sábado 13 de junio de 2020 - 10:30 AM

El retraso del proyecto Hidroituango subiría las tarifas de energía en 2022

El gerente de EPM, Álvaro Rendón, dijo que el proyecto no iniciaría en diciembre de 2021, así que agentes del mercado explicaron los riesgos que esto trae.
Escuchar este artículo

El impacto del covid-19 dio la estocada final para que Empresas Públicas de Medellín (EPM) confirmara oficialmente que Hidroituango no entrará al sistema en 2021. El gerente de la empresa, Álvaro Guillermo Rendón, destacó que ya se están moviendo los cronogramas, por lo que las cuatro unidades iniciales estarían en 2022.

Las declaraciones de Rendón prendieron las alarmas por la importancia que tiene la hidroeléctrica en el sistema. No solo por la energía en firme que generará la central, sino, además, por los posibles efectos que se podrían generar por los retrasos, que, de hecho, impulsarían un posible aumento tarifario, así como un riesgo en el desabastecimiento energético.

“Los temas del covid nos han movido los cronogramas, y, probablemente, las cuatro unidades van a estar en 2022. Con esto estaríamos cumpliendo cargos por confiabilidad y energía en firme al sistema. Y podríamos, por supuesto, mandar un mensaje tranquilizador porque esta generación de energía la necesita (el país) para evitar unos apagones”, dijo Rendón en una entrevista organizada por Andesco.

El retraso del proyecto Hidroituango subiría las tarifas de energía en 2022

Los expertos del sector aseguraron que, de fondo si se podrían generar algunas implicaciones, pese a que el Gobierno sigue trabajando en mantener la confiabilidad del sistema. Alejandro Lucio Chaustre, director de Óptima Consultores y exdirector de SER Colombia, explicó que es posible un descuadre de energía firme por esa capacidad de Hidroituango.

Lea también: Estos son los más buscados en Colombia por la Policía Nacional.

“Si no entra en 2021, y si hay retrasos en los proyectos de renovables asignados en la subasta, hay necesidad de buscar mas energía (...) Se ha realizado una serie de asignaciones, pero seguramente con estos ajustes al cronograma se necesitarán más”, dijo.

Fuentes del sector que pidieron no ser citadas también destacaron que el efecto se vería en las tarifas. “2022 será un año de estrechez, y eso, indudablemente, podría incidir en las tarifas. La formación de precios sería más complicada, porque la demanda seguirá en crecimiento”, explicaron.

Aunque aún es incierto en cuánto se podrían aumentar los precios, teniendo en cuenta que hay un horizonte de casi año y medio para que el Gobierno garantice la energía, los agentes del mercado destacaron que a estos retrasos se sumarían factores que se viven en este momento: bajos embalses, pocas lluvias y altos precios de bolsa.

“Si bien el retraso no era inesperado, sí es sorprendente y preocupante. Primero, porque expone el riesgo del plan de expansión de generación del país, basado solo en gas y sus similares, y en un programa de renovables que claramente enfrenta un retraso, y que no da firmeza y respaldo, como si se hubiera podido tener si el plan contará con generación a carbón”, añadió Sandra Fonseca, directora ejecutiva de Asoenergía.

Alejandro Castañeda, presidente de Andeg, añadió que con este panorama “las cosas podrían estar apretadas”. No obstante, destacó que el Ministerio de Minas, a través de la Creg, ha impulsado diferentes mecanismos para garantizar la confiabilidad. “De ahí la necesidad de trabajar en la subasta de reconfiguración de compra que lanzaron para septiembre”, dijo.

¿Sanciones a EPM?

Los retrasos de Hidroituango no implicarían sanciones para la empresa. Si bien el proyecto tiene el compromiso de entrar a finales de 2021, EPM habría puesto algunas garantías ante el Gobierno, por lo que se daría una gabela de un año adicional para que las autoridades no los multen o sancionen.

En este contexto, de no entrar el proyecto, la empresa podría abrir un proceso para ejecutar esas garantías, tal y como lo hizo el año pasado. Por ahora, se espera que EPM logre surtir los nuevos obstáculos que ha impuesto el covid-19, así como sacar adelante la obra, que tiene un costo a hoy de $15 billones, contando los sobrecostos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad