lunes 10 de agosto de 2020 - 9:50 AM

“En educación uno no puede privilegiar una inversión”

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, presentó un balance de los dos primeros años del gobierno del presidente Iván Duque, en los que resaltó las medidas que se han venido tomando en el sector en medio de la pandemia.
Escuchar este artículo

Entre otros puntos, la titular de la cartera de educación también destacó que se ha venido trabajando en aspectos de equidad desde la primera infancia hasta la educación superior, así como en el avance del programa de alimentación escolar y las obras de infraestructura a nivel nacional.

Entre los retos que tendrá el sector para los próximos dos años de gobierno, la ministra explicó que el mayor será poder dar continuidad al sistema educativo en los distintos formatos y los distintos medios en el marco de la evolución de la pandemia de la COVID-19.

¿Cuál es el balance que hace de los dos primeros años del gobierno del presidente Iván Duque en el sector?

Hemos avanzado en rutas de acceso al sistema educativo, donde tenemos 1,5 billones de niños en primera infancia atendidos. En cuanto a la jornada única, meta también del presidente Duque desde campaña, hemos logrado pasar del 12% al 16%, lo que ha venido también acompañado de un programa de doble titulación, donde 142.000 jóvenes se graduaron en diciembre y serán 300.000 más los que tendremos al finalizar el año. Dentro de este balance también tenemos Generación E, un programa que es muy valorado en este momento en el país, donde al final del año serán 168.000 jóvenes con esta oportunidad.

Uno de los principales retos que usted se planteaba al inicio de esta administración, y que ha sido una de las políticas del gobierno, era el tema de la equidad, por los rezagos y las disparidades que existían. ¿Qué tanto se ha podido avanzar en este aspecto?

La forma de avizorar cómo hemos traducido la importancia de la equidad tiene que ver específicamente con el proyecto de educación rural y con la cobertura de los programas en las distintas zonas del país. Este proyecto, que ya está en marcha, contiene mejoramientos en infraestructura, dotaciones, formación de maestros, acompañamiento a normales y nuevas oportunidades de educación superior. Se busca llegar a todos los municipios PDET, con ello no solo dar cuenta de los circunscrito en los acuerdos de paz, sino generar las condiciones en estos municipios y en estas regiones que mejoren los indicadores de equidad, es decir, que se traduzcan en oportunidades en todos los niveles de formación.

Lea también: Alcaldesa Claudia López informó que no continuará con cuarentena en las localidades de Bogotá

Otro programa que nos deja ver cómo estamos trabajando con prioridad la equidad, es justamente Generación E, que se suma al programa de educación rural, porque hoy cubre el 97 % de los municipios del país. Sabemos que tenemos que llegar al 100 % y seguimos trabajando en ello con estrategias. Al igual, en alimentación escolar el énfasis que ha dado el sector rural es de un PAE que genere compras públicas en mercados locales, pero que cumple con requerimientos nutricionales.

A este Gobierno le tocó un tema que no estaba en los planes de nadie y que, sin duda, marcará un antes y un después en materia de recursos, de equidad, entre otros. ¿Cómo han venido enfrentado el reto de la educación en medio de la COVID-19?

Esto es una coyuntura para la que nadie en el mundo está preparada, pero que desde el sector, con el liderazgo del presidente, ha venido acompañada de decisiones oportunas y responsables. Me refiero a que con tan solo 54 casos identificados, se tomó la decisión de que el sector educativo, en todos sus niveles de formación, estuviera en casa y ha hecho todos los esfuerzos para poner a disposición distintas plataformas de apoyos.

Se creó Aprender Digital, con más de 80.000 contenidos; Televisión, más de 1.200 emisoras comunitarias, la alianza con RTVC, a lo cual se sumaron recursos que superan los 300.000 millones de pesos para los fondos educativos y también para sumar al programa de alimentación escolar, porque recordemos que en esta emergencia emitimos los decretos necesarios para tener PAE en casa, que hoy cubre las 96 secretarias del país. Igualmente, se flexibilizó el calendario escolar, para que cada Secretaría de educación vaya haciendo los ajustes que garanticen la continuidad del servicio.

¿Y en materia financiera para los apoyos a los estudiantes, padres de familia y las propias instituciones?

Se creó el Fondo Solidario por la Educación, entendiendo que además de dar cuenta de la continuidad del proceso educativo, teníamos que generar las condiciones para que las familias y los jóvenes tuvieran los apoyos financieros para permanecer. Allí hay cuatro líneas que buscan apoyar a los padres de familia de estudiantes de jardines y colegios, una línea de educación para el trabajo y el desarrollo humano, para los estudiantes que están en este tipo de formación; el apoyo a la universidad pública, que se ha materializado en el programa de Generación E, con una inversión de 935.000 millones de pesos para acompañar este semestre y lograr descuentos superiores al 60 % del valor de la matrícula y en algunas regiones al 100 %.

Lea también: 367 contagios y 14 fallecidos por Coronavirus confirmó este domingo Minsalud en Santander

Además, en junio emitimos los lineamientos que le permiten al sector irse preparando para el momento donde haya que hacer una transición de la educación en casa a una presencialidad con alternancia, porque era importante ponerlo sobre la mesa con muchos meses de antelación, para poder contar con los recursos de apoyo para hacer las compras de los protocolos.

Muchas personas criticaron en su momento el anuncio que se hizo sobre el regreso de los colegios privados a la alternancia a partir de agosto. Llegó la fecha y a penas estamos llegando al pico del virus. ¿Qué va a pasar con esto?

El concepto de alternancia es el concepto usado en todo el mundo para poder reactivar sistemas educativos en el marco del Covid-19. Obviamente esto depende de que se den cuatro variables: cómo evoluciona la pandemia, los recursos para hacer las adquisiciones para contar con los protocolos, las decisiones de la comunidad educativa y la implementación. Lo anunciamos precisamente desde julio, justamente previendo que es una decisión que hay que ir socializando, explicándola a todos los miembros de la comunidad educativa, porque esta pandemia genera muchos temores sobre la vida, entonces tenemos que seguir en esa pedagogía, dejando ver que este proceso de presencialidad con alternancia es viable cuando están dadas las condiciones.

Se ha pensando en terminar el año escolar bajo la modalidad educación en casa o ¿se están buscando fórmulas para que los estudiantes regresen a las aulas en el modelo de alternancia?

Acorde con la evolución de la pandemia, cada entidad territorial decidirá el momento de transitar de la modalidad en casa a una modalidad con alternancia. Justamente, por el momento de la evolución de la pandemia, vemos que se continúa en educación en casa y que en algunas entidades territoriales, como municipios no covid o de baja afectación, ya se están estructurando lo que podríamos denominar pilotos, para en el momento dado iniciar con un proceso de alternancia. Sin embargo, esto no quiere decir que no nos estemos preparando, ya giramos más de 92.000 millones de pesos a las Secretarías de Educación para la adquisición de los elementos que son necesarios para realizar los protocolos y venimos acompañando a 30 secretarías que han identificado posibles piloto. Cuando hablamos de agosto, no era que fuera una fecha de inicio, sino una fecha referente para tener diagnósticos y ya haber girado los primeros recursos, para el momento en que haya un cambio en la evolución de la pandemia que permita contemplar la presencialidad con alternancia.

¿Cuáles son los retos que vienen para los dos últimos años de gobierno, que deben venir mucho más cargados, teniendo en cuenta la situación de la pandemia?

El primer reto es poder dar continuidad al sistema educativo en los distintos formatos y los distintos medios, que en el marco de la evolución de la pandemia nos permita llegar a todas las regiones. Sabemos que con el impacto de la pandemia tenemos que estar muy atentos a generar las medidas para reducir la deserción, a generar las medidas para identificar cuáles son estas brechas de aprendizaje, porque claramente se van a generar, pues tenemos un modelo con condiciones distintas en lo rural y lo urbano y tenemos que estar muy pendientes desde cómo poder apoyar ese desarrollo integral y de los jóvenes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad