lunes 14 de enero de 2013 - 6:00 PM

Esta semana será clave para el proyecto turístico en el Tayrona

Esta semana será definitiva para la suerte del proyecto turístico Los Ciruelos, en predios del Parque Nacional Tayrona.
Compartir

Por un lado, el presidente Juan Manuel Santos insiste en que su Gobierno no permitirá la construcción de ningún complejo turístico en esa reserva natural. A lo cual se suma el Superintendente Nacional de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, quien dio la orden de bloquear todos los folios de los terrenos. Es decir, que los particulares que figuran como propietarios de tierras no podrán realizar ningún tipo de transacción comercial con ellos. 

A su turno, el Ministerio del Interior revisa la vigencia del certificado de permanencia indígena en la zona del proyecto para decidir si lo mantiene o lo revoca para defender a las comunidades nativas que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta. 

En la otra orilla están los empresarios privados que dicen tener permiso legal para construir 12 cabañas, y quienes anunciaron que comenzarán “ya mismo” las obras, y que esperan que el Gobierno “respete la licencia” que tienen desde el año pasado. 

La polémica ha estado atizada por los constantes trinos del presiente Santos y de su antecesor, Álvaro Uribe Vélez, quienes se culpan mutuamente de conceder licencias de construcción de proyectos turísticos en esa parte del país, sin el lleno de os requisitos legales. 

LA HISTORIA 

La historia del proyecto ha estado llena de polémicas. En marzo de 2009 la Agencia Nacional de Licencias Ambientales -Anla-, entidad adscrita el Ministerio del Medio Ambiente, le otorgó licencia ambiental al propietario de las tierras, Julio Sánchez Sierra. 

Sin embargo, Sierra después cedió los derechos de explotación a la empresa Reserva Los Ciruelos, pero en diciembre de 2001 la Anla suspendió la licencia tras detectar la afectación del ecosistema. 

A finales del año pasado, esa misma dependencia levantó la suspensión al consorcio Reserva Los Ciruelos S.A.S. al considerar que la empresa realizó lo correctivos ambientales del caso. 

Fue entonces cuando, la semana pasada, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Gabriel Uribe, le pidió un concepto jurídico a la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales para defender el ecosistema de bosque seco tropical existente en el área autorizada para adelantar el proyecto. 

Luego vinieron los enfrentamientos en Twitter entre Santos y Uribe. 

‘NI SE COMPRA NI SE VENDE’ 

En la polémica entró a terciar la Superintendencia de Notariado y Registro, organismo que realizó un estudio sobre los títulos de propiedad de 293 predios ubicados en el parque Tayrona. 

El organismo de control encontró que el 70% de esos títulos de propiedad están en manos de particulares y de ellos 35 por ciento habrían sido adquiridos de manera irregular. 

Es decir, están en duda más de 5.000 de las 15.117 hectáreas de tierra que comprenden esa reserva natural, ubicada en cercanías a Santa Marta. 

Por ello, el Superintendente de Notariado, Jorge Enrique Vélez, ordenó bloquear todos los folios de esa reserva natural. 

“Todos los folios del Parque Nacional Tayrona están bloqueados en su totalidad, o sea que no puede haber ningún tipo de transacción con ellos. El registrador de Santa Marta rechazará cualquier folio (de compra o venta) que le llegue”, le dijo a Colprensa Vélez. 

El funcionario explicó que la única entidad autorizada legalmente para comprar esos terrenos es la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales. 

Vélez advirtió que se está revisando la propiedad de las 400 hectáreas de tierra, hoy en poder del particular Julio Sánchez Sierra, y que incluso estas podrían ser expropiadas por vía administrativa, previa indemnización a sus dueños. 

“Parques Nacionales ha dicho muy claramente que allá no se va a construir ningún hotel. Desde ese punto de vista, el proyecto no hay ninguna viabilidad”, agregó Vélez a Colprensa. 

COMENZARÁN LAS OBRAS 

Pero mientras se define la suerte jurídica de los terrenos, los empresarios insisten en que construirán el proyecto ecoturístico, que consta de doce cabañas, una zona de camping y dos muelles de acceso. 

“Vamos a empezar a construir ya mismo, eso se demora un año. La construcción es muy sofisticada precisamente para preservar las condiciones ambientales”, aseguró Ramón Jimeno, vocero de los inversionistas. 

Esta semana se espera un pronunciamiento de fondo del Gobierno Nacional frente a la suerte del proyecto. 

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad