jueves 25 de agosto de 2016 - 12:01 AM

‘En manos de ustedes está la paz’: Santos

Tras cuatro años de negociaciones, el Gobierno y las Farc llegaron al final de los diálogos de paz.

Después de más de 50 años de conflicto armado con las Farc, Colombia conoció anoche una decisión histórica: El Gobierno y la guerrilla alcanzaron el Acuerdo Final de Paz.

El país comienza un nuevo capítulo, en el que se acerca más a cumplir el derecho de todos los colombianos consignado en la Constitución Política: la paz.

Desde La Habana, Cuba, las delegaciones encabezadas por Humberto de la Calle, por parte del Gobierno, y el insurgente ‘Iván Márquez’, por parte de las Farc, firmaron el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, en el que se encierran los seis principales puntos pactados durante los cuatro años de negociaciones (ver lista).

Tras la importante firma en Cuba, el presidente, Juan Manuel Santos, celebró el hecho desde la Casa de Nariño, donde habló al país y explicó en qué consiste el acuerdo; además puso fecha al Plebiscito por la Paz, el cual se realizará el domingo, 2 de octubre, y dejó en manos de los colombianos la salida al conflicto. “Es una oportunidad única e histórica –¡será la votación más importante de nuestras vidas!– para dejar atrás este conflicto (...) La decisión, colombianos, está en sus manos”, dijo Santos.

El Mandatario dio a conocer los cinco grandes puntos en que consiste el acuerdo:

Habrá un cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, lo que implica que se acaban todos los ataques y amenazas a la población.

Las Farc entregarán sus armas a las Naciones Unidas, mediante un cronograma ya anunciado, en un plazo de seis meses.

Todo esto será verificado y monitoreado por una comisión de las Naciones Unidas.

Lo anterior significa que las Farc dejan de existir y se convertirán en un movimiento político sin armas, explicó el presidente Santos.

Santos afirmó que protegerán los derechos de las víctimas: justicia, verdad, reparación y no repetición.

Para ello habrá una Justicia Especial para la Paz, con un Tribunal conformado por magistrados independientes de las más altas calidades, que será aplicada también, en forma diferenciada, a los miembros de la fuerza pública y a civiles que hayan cometido delitos relacionados con el conflicto.

Ellos serán investigados, juzgados y sancionados con varios años de restricción efectiva de su libertad. Además, tendrán que decir la verdad y contribuir a reparar a las víctimas. Si no lo hacen, irán a la cárcel hasta por 20 años.

Se acordó un plan de inversión para el campo y para los campesinos de Colombia, que ayude a superar la pobreza, la desigualdad y la violencia. “Los desplazados podrán por fin volver a sus hogares con tranquilidad”, dijo Santos.

Habrá programas de desarrollo para las zonas más golpeadas por el conflicto; un plan masivo de formalización de la tierra, y se creará un Fondo de Tierras para distribuirlas de forma justa a quienes la guerra les quitó todo.

Para que la paz sea duradera, debemos garantizar que los alzados en armas se reincorporen a la vida civil y legal de nuestro país”, dijo el Presidente. Los antiguos miembros de las Farc, ya sin armas, podrán acceder a la vida política del país, en democracia. Deberán, como cualquier otra organización partidista, convencer con propuestas y argumentos a los ciudadanos para ser elegidos.

Tendrán unos voceros en el Congreso, con voz pero sin voto, para discutir exclusivamente la implementación de los acuerdos hasta el 2018.

A partir de ese año participarán en las elecciones con una representación mínima asegurada por dos períodos, si no logran el umbral.

El Acuerdo nos permitirá atacar de manera más eficaz el narcotráfico, que ha alimentado el conflicto durante tantos años”, afirmó Santos.

Las Farc se comprometen a romper cualquier vínculo que hayan tenido con el narcotráfico y a colaborar, con acciones concretas, en la solución de este problema.

Se pondrá en marcha un Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos, que se construirá con las comunidades, y se fortalecerán la lucha contra las finanzas ilícitas, así como los programas de salud pública para enfrentar el consumo. También se incrementarán las acciones contra el microtráfico.

Acuerdos alcanzados en La Habana

1 Reforma Rural Integral.

2 Participación Política de la guerrilla.

3 Cese al fuego bilateral y dejación de armas (fin del conflicto).

4 Solución al Problema de las Drogas Ilícitas.

5 Acuerdo sobre víctimas.

6 Acuerdo mecanismo de implementación y verificación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad