martes 28 de septiembre de 2021 - 8:30 AM

Francisco Santos reconoció que trató de interceder en el contrato de MinTic

El exembajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, reconoció que llamó a la entonces ministra de las TIC, Karen Abudinen, para interceder por la firma norteamericana Hughes para que le entregaran el contrato de conectividad rural con la Unión Temporal Centros Poblados que finalmente fue caducado.
Escuchar este artículo

Según Santos, la comunicación con Abudinen no fue clandestina y hacia parte de sus funciones como embajador ya que, asegura, los embajadores deben garantizar que a las empresas americanas no las saquen por cualquier motivo y se debe permitir que compitan.

En esa línea, el exembajador aseguró en la emisora Blu Radio que su llamada con Abudinen no fue para que el contrato fuera cedido a la compañía estadounidense, sino para que “los tuvieran en cuenta para lo que iba a pasar después”.

Lea también: Corte asume investigación contra dos congresistas por escándalo en MinTIC

Además, Santos explicó que conoce a Hughes desde 1996 y planteó que se trata de un “jugador grande” del negocio de las telecomunicaciones, por lo que aseguró que les informó sobre la licitación, pero su propuesta no prosperó y fue superada por la de Centros Poblados, firma que se quedó con el contrato.

El exfuncionario salió a dar esta explicación después de la polémica revelación hecha por la exministra de las TIC el pasado lunes, en la que aseguró que el senador Armando Benedetti la llamó para pedirle que cediera el contrato en lugar de caducarlo, versión que el congresista aseguró que es falsa.

En diálogo con El Colombiano, el abogado de la exministra, Jaime Lombana, aseguró que pedir o recomendar la cesión de ese contrato era un acto ilícito porque no se podía ceder un contrato fruto de un ilícito comprobado como el de la falsedad de las garantías bancarias presentadas por Centros Poblados.

“La cesión era un imposible jurídico, la cesión hubiese sido un delito. Por eso la única salida viable desde el punto de vista procesal y probatorio era la caducidad. La mayor prueba de honestidad y transparencia de la ministra es la declaratoria de la caducidad”, planteó Lombana.

En ese contexto, Santos apuntó que no tiene contrato alguno con Hughes ni buscaba la cesión del contrato por $1,07 billones que fue incumplido por Centros Poblado y aseguró que su llamada a Abudinen fue hecha por que le “preocupa el país, los niños y la ejecución del contrato”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad