jueves 01 de diciembre de 2022 - 11:15 AM

En Cartagena extranjeros se bajaron del taxi y se les olvidó su bebé

El pasado martes un grupo de extranjeros abordó un taxi desde el sector de Castillogrande hasta el Centro de Convenciones, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad, pero cuando se bajaron del auto, dejaron nada más y nada menos que a su bebé olvidado.

Alfredo Ospina, taxista que hizo el viaje, afirmó que al parecer los turistas iban para una isla. “Eran como ocho personas, como no cabían en el carro, me tocó pedir ayuda a un compañero. Yo llevé en mi carro a la pareja y al bebé. Hasta ese momento todo estaba bien, pero cuando les tocaba bajarse, ellos estaban llenos de bolsos, maletas y motetes. Estaban tan afanados que sacaron todo el equipaje, me pagaron y no se acordaron de haber dejado al bebé en el carro”, explicó para el Universal el taxista.

Como el menor, de aproximadamente 11 meses, estaba profundamente dormido, el conductor no se percató de su presencia y cuando terminó el viaje encendió la radio a todo volumen para seguir recorriendo las calles de Cartagena en busca de más clientes.

Solo a la altura de Bazurto el hombre se dio cuenta de la compañía en la que iba en el carro. “Yo fui a buscar a otros pasajeros y cuando voy por el mercado escucho el llanto. Me asusté, porque estaba todo silencioso y de repente volteo y allí estaba el niñito, dentro de un corral de mano”, contó Ospina a El Universal.

Después de escuchar al niño llorando y de la impresión producida por la situación, el taxista se desplazó hasta el CAI ubicado en Martínez Martelo. El conductor explicó que el menor tenía aspecto de “gringo”, de piel blanca y ojos azules.

También dijo que lo primero que hizo fue entregar el menor a las autoridades porque él también tenía hijos y se imaginaba la preocupación que los padres estaban sintiendo por no saber sobre el paradero del bebé.

Le puede interesar: Desde este jueves habrá restricción para motos y carros en Cuadra Play

En el Centro de Convenciones, la mamá y el padre desesperados tras notar su olvido, no sabían qué hacer, pero finalmente el encuentro entre el bebé, el taxista y la madre se hizo de la forma más rápida posible.

El conductor mandó un mensaje alentador para los visitantes en la ciudad: “Todavía existimos personas buenas, serias y responsables en Cartagena”.

En la imagen Alfredo Ospina, taxista que hizo el viaje y devolvió el bebé.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad