domingo 30 de noviembre de 2014 - 12:00 PM

General Alzate y sus acompañantes llegaron a Rionegro, Antioquia

El Ministerio de Defensa confirmó que los tres liberados llegaron a una unidad militar después que fueran liberados, esta mañana, por parte del frente 34 de las Farc.
Escuchar este artículo

“General Alzate, cabo Rodríguez y Abogada Urrego llegan a unidad militar. Están en libertad”, indicó el Ministerio de Defensa desde su cuenta de Twitter.

Los liberados aterrizaron en Medellín, allí abordarían una aeronave militar que los llevará hasta Bogotá, según versiones extraoficiales.

Y es que esta noticia se produjo, a través del presidente Juan Manuel Santos, quien confirmó que el general Rubén Alzate Mora, comandante de la Fuerza Tarea Conjunta Titán, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez, fueron dejados en libertad. El operativo se dio en una zona del Medio Atrato chocoano.

El secretario de Gobierno de Antioquia, Santiago Londoño, informó que el general Alzate se encuentra en buen estado de salud.

Según el jefe de la delegación de las Farc, “Iván Márquez”, Alzate y sus dos acompañantes fueron dejados en libertad a las 8:00 de la mañana en el caserío de Vegáez cerca al río Arquía, en el Medio Atrato.

“Fueron entregados (por el Bloque Iván Ríos) a la Cruz Roja y garantes de Cuba y Noruega en medio de unas condiciones meteoreológicas muy difíciles”, aseguró Márquez.

Márquez agregó que “Pastor Alape” viajó desde La Habana hasta las selvas del Chocó por orden de “Timochenko” para “garantizar la liberación pronta y sin sobresaltos”.

“Rodeados de la población de la zona fueron entregados personalmente por el comandante ‘Pastor Alape’ a una misión humanitaria representado por Cuba y Noriega”, indicó el jefe de guerrillero.

En la capital del país se les evaluará sus condiciones de salud y se reunirán con sus familias. Claudia Farfán aseguró que ha esperado en oración el regreso de su esposo, el general Alzate.

Tanto Alzate como Urrego y Rodríguez habían sido plagiados el pasado 16 de noviembre en el corregimiento de Las Mercedes, Quibdó, por parte del frente 34 de las Farc.

Las circunstancias en las que el alto mando cayó en manos de la guerrilla no son claras hasta el momento.

Se reanudarían los diálogos

La liberación del general Alzate y sus dos acompañantes fue la condición que puso el presidente Juan Manuel Santos para que sus delegados volvieran a La Habana y se reanudaran los diálogos de paz.

Sin embargo, el máximo jefe de las Farc, alias “Timochenko”, indicó en días pasados que los encuentros en Cuba “no podrán reanudarse así no más”, y dijo que Santos “destruyó la confianza” de la salida negociada al conflicto armado.

“Iván Márquez” desde La Habana indicó que ahora se deben “rediseñar las reglas del juego” para que no se vuelvan a suspender los diálogos y agregó que “los países garantes y el Cicr salvaron el proceso de paz”.

“Tendremos que conversar con el Gobierno nuevamente, es una necesidad, sobre todo después que quitaron del tablero las fichas del ajedrez una labor tan importante como lo es conseguir la paz”, sostuvo Márquez.

Pese a esta discusión, ambas partes reiteraron que se superará el impasse para reactivar los ciclos de conversaciones.

Los negociadores del Gobierno viajarían mañana a Cuba pero están a la espera de la decisión final del Presidente.

“Un general muy a lo social”

El general Rubén Alzate Mora, como comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, es considerado por las autoridades de Chocó como un militar con vocación social. Incluso, desde su llegada a la región en enero del presente año, quiso involucrarse en el trabajo con las comunidades indígenas y afrocolombianas.

Una tarea llamada como de “acción integral”, que Alzate desplegó en este departamento con graves problemas sociales y de orden público.

Y es que en el Chocó hacen presencia los frentes 57, 34 y el Aurelio Rodríguez de las Farc. También los frentes Resistencia Cimarrón y Manuel Hernández “el Boche” del Eln, así como “los Rastrojos” y “los Urabeños”.

¿Desescalamiento del conflicto?

El plagio de dos soldados en Arauca, que ya fueron liberados, como del general Alzate, un civil y un cabo, han llevado a las Farc a insistir en el acuerdo de un cese el fuego bilateral o un desecalamiento del conflicto.

En declraciones a Telesur, “Iván Márquez” trajo de nuevo el tema y habló de la urgencia de un armisticio.

Pero el presidente Juan Manuel Santos, en días pasados en Cartagena, reiteró que su Gobierno solo pactará el fin de las hostilidades cuando se llegue a un acuerdo final con la guerrilla. Según el jefe de Estado “un cese el fuego es un incentivo perverso para que las Farc dilaten el proceso de paz”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad