sábado 13 de julio de 2019 - 11:40 AM

Exguerrilleros de las Farc reman por la paz en los ríos de Colombia

Las agitadas aguas del río Pato, que por más de 50 años vieron navegar a los actores del conflicto armado colombiano en el sur del país, hoy son testigo del renacer de exguerrilleros de las Farc que decidieron entregar las armas y empuñar un remo para evitar que naufrague la paz.

Rodeados del verde de las imponentes montañas del departamento de Caquetá y armados de chaleco salvavidas, casco y remo, cinco excombatientes y tres pobladores de la zona, entre ellos una mujer, conformaron el equipo de balsismo “Remando por la Paz”, que representó en mayo pasado a Colombia en el Campeonato Mundial de Rafting.

En el río Tully, de Australia, uno de los más peligrosos del mundo, ese grupo de novatos se enfrentó por primera vez al reto de dejar en alto el tricolor nacional, una experiencia que cuentan orgullosos en Bogotá, donde participan en la XXII Feria del Campo Colombiano-Agroexpo.

“El viaje fue emocionante porque llegamos con miedo a lo desconocido, pero para nosotros más que competir lo importante era llevar un mensaje de paz desde Colombia y por eso podemos decir que ganamos”, dijo a Efe el exguerrillero Hermides Linares.

A sus 42 años, Linares jamás pensó que como miembro de las Farc fuera posible salir del país legalmente y menos ser recibido con aplausos por deportistas extranjeros que, a más de 14.000 kilómetros del río Pato, valoraron el esfuerzo de los colombianos que para sorpresa de todos ocuparon el puesto 13 entre 40 experimentados equipos de 30 países.

Ese día, Linares, que militó por 27 años en la temida columna móvil Teófilo Forero, al mando de Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, hoy prófugo de la Justicia, entendió que las promesas de la paz sí se pueden hacer realidad.

Por ello, actualmente unos 17 exguerrilleros de los 300 que luego de firmar la paz con el Gobierno en 2016 se instalaron en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de la aldea de Miravalle, en jurisdicción de San Vicente del Caguán, que hace parte de Caquetá, trabajan para hacer el Primer Campeonato Nacional de Ratfing.

En la cita deportiva, que tendrá lugar a finales de septiembre en el río Pato, la cooperativa de la antigua guerrilla, denominada Economías Sociales del Común (Ecomún) y la empresa Caguán Expeditions, de la que hacen parte los miembros de “Remando por la Paz”, esperan contar con la asistencia de al menos 18 equipos.

La intención no es otra sino que “el rafting sea más conocido en el país y con ello difundir la paz aprovechando el hecho de que el deporte une a la gente”, sostuvo Linares.

La ilusión les hace pensar igualmente que la Federación Internacional de Rafting cumplirá la promesa que les hizo en Australia de convertir a Miravalle en la sede del encuentro mundial en 2023.

Sin embargo, los exguerrilleros saben que el camino de la reincorporación a la sociedad no es fácil.

Para poner en marcha su iniciativa les sirvió haber navegado cientos de veces por el río Pato durante la época más cruenta del conflicto.

Por esas aguas que ahora parecen tranquilas se movió a sus anchas el fundador de las Farc, Pedro Antonio Marín, alias “Tirofijo”.

Fue tal la importancia estratégica de ese río para los alzados en armas que incluso el Ejército lo bombardeó en 1965 para evitar que la zona siguiera consolidándose como una “república independiente”.

Por ello, para Linares resultó sorprendente la idea de conformar una empresa como Caguán Expeditions, que se enfoca en el turismo de aventura y naturaleza, y más aún que policías, soldados y colombianos del común que antes evitaban ir a esa parte del país por miedo a ser secuestrados, ahora vayan cada vez con más frecuencia a remar junto a ellos.

“Esta experiencia nos ha fortalecido y hecho entender que en el pasado quedó la guerra porque ahora lo que queremos es proyectarnos hacia el futuro aprovechando la capacitación que recibimos del Gobierno y la ONU para ser empresarios y deportistas”, dijo Linares.

Además, el río también les ha enseñado que por más bravas que sean las aguas deben seguir firmes en el compromiso de remar juntos para evitar que el remolino del conflicto les hunda la balsa de la paz.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad