miércoles 18 de mayo de 2022 - 8:15 AM

En Colombia han asesinado a 46 mujeres trans entre 2021 y 2022

En 2022 se han registrado nueve asesinatos de mujeres transgénero. La comunidad Lgtbiq+ reporta altos índices de violencia económica, física y sexual, según Defensoría.

El cuerpo de Mariana Jaramillo fue encontrado en una zona boscosa de Cali cuando completaba dos días desaparecida. El 26 de abril de 2022 esa activista de la comunidad Lgtbiq+ se convirtió en la mujer transgénero número nueve en ser asesinada este año en hechos relacionados con su preferencia sexual. Su dictamen, como lo recuerdan dos de sus amigas, fue lo más doloroso: murió por múltiples heridas con arma blanca y golpes contundentes que la dejaron sin respiración.

Como ella, la Defensoría del Pueblo estima que han sido asesinadas otras 45 personas trans durante 2021 y lo que va de 2022. Dicha cifra, que además es la más alarmante de los últimos cinco años, se traduce en un promedio de 2,8 muertes violentas cada mes contra esa población vulnerable.

“Y eso sin contar con el subregistro que manejamos las organizaciones civiles y la Defensoría misma, pues es difícil llevar un recuento detallado de esas muertes y discriminarlas hacia mujeres y hombres trans”, asegura Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo, una ONG que vela por los derechos de las comunidades diversas y que contabiliza de manera independiente las muertes y violencias contra esa población.

Según Castañeda, la mayoría de víctimas de estos delitos comparten por lo menos tres cosas en común: que mueren asesinadas por arma blanca y con evidentes actos de sevicia, que al momento de denunciar ellas o sus familiares son revictimizadas y cuestionadas por su identidad sexual, y que sus casos no avanzan en la Fiscalía para entender por qué sucedieron y cómo pudieron haberse evitado.

Sobre lo segundo, es la misma Defensoría del pueblo la que reconoce que hay un déficit en las instituciones del Estado y las privadas para atender los requerimientos especiales de los hombres y mujeres trans que exigen ser tratados con respeto y de acuerdo a sus preferencias.

Solo en los primeros cuatro meses del año la comunidad Lgtbiq+ ha denunciado ante el ente defensor alrededor de 500 violencias de todo tipo. De ellas, hay 59 contra instituciones, 18 contra centros carcelarios, 34 perpetradas en espacio público y 28 de presunta violencia policial contra la población diversa.

“Lo grave ahí es que muchas de ellas llegan a denunciar y les preguntan que qué estaban haciendo tan tarde en la calle, que por qué no tomaron las precauciones suficientes, entre otra cantidad de justificaciones al delito. Eso las revictimiza de nuevo y hace que teman demandar”, dice Castañeda.

35 asesinatos solo en 2021

La problemática cobra una dimensión mayor si se toma en cuenta que las cifras de asesinatos contra mujeres trans vienen en ascenso. Aun en medio de las etapas más restrictivas de la pandemia, el país reportó un total de 32 mujeres transgénero asesinadas. Un año después esa cifra escaló aún más, posicionándose en 35 asesinatos contra ellas en el consolidado de 2021.

Respecto a este año en curso, el Observatorio de Caribe Afirmativo estima que la cifra seguirá aumentando, pues el segundo semestre del año suele ser el más violento para esas poblaciones y, aun así, estos primeros cuatro meses ya están reportando cifras en rojo.

Laura, una mujer trans y lesbiana que habita en el Valle de Aburrá, asegura que ella y sus amigas salen con miedo. “Andar las calles de Medellín y Antioquia da mucho más pavor no solo por las cifras del país, sino porque acá hay casos puntuales que muestran una persecución contra nosotras y nosotros. Con alguien que me mire a los ojos por más de tres minutos me muero del miedo, pienso que me va a agredir”, dice ella.

Para el caso de la capital antioqueña una serie de asesinatos con el mismo patrón ha preocupado a la comunidad y a las autoridades por el riesgo de que sea un asesino en serie ensañado contra esas comunidades. De hecho, para abril de 2022, El Colombiano publicó un reportaje donde exponía esa alarma y relataba el mismo modus operandi para al menos cuatro de los siete asesinatos contra LGTBIQ+ que había en ese momento.

A nivel nacional los departamentos más afectados por violencias físicas y psicológicas son Norte de Santander, con 33 casos; Bogotá y Chocó, con 27 casos cada uno y Valle del Cauca, con 21 casos.

“Es nuestro derecho salir sin miedo, sin miradas acosadoras, sin restricciones a nuestra personalidad y nuestra forma de ser. Yo solo espero que la gente entienda eso y que las autoridades lo hagan valer”, concluyó Laura.

El caso más reciente

A propósito de la conmemoración del Día Mundial contra la homofobia y la transfobia, este martes se conoció el caso de Valery Parra, quien denunció que un maestro del Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje) se negó a llamarla como “ella” e insistió en hablarle de él. Ante los hechos, Valery, que es una mujer transgénero, le reprochó a la institución y le recordó que tiene la obligación, por mandato de la Corte Constitucional, de referirse a ella con el pronombre que elija. El Sena, por su parte, aseguró que le pedirá disculpas públicas y que educará a sus empleados para que se refieran a las mujeres y los hombres trans como ellas y ellos prefieran.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad