miércoles 09 de marzo de 2022 - 3:20 PM

Estamos tomando decisiones sobre otras 12 EPS que no mejoran: Supersalud

El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, está empeñado en sacar del sistema de salud a las EPS que no garantizan un adecuado servicio. Con Medimás, ya son 13 las empresas prestadoras de salud liquidadas en su administración por presentar deterioro crítico de los indicadores asistenciales, administrativos y financieros.

En conversación, el Superintendente señaló que detrás de la decisión de acabar con Medimás, que implica pérdidas de empleos y recursos, prevalece el derecho a la vida y la salud de 1.5 millones de colombianos que todavía son usuarios de esta EPS y partir del 14 de marzo pasarán a otras EPS.

También señaló que actualmente está vigilando a 12 EPS más con los peores indicadores actuales en la prestación del servicio de salud.

¿No había una medida menos drástica que evitará la liquidación de Medimás?

No teníamos otra alternativa. Está en una EPS a la que se le dieron todas las oportunidades, en la que agotamos prácticamente todo nuestro catálogo de sanciones y de medidas. Llevaba cuatro años y medio en medida de vigilancia especial. Ya le habíamos hecho nueve prórrogas, le habíamos reiterado en cada prórroga órdenes e instrucciones que nunca cumplió. No nos hizo caso con ponerse al día con la red de prestación de servicios tanto pública como privada, nunca capitalizaron, no hubo reducción de las PQRS por tasa. Entonces la única decisión que teníamos era una decisión de fondo.

Puede leer: Contraloría investiga a Medimás por manejo irregular de más de $385 mil millones

¿En cuál región es más preocupante la mala atención de Medimás a los usuarios?

Generalmente los principales departamentos donde ellos estaban eran el Eje Cafetero, Huila, Tolima, Norte de Santander y los Llanos. Dónde más preocupados estábamos puede ser Bogotá, Norte de Santander y Eje Cafetero donde tienen concentrada su población. Esos son los departamentos que más se van a impactar por nuestras decisiones.

Tras la medida de liquidación de Medimás una preocupación es el futuro de los trabajadores...

Yo entiendo perfectamente que las decisiones de nosotros tienen un impacto grande. A nosotros también nos angustia tener que tomar estas decisiones pero detrás del impacto que hay con los trabajadores, está la vida de 1.5 millones de colombianos que dependen de ellos. Aquí los responsables de lo que está pasando con la red, de lo que está pasando con los trabajadores son directamente los compradores. Uno no puede culpar sino directamente los que hicieron este negocio, a los que se comprometieron con el país, que son los 12 comprados jurídicos que compraron a Medimás.

Con Medimás, ya son 13 las EPS liquidadas en su administración, ¿la pandemia pudo haber sido un factor que afectó los indicadores financieros de estas EPS?

Al contrario. Hemos podido evidenciar que con algunas de esas malas EPS la pandemia antes lo favoreció. Primero por el aislamiento que se había hecho de la población. Lo que vemos en los indicadores de siniestralidad es que al disminuir la presencia de usuarios en las clínicas de la red pues antes benefició. Pero una vez empezó a abrirse la red y los usuarios a visitarlas, se volvieron a disparar las peticiones, las quejas y los reclamos de las más malas EPS del país, es decir, recuperaron el camino que traían hacia el declive con una resultados prácticamente desastrosos. Esa es la radiografía que hoy mostramos con esta EPS que tuvimos que liquidar.

¿Entonces cuáles pueden ser las razones por la que Medimás no se pudo recuperar?

Entre muchas, por ejemplo está EPS no cumplió con su modelo de salud. No cumplió con el modelo que había propuesto financiero y tampoco cumplió con el modelo de gobierno corporativo. Entonces puede haber malas administraciones y por eso, yo siempre digo, el problema que tiene Colombia no es del modelo, no es del sistema. Tenemos un problema de actores. Esta gente había propuesto en un plan de reorganización institucional unos supuestos que no cumplieron, unas capitalizaciones, un crecimiento de usuarios, unas utilidades anuales pero hicieron todo lo contrario. Decrecieron en usuarios, decrecieron en utilidades, aumentaron las deudas, nunca tuvieron una metodología para manejar sus reservas técnicas, no cumplieron con los indicadores financieros, no tenían un modelo de salud que les permitiera trabajar con idoneidad y tampoco tienen buenas prácticas.

¿Reducir la oferta de EPS pondría en peligro el servicio de salud del país?

Sería un peligro si las receptoras no tuvieran las capacidades, no tuvieran la red, la fortalezas, los indicadores financieros. Al contrario, el peligro era mantener 45 EPS, más de la mitad de ellas malas, que no ven como la salud como un derecho fundamental deteriorando los indicadores fuertemente, incumpliendo la entrega de medicamentos, incumpliendo con su red, negando los servicios. Eso sí es un peligro. Por eso nosotros estamos aquí cumpliendo un compromiso y una promesa que le hizo el presidente al país, de dejar un sistema de salud con EPS fortalecidas pero depurando las que no nos han servido. Cada año que pasa aumentaban el deterioro. Estas EPS que no le están cumpliendo al país hay que ser hay que sacarlas y no importa si hay que fortalecer a las otras.

¿Qué tan fortalecidas están las EPS receptoras?

Los usuarios se trasladan también con la UPC (Unidad de pago por capitación). Las EPS que son receptoras hoy tienen el margen de solvencia, tiene los indicadores financieros para poder atender la población. Puede que tengamos un impacto económico cuando se hace el traslado porque los pacientes pueden venir con problemas de atención, pueden venir enfermos, pueden venir con algunas represas y eso tiene un impacto financiero pero ya lo hemos solventado para cerca de ocho millones de colombianos. Con este 1.5 millón de usuarios no va a haber ninguna afectación.

¿Hay crisis en la salud? ¿Cuál es el diagnóstico actual del sistema?

Todas las EPS tienen un comportamiento distinto. Hay unas que están en medida de vigilancia, unas de esas que están en medida de vigilancia mejoran, otras se les ve el esfuerzo, no han mejorado pero no se deterioran. Otra sí está empeorando al aumentar el deterioro de sus indicadores y sobre esas es que estamos tomando las decisiones.

¿Cuántas EPS están empeorando?

Todavía tengo 12 que no presentan síntomas de mejora, algunas de ellas peor que otras. Tenemos en este momento en medida de vigilancia especial a 12 EPS.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad