del departamento de Nariño a inicios del mes de enero.

Hace diez años fue inscrito el Sistema normativo de los wayuus, aplicado por el pütchipü’üi (‘palabrero’) de la comunidad de los wayuus, que cuenta con un sistema normativo que comprende un conjunto de principios, procedimientos y ritos que rigen la conducta social y espiritual de la comunidad.

Los conocimientos tradicionales de los chamanes jaguares de Yuruparí, con las estructuras míticas y cosmológicas que componen los conocimientos tradicionales de los chamanes jaguares de Yuruparí de numerosos grupos étnicos asentados a orillas del río Pirá Paraná, que fluye en el Departamento del Vaupés.

Las Fiestas de Francisco de Asis que cada mes de octubre se realiza en la ciudad de Quibdó también hace parte de esta lista de la Unesco, junto a la Música de marimba y cantos y bailes tradicionales de la región colombiana del Pacífico Sur y de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas.

Pero el Mopa-Mopa hace parte de la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere de medidas urgentes de salvaguardia, como el Vallenato y los Cantos de Trabajo de los Llanos Orientales de Colombia y Venezuela.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad