miércoles 27 de septiembre de 2017 - 6:59 AM

Eln realizó uno de los atentados más graves de la historia

La tranquilidad en la vereda La Cristalina de Teorama se alteró ayer a la 1:40 de la tarde, cuando una explosión ocasionó la rotura del oleoducto Caño Limón-Coveñas, originando una emergencia ambiental en la cuenca del río Catatumbo.

El hecho, atribuido a la guerrilla del Eln según el general Hugo Alejandro López Barreto, comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército, contaminó las aguas de las quebradas La Cristalina y La Tiradera, y el río Catatumbo.

La vereda donde se cometió el atentado está a cinco minutos del corregimiento El Aserrío y este a su vez a una hora del casco urbano de Teorama.

Lea también: Dinamitan este lunes un tramo del oleoducto Caño Limón - Coveñas

“Una vez se conoció el hecho activamos el plan de contingencia con los organismos de socorro y el Comité de Gestión del Riesgo, por tanto la cantidad de gases generaron riesgo de convertirse en llamas y causar una tragedia mayor”, dijo el alcalde de Teorama, Jesús Leid Montagut Montejo.

De acuerdo con el funcionario no se generó afectación a acueductos locales, pero sí a cultivos de yuca, plátano y cacao que tienen los campesinos a la orilla de las dos quebradas y del río Catatumbo.

El defensor regional del pueblo, Nelson Arévalo y el personero de Teorama, Ever Pallares Baene, manifestaron que desde las entidades a su cargo están haciendo monitoreo de la situación para brindar atención a las familias que salgan de sus predios para evitar complicaciones de salud.

Pallares precisó que los habitantes del corregimiento La Cecilia y veredas cercanas se abastecen del río Catatumbo.

Plan de contingencia

Para evitar que el crudo siguiera contaminando el río Catatumbo y con ello afectando a las especies de fauna y de flora que dependen del afluente para sobrevivir, Ecopetrol habilitó una barrera de contención en el corregimiento La Gabarra (Tibú).

De acuerdo con información de la empresa petrolera, se unieron esfuerzos con los Consejos de Gestión del Riesgo de Desastres de Norte de Santander y de Teorama para atender la emergencia.

Lea también:: Ecopetrol dejó de producir 10.000 barriles diarios

Así mismo, la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), envió a técnicos a la zona para verificar en el terreno los efectos causados a los ecosistemas.

Hoy, la autoridad ambiental dará a conocer un informe preliminar de la emergencia en Teorama.

El hidrólogo Gustavo Carrillo, docente de la Universidad Francisco de Paula Santander, manifestó que la mancha de petróleo causa un grave efecto sobre el ecosistema al producir la muerte inmediata de flora y de fauna y el rompimiento de las cadenas ecosistémicas. “Afecta el desarrollo de larvas y alevinos de diferentes especies”.  

A los habitantes de las zonas afectadas por la acumulación de gases en el ambiente, Ecopetrol les hizo un llamado para que se abstengan de generar llamas, por el riesgo de incendios.

Atentados 

El último atentado al oleoducto Caño Limón-Coveñas este año, se presentó el 27 de abril en el corregimiento Guamalito del municipio de El Carmen. La mancha negra cubrió el suelo y las frágiles aguas de las quebradas El Cajón y Cimitarra, en las que se derramaron más de 5.000 barriles.

En 2016, de acuerdo con los registros de Ecopetrol, se hicieron 43 reparaciones al oleoducto y en 2017, van 44.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad